Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los excolaboradores de Javier Duarte libran la cárcel en Veracruz

Con el exfiscal Luis Ángel Bravo, suman ocho las personas que trabajaron con el exgobernador y lograron salir de prisión. Algunas encaran procesos en libertad y otras incluso fueron exoneradas.
Luis Ángel Bravo
La detención. Luis Ángel Bravo fue detenido en junio de 2018. Esta semana, logró salir de prisión para enfrentar su proceso penal en libertad.

XALAPA, Veracruz (ADNPolítico).- El exfiscal de Veracruz Luis Ángel Bravo, quien estuvo a cargo de la procuración de justicia en el estado en el sexenio del priista Javier Duarte (2010-2016), se convirtió esta semana en el octavo exfuncionario duartista que logra salir de la cárcel, en su caso, para enfrentar en libertad el proceso penal que existe en su contra.

Las salidas de estos exfuncionarios representan en conjunto un golpe al exgobernador panista Miguel Ángel Yunes (2016-2018), quien presumió como uno de los principales logros de su mandato haber puesto tras las rejas a quienes colaboraron con Duarte en actos de corrupción y otros delitos y violaciones a los derechos humanos. Hoy, Duarte ya está expulsado del PRI y cumple una condena de nueve años preso por cargos federales.

Conoce más: Javier Duarte se declara culpable; lo condenan a 9 años

Bravo estuvo 11 meses en prisión enfrentando un proceso penal por su posible participación en el delito de desaparición de personas. Su caso inició en 2018 con una orden de arresto, que se ejecutó en junio de ese año cuando el exfiscal estaba en la Ciudad de México.

Otros exfuncionarios libres

Publicidad

En febrero pasado, Georgina Domínguez, exvocera de Duarte, dejó la cárcel luego de que un juez le concedió prisión domiciliaria. Sus abogados alegaron que tiene problemas de salud. Domínguez fue aprehendida en mayo de 2017, por los delitos de incumplimiento de un deber legal y coalición contra el servicio público.

Arturo Bermúdez, exsecretario de Seguridad Pública, desde diciembre de 2018 enfrenta en libertad su proceso penal por desaparición forzada y tráfico de personas, a cambio de una fianza de 1 millón de pesos, de entregar su pasaporte en depósito y del compromiso de presentarse a firmar cada semana en el penal de Pacho Viejo.

En diciembre de 2018, Mauricio Audirac, exsecretario de Finanzas, también obtuvo el beneficio de seguir su proceso en libertad, tras el pago de una fianza de 100,000 pesos y su compromiso de no abandonar el país y presentarse a firmar cada 15 días en Pacho Viejo. Audirac fue detenido en marzo de 2017 por su posible participación en un desvío de 2,300 millones de pesos, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.

Algo similar ocurrió ya con Francisco Valencia, quien estuvo al frente de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV). Valencia dejó su celda en diciembre de 2018 para encarar los cargos en su contra en libertad. Fue arrestado en marzo de 2017 acusado de tráfico de influencias, peculado, malversación de 435 millones de pesos del erario y abuso de autoridad.

Te puede interesar: A 5 días del ascenso de Morena en Veracruz, 3 exduartistas dejan la cárcel

El primer duartista detenido fue el exencargado del Seguro Popular Leonel Bustos, quien ingresó al penal de Pacho Viejo el 20 de enero de 2017 y 11 días después salió con un amparo, que posteriormente le fue retirado. Ahora, se le considera prófugo de la justicia, señalado como posible responsable del desvío de 2,300 millones de pesos.

Libres… y exonerados

Dos exfuncionarios arrestados y enjuiciados en el mandato de Yunes incluso ya fueron exonerados: el exgobernador interino Flavino Ríos y el exsecretario de Salud Juan Antonio Noemí Dib.

Ríos quedó preso en marzo de 2017, acusado de los delitos de tráfico de influencias, abuso de autoridad y encubrimiento, este último, por facilitar a Duarte un helicóptero oficial en el que huyó de Veracruz en octubre de 2016, tras pedir licencia para separarse del Ejecutivo estatal.

El exmandatario interino estuvo siete días en la cárcel y después se le permitió ir a su casa en arraigo domiciliario, debido a que su defensa comprobó que tenía problemas de salud. En marzo pasado, se le exoneró de todos los cargos, por lo que incluso logró recuperar la Notaría Pública de la que es titular en el sur del estado.

Mientras tanto, Noemí Dib obtuvo auto de libertad también en marzo, con lo que cerró el proceso en su contra por abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal, delitos que lo llevaron a prisión en diciembre de 2017.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad