Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El TEPJF desecha queja del "Bronco" y confirma: debe ser sancionado

Al desechar la queja interpuesta por "el Bronco" contra la resolución de la Sala Regional, el Tribunal Electoral Federal confirmó que el gobernador debe ser sancionado por las llamadas "broncofirmas".
mié 25 septiembre 2019 09:45 PM
bronco jaime rodriguez calderon
El gobernador de Nuevo León es acusado de usar recursos públicos para conseguir su candidatura presidencial de 2018.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó la queja interpuesta por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, "el Bronco", contra la Sala Regional Especializada, con lo que ratificó que es acreedor de una sanción por parte del Congreso de Nuevo León.

En la sesión pública de este miércoles, la Sala Superior del TEPJF, los magistrados avalaron la sentencia de la ponente Janine Otálora, quien desestimó los “agravios" denunciados por “el Bronco” al considerarlos extemporáneos e “ineficaces”.

Publicidad

Además, de acuerdo con la sentencia aprobada por unanimidad, el mandatario estatal no señaló algún domicilio en la Ciudad de México –donde está la Sala Especializada– para ser notificado como demandó.

El gobernador denunció que no se le dio el debido derecho de audiencia, que el Congreso local no es su superior jerárquico y que la Sala Especializada se extralimitó al ordenar la determinación de una sanción.

"Se confirma la resolución controvertida", se leyó en la sesión pública del Tribunal Electoral, confirmando que el Congreso de Nuevo León debe aplicar sanciones correspondientes contra Rodríguez Calderón y su secretario de Gobierno, Manuel González.

La Sala Regional Especializada del Tribunal confirmó desde junio de 2018 que “el Bronco” –entonces candidato presidencial– usó recursos públicos para recolectar firmas ciudadanas que respaldaran su candidatura por la vía independiente.

Recomendamos: El Congreso de Nuevo León da el primer paso para sancionar al ‘Bronco’

Publicidad

Alrededor de 500 empleados del gobierno de Nuevo León, que en ese momento estaba a cargo de Manuel González, se encargaron de juntar esas firmas para “el Bronco” en horario laboral, según lo constatado por la Sala Regional.

A inicios de este mes, Jaime Rodríguez presentó su escrito de queja ante la Sala Superior.

El pasado lunes 23 de septiembre, el Congreso de Nuevo León dio el primer paso para sancionar al gobernador y a su secretario por este caso. Lo que está sobre la mesa hasta ahora es una “multa” económica o la destitución e inhabilitación.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad