Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Elecciones2022: Primer saldo blanco en 15 años en un periodo electoral

Desde 2007, México no había tenido ningún proceso electoral sin que un aspirante o candidato hubiera sido asesinado, sin embargo, expertos sostienen que aún podrían darse actos de violencia.
mié 01 junio 2022 06:00 AM
campañas
Durante el proceso electoral 2021-2022 se han registrado 338 agresiones contra políticos a nivel nacional.

Por primera vez desde 2007, las campañas estatales terminaron con saldo blanco: sin homicidios de políticos, aunque sí con varias agresiones. Ese saldo se destaca de las contiendas 2022 en las que se renuevan seis gubernaturas, 39 presidencias municipales y 25 diputaciones locales.

Desde el año 2000 se tiene el registro, aunque con un periodo intermedio sin ataques, pero desde esa fecha y hasta antes de las campañas electorales del 2022 habían perdido la vida 144 candidatos: 98 en procesos federales y 46 en estatales. El proceso electoral de este año no reportó ningún homicidio, lo que no sucedía en forma continua desde 2007.

Publicidad

Rubén Salazar, director de Etellek, consultora en análisis de riesgos y manejo de crisis y que lleva el registro histórico de la violencia política, explica que las elecciones en seis estados sí tenían focos rojos: sin embargo, la disputa por pocos cargos locales está relacionada con la baja en la violencia.

“Es un problema que afecta a los candidatos que aspiran a cargos del ámbito municipal. Desde el 2000, cuando iniciaron las alternancias políticas en este país, y hasta el día de hoy han matado a 1,271 políticos, y de esos, 144 eran candidatos y aspirantes. El dato es que de estos aspirantes y abanderados que perdieron la vida en hechos violentos, 80% eran quienes aspiraban a cargos locales, entonces es un problema enquistado en lo local históricamente”, detalló.

Desde 2008 y 2021 han sido asesinados 135 aspirantes y candidatos. En el proceso electoral federal pasado se registró el número más alto desde el año 2000, con 27 políticos asesinados entre ellos Alma Barragán, candidata del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Moroleón y René Tovar, quien competía por el municipio de Cazones, Veracruz.

 

En la jornada electoral del próximo domingo están en disputa 436 cargos:

· 6 gubernaturas
· 39 presidencias municipales (Durango)
· 39 sindicaturas (Durango)
· 327 regidurías (Durango)
· 25 diputaciones locales (Quintana Roo)

De los seis estados en los que habrá elecciones, ninguno de ellos figura entre las entidades donde suelen cometerse homicidios de políticos, lo que contribuyó a que este año no se registraran actos de violencia política. A ello se suma, de acuerdo con Rubén Salazar, a que cada vez los homicidios de candidatos o aspirantes son más mediáticos.

“Ahora hemos visto que dejaron de hacer eso, porque son delitos más costosos, y se pusieron a hacer otro tipo de agresiones como amenazas, van y disparan a las casas no con el propósito de matar con el objetivo de intimidar a la víctima para que renuncie o su desempeño como candidato disminuya”, refiere.

Durante el actual proceso electoral también bajaron las agresiones contra candidatos. En las pasadas elecciones se registraron unas 700 agresiones, mientras que entre octubre de 2021 y el 19 de mayo pasado sumaron 338.

“Hasta hace unos días teníamos 338 agresiones contra políticos a nivel nacional como amenazas, secuestros, lesiones por arma de fuego, daños en contra de la propiedad, y de esas 338, 63 han ocurrido en los estados donde habrá elecciones y de ellas, solamente siete han apuntado contra candidatos”, explica Salazar.

 

Los factores de riesgo

De acuerdo con Etellek, para el proceso electoral de este año había cinco elementos que representaban un foco de riesgo para la violencia política:

Competir por un cargo municipal. La estadística revela que el 80% de las víctimas competía por una presidencia municipal, regiduría o diputación local.

Divisiones intrapartidistas. Al no pactar con el crimen: rupturas internas entre partidos y disputas de cárteles dominantes son dos factores de riesgo.

Oposición a gobiernos estatales. Contender por un cargo de elección popular desde la oposición, también es un factor y así lo demuestran las estadísticas. En las elecciones de 2021, el 90% de los aspirantes y candidatos era de oposición a los alcaldes de sus municipios.

Campañas en ciudades inseguras: En ciudades con mayor violencia homicida del país, la seguridad de los candidatos está más expuesta.

¿Cuál es el papel del narco?

De acuerdo con Etellek, los cárteles del narcotráfico sí tienen un papel en los procesos electorales. Si bien no intentan poner o quitar candidatos, sí optan por ofrecer apoyo a quienes encabezan las preferencias electorales con el propósito de alcanzar un pacto con quien resulte electo.

Víctor Antonio Hernández, coordinador del diplomado en Seguridad Nacional de la Ibero Puebla y miembro del Centro de Análisis e Investigación sobre Paz, Seguridad y Desarrollo Olof Palme y de la Red Nacional de Inteligencia, afirma que cuando hay una elección el crimen también “vota”.

“Siempre que hay proceso electoral, sobre todo desde el inicio de la guerra contra el narcotráfico, la delincuencia vota, los empresarios votan, hay una multitud de grupos de interés legítimos y algunos al margen de la legalidad que a través de la extorsión, de la intimidación, y del homicidio buscan alterar el resultado electoral”, explica.

 

Aún puede haber violencia

Si bien durante las campañas no se registraron homicidios de candidatos, la violencia no tiene palabra de honor. Los especialistas entrevistados explican que incluso días antes de tomar posesión o ya en la función del ejercicio público, existe el riesgo de que atenten contra la vida de un político.

“Los políticos están en riesgo en los tres momentos: en campaña, cuando están en la función y cuando salen”, advierte Víctor Hernández.

Entre 2004 y 2022, han sido asesinados 93 alcaldes y alcaldesas de los que:

Siete fueron durante el gobierno de Vicente Fox.

31 con Felipe Calderón.
39 con Enrique Peña Nieto.
16 con Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad
Publicidad