Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Campañas negras, el fenómeno que se mantuvo en las redes durante la contienda

Morena impulsó en el INE un protocolo contra las campañas negativas, sin embargo, este fue rechazado, pues el INE ya cuenta con el procedimiento especial sancionador para esos casos.
mié 29 mayo 2024 12:00 AM
El fujo de campañas negras no pudo detenerse en esta elección
Desde el INE se admite que el marco legal existente no permite frenar este tipo de información en redes.

La negativa del Instituto Nacional Electoral (INE) de aprobar un protocolo para identificar, prevenir y visibilizar las campañas negras en redes sociales, solo recrudeció este flagelo, según denunció el partido Morena, al quejarse de que 9 de cada 10 usuarios de redes sociales, atacaron al partido y a su candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

La oposición también se quejó en la mesa del Consejo General del INE de los constantes ataques en contra de su candidata presidencial Xóchitl Gálvez, incluso desde la conferencia mañanera.

Publicidad

“Narco presidente”, “narco partido”, “narco candidata”, “corrupta”, “extorsión”, “el naranja es el nuevo guinda” e incluso, “oligarquía corrupta”, el calificativo de “traidores a la Patria” a quienes marcharon en la llamada Marea Rosa son solo algunas expresiones que se difundieron a lo largo de las campañas electorales que están por concluir.

Hubo intentos por frenarlas, pero no se logró: por separado y tras las denuncias recibidas, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó retirar de la versión estenográfica del segundo y tercer debate las frases, “narco candidata”, “corrupta”, “extorsión”, “narco partido” emitidas por Xóchitl Gálvez y, anteriormente, había solicitado al presidente Andrés Manuel López Obrador no utilizar la frase “oligarquía corrupta”.

Morena, a través de sus representantes ante el Consejo General del INE, propuso implementar el referido protocolo para frenar las “campañas negras” mediante la utilización de cuentas falsas tipo bots, en contra no solo del Ejecutivo Federal, sino de alguna candidatura.

Con dicho protocolo se buscaba que una vez recibida la denuncia por propaganda calumniosa automatizada en redes sociales, la titular del INE, Guadalupe Taddei, la hiciera del conocimiento del Consejo General, a fin de ordenar la instalación de una Mesa de Análisis y Solución integrada por las consejerías.

El diputado Sergio Gutiérrez Luna dijo que al igual que en 2006 cuando surgió aquella campaña contra el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que “es un peligro para México”, en este proceso se repitió el fenómeno, dijo, con los llamados “Xochibots” para pretender generar tendencias en redes sociales con la clara intención de influir en la contienda.

“Hemos calculado hasta un 1millón de dólares a la semana que está gastando el equipo de Xóchitl Gálvez con esta estrategia, que al igual que la del 2006 se ha venido planteando una y otra vez a este órgano electoral y ahora lo hacemos a través de esta solicitud para que se inicie un protocolo”, expuso.

“¿Qué proponemos? Que el Consejo (General del INE) asuma con responsabilidad el planteamiento de generar un protocolo, que es un procedimiento diverso para que una vez que se tenga noticia de la utilización de estas estrategias informáticas financiadas, pueda un grupo de consejeros hacer un análisis, tomar medidas, involucrar a las empresas que tienen estas plataformas, involucrar a los partidos políticos y darle un nuevo rumbo al tema”, añadió.

En respuesta, el representante panista, Víctor Hugo Sondón, consideró que las acusaciones de los “Xochibots” carecen de fundamento y están hechas “a la ligera”.

“Hay temas que sí han sido acreditados desde la Presidencia de la República y Claudia Sheinbaum se ha visto beneficiada por cuentas anónimas, trolls, cyberborgs, y eso está totalmente acreditado”, resaltó.

Ejemplificó que el partido guinda había protagonizado campañas negras con personajes como la ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Piña Hernández, a quien han acusado de “liberar a criminales” o incluso, acusarla de ser “madrina de narcos”.

“Piña, madrina de los narcos, eso fue impulsado desde la Presidencia de la República, desde los espacios que tienen, las famosas colonias de bots, eso sí está acreditado”, refirió el abogado panista.

Publicidad

¿Qué acordó el INE?

Consultada al respecto, la consejera Dania Ravel explicó que es tarea del Legislativo esa regulación y que el INE ya cuenta con cauces legales para recibir las quejas, como son los procedimientos especiales sancionadores.

Señaló que no existe una base legal para que el Instituto identifique, analice o estudie el fenómeno de granjas de bots: “Es un mecanismo que no tenemos regulado”.

Ravel Cuevas indicó que las campañas calumniosas, las noticias e información falsas se pueden abordar desde tres perspectivas: desde el derecho a la información, desde el ámbito contencioso y desde el ámbito de fiscalización.

Desde el derecho a la información las noticias falsas no están protegidas por la libertad de expresión, incluso son un atentado contra la libertad de expresión y, sobre todo, cuando estas son intencionales, pretenden manipular a la ciudadanía.

“Cuando estas se dan en el marco de un proceso electoral, además pretenden manipular la intención del voto, lo cual es todavía mucho más grave… Y lo más conveniente en estos casos es combatir la desinformación con información real, cierta, oportuna, es decir, información de calidad”.

Por lo que hace al aspecto contencioso, resaltó la importancia de cuidarlo pues puede tener repercusiones en la equidad en la contienda, de ahí el trabajo que realiza la Comisión de Quejas y Denuncias para dictar medidas cautelares y, en su caso, detener cualquier expresión que pueda ser calumniosa, que pueda discriminar o constituir violencia política contra las mujeres en razón de género.

Y en materia de fiscalización, se puede constatar que efectivamente esta propaganda fue pagada y, de ser así, se tendrá que sumar a los gastos de campaña.

Guerra sucia o campañas de contraste

Para el consejero Jaime Rivera, la expresión “guerra sucia” es exagerada, cuando lo que se busca es describir contraste de posiciones o críticas severas.

Resaltó que, en una competencia electoral, es natural que haya contraste de propuestas y críticas mutuas.

“A eso yo no podría llamarle guerra sucia, porque guerra implica violencia y ahí no hay violencia y, (la frase) sucia, es un adjetivo muy ambiguo y me parece que no sirve para entender lo que ocurre”, indicó.

“Lo que puede haber en una competencia electoral son críticas calumniosas, es decir, que acusen a alguien de un delito sin pruebas o que no cometió o que no haya prueba, eso es calumnia. Eso incluso si ésta limitado por las leyes, pero las críticas son algo connatural a la política”, detalló.

Sobre las expresiones “narcocandidata” y “corrupta”, que Gálvez Ruiz dijo a Sheinbaum y visceversa, el consejero electoral considera que hablar de narco es hablar de delitos graves “y es excesivo decirlo así sin pruebas y hablar de corrupta implica también delitos de otra índole. Son delitos calumniosos”.

Desde su visión, siempre será válido el contraste no de propuestas y posiciones e incluso, de historias de una y otra candidatura, “pero la calumnia no está permitida, ni ni en la competencia política, ni en el derecho civil”.

De acuerdo a Rivera, ese tipo de conductas se propician cuando hay un ambiente de polarización, cuando se descalifica sin pruebas o cuando se usan instancias de poder para descalificar a todos los críticos. “Eso alimenta la crítica que puede ser calumniosa y en esa medida es ilegal”, remarcó.

Publicidad

Campañas negras vs. propuestas

El analista y consultor político Fernando Dworak puede señalarse que existe una “campaña negativa” o “campaña de contraste”, pero en el fondo, lo que se busca es desacreditar al adversario.

Señala que una campaña de contraste para que funcione necesita ser puntual: “Porque los seres humanos pensamos de acuerdo a dicotomías. Blanco-negro, bueno-malo”.

Entonces, una campaña de contraste puede rápidamente posicionar algo que haga que la ciudadanía cuestione y también que cuestione a una candidatura, respecto a su oculta algo o carece de un programa.

Considera como poco viable que una candidatura que abuse de campañas negativas para “subir” o “posicionarse”, logre su objetivo.

“El apostar solo con campañas negativas para tratar de subir, puede beneficiar a la persona atacada, porque al final ésta puede atraer simpatía o de empatía de la gente”, indica.

“Por ejemplo, Xóchitl Gálvez que cree que solamente con ataques va a subir y en realidad el grave problema de la oposición es plantear una alternativa que sea creíble para la ciudadanía, que se atractiva para todo mundo y si la oposición no sabe que tiene que inspirar, entonces, va a seguir perdiendo (adhesiones)”, explica.

-¿Con qué nos quedamos los ciudadanos de estas campañas? ¿Qué propuestas o qué mensaje vamos a recordar?
-Creo que nos vamos a quedar con muy mala información, muy mala comunicación.

De acuerdo a Dworak, Sheinbaum al final de cuentas no es una persona muy carismática o gran comunicadora porque nunca necesitó serlo.

“Sheinbaum tendría que haber cambiado sus estrategias si hubiera visto competencia, pero hizo solamente lo mínimo necesario para mantener su ventaja, significa que nunca hubo de parte de Gálvez una cuña y lamentablemente el obradorismo pensó que una persona que fuera como López a Obrador, iba a ganar y no se requirió de cosas muy distintas”, destaca.

Al final, indica, los ciudadanos se van a quedar con el recuerdo de una campaña muy pobre en cuanto a propuestas.

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad