Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El semáforo COVID-19 federal genera rechazo entre gobernadores

Los mandatarios de Yucatán, Tamaulipas, Coahuila, Michoacán, Guanajuato, Durango, Nuevo León, Jalisco y Colima anunciaron que usarán sus propios criterios para reanudar actividades.
vie 05 junio 2020 06:32 PM
Personal médico del Centro Médico “Lic. Adolfo López Mateos” denunciaron el incremento de contagios por COVID-19 al no contar con el equipo de seguridad necesario para poder seguir atendiendo a los pacientes de Coronavirus.
La estrategia para el desconfinamiento genera conflicto entre la federación y estados.

Los gobernadores de nueve estados rechazaron el semáforo epidemiológico del gobierno federal y anunciaron que llevarán a cabo sus propias reactivaciones económomicas y sociales.

A horas de que se presente el nuevo estatus de los estados, los mandatarios de Yucatán, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Durango, Jalisco, Colima y Guanajuato anunciaron que no se apegarán a lo que ordene la Secretaría de Salud federal.

Publicidad

El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, anunció que el semáforo estatal muestra que la entidad se encuentra en “color naranja”, por lo que el próximo lunes se retomarán más actividades económicas.

Vila Dosal dijo que esta semana sus indicadores locales no coinciden con los de la federación que colocan a Yucatán en “rojo” porque no se encuentra actualizada ni toma en cuenta la ampliación hospitalaria en el Centro de Convenciones Siglo XXI y del Hospital de Valladolid.

“Hemos determinado que las decisiones en Yucatán no sean tomadas desde la Ciudad de México, sino que sean los expertos yucatecos quienes las tomen en el estado, por lo tanto, anunciamos el inicio de la ola uno de nuestra reactivación económica”, sostuvo el gobernador.

En esta primera “ola” de reapertura además de los negocios esenciales, podrán operar, previo registro, la industria de manufactura, servicios inmobiliarios y de alquiler, ventas de comercio al mayoreo, despachos de profesionistas, hoteles parcialmente abiertos, restaurantes solo mediante reservación y al 25% de su capacidad.

Publicidad

Además de comercio al por menor mediante ventanilla para quienes tengan menos de 150 metros cuadrados y para quienes tienen más de 150 metros cuadrados solo podrán tener dentro de su establecimiento un cliente por cada 5 metros cuadrados, estéticas y clínicas de la salud solo con previa cita y hasta un máximo del 25% de su capacidad.

“Este primer paso para abrir gradualmente la ola uno de nuestra economía no debe significar que relajemos las medidas de higiene y prevención… si se disparan los contagios y se satura nuestra capacidad hospitalaria, nos obligaría a dar marcha atrás”, explicó Vila Dosal.

El gobernador mencionó que los ciudadanos se deben concentrar en solo ir a trabajar y a comprar lo más esencial, pues las restricciones a la movilidad se mantendrán por lo que no deberán realizarse reuniones sociales, fiestas o salir a pasear. Además de que el uso de cubrebocas seguirá siendo obligatorio.

Publicidad

Un bloque opositor

A su vez, los mandatarios de Tamaulipas, Coahuila, Michoacán, Guanajuato, Durango, Nuevo León, Jalisco y Colima anunciaron que crearán una estragegia conjunta contra el plan de la federación, que contempla el rechazo al semáforo por lo que se regirán por sus propios indicadores.

Miguel Ángel Riquelme Solís (Coahuila), Jaime Heliódoro Rodríguez (Nuevo León) Francisco García Cabeza de Vaca (Tamaulipas), Silvano Aureoles (Michoacán) José Rosas Aispuro Torres (Durango) Enrique Alfaro (Jalisco), José Ignacio Peralta (Colima) y Diego Sinhué (Guanajuato) señalaron en un pronunciamiento conjunto que por segunda ocasión el estatus del semáforo no les fue presentado con antelación.

"Se había acordado que el semáforo se iba a dar a conocer previamente antes de difundirlo. Este acuerdo no ha sido cumplido con la federación, por lo tanto los estados seguimos regulándonos por semáforos locales en la estrategia regional que hemos denominado 'nueva convivencia social'", señalaron en el escrito leído por Aureoles.

Consideraron que las estrategias del gobierno federal contra el COVID-19 y para la reactivación económica están separadas de la realidad y las necesidades de cada entidad.

“Somos un grupo de gobernadores electos democráticamente que nos resistimos a las políticas federales impuestas, porque consideramos que no atienden con recursos y solidaridad el fondo de las crisis de salud y económica que enfrenta todo el pueblo en nuestros estados”, indicaron.

Y acusaron que el subsecretario de prevención y promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, creó confusión con el semáforo, lo que llevó a que las personas rompieran el confinamiento.

“La imprecisión y contradicciones de la autoridad federal en salud confundió a la ciudadanía y generó la percepción equivocada de que podían abandonar la cuarentena y salir a la calle partir del 1 de junio”, indicaron.

Ante la agresiones, médicos mexicanos recurren a las "recicletas"

Contra el semáforo de la Megalópolis

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, decidió desvincularse del semáforo epidemiológico que acordaron los estados que conforman la Megalópolis (Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla e Hidalgo).

En un mensaje a medios, el mandatario panista señaló que su gobierno actuará conforme a la "realidad del estado" durante la evolución de la contingencia sanitaria.

Además, contrario a lo previsto por la Secretaría de Salud federal respecto al término de emergencia sanitaria (que se espera ocurra en octubre), Francisco Domínguez refirió que Querétaro llegará a semáforo verse en agosto próximo.

Otro estado que tampoco se sumará al plan de la Megalópolis es Tlaxcala, pues su gobernador, Marco Antonio Mena Rodríguez, afirmó que la entidad se encuentra en momentos diferentes de la epidemia, y con capacidades hospitalarias distintas, por lo que actuará de la misma forma.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad