Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Durango se calienta ante un posible cierre de fotografía entre Vitela y Villegas

La contienda por la gubernatura de Durango comenzó con poco entusiasmo, pero en la recta final los punteros arreciaron sus ataques ante la cercanía en las preferencias electorales.
lun 30 mayo 2022 05:54 PM
Candidatos a la gubernatura de Durango
Los punteros en la contienda duranguense se siguen con una distancia de menos de 5 puntos.

Las campañas para la elección a gobernador en Durango tomaron ‘color’ en la recta final, debido a que se rompió el “pacto de civilidad” no escrito que había entre Marina Vitela Rodríguez, candidata de “Juntos Haremos Historia” (Morena-Partido del Trabajo-Partido Verde y Redes Sociales Progresistas) y Esteban Villegas Villarreal, abanderado de “Va por Durango” (Partido Acción Nacional-Partido Revolucionario Institucional-Partido de la Revolución Democrática), los dos candidatos punteros según las encuestas.

Los estudios de preferencias muestran que lo que antes era una contienda segura para Morena con Marina Vitela, actualmente es una disputa cerrada de menos de 5 puntos con Esteban Villegas, con uno y otro como puntero, dependiendo el estudio.

Publicidad

Marina Vitela y Esteban Villegas comparten una larga historia de amistad que empezó en el sector salud, cuando la enfermera y el médico cirujano se conocieron a principios de la década del 2000 e impulsaron su carrera política al grado de llegar a ser el Presidente y Secretaria general del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el mismo periodo (2009-2013).

Esa historia de amistad había permitido que, aunque dejaron de frecuentarse, no se agredieran directamente en público. Así fue gran parte de la campaña, hasta que una nota publicada en el periódico El Universal -el pasado 17 de mayo- en la que se denunciaban presuntos negocios irregulares de uno de los hijos de la candidata de Morena, provocó que dicho pacto terminara y arreciaran los señalamientos.

Campañas 'grises'

La primera mitad de las campañas para la gubernatura en Durango no lograron atraer la atención del electorado. Si bien es cierto que los candidatos informaron diariamente sobre reuniones con diversos sectores de la sociedad civil para dar a conocer sus propuestas, la mayor parte de la ciudadanía se mostraba indiferente al proceso electoral, un desinterés que se vio reflejado en la pasada Revocación de Mandato, pues Durango fue de los estados con menor participación ciudadana con apenas un 10.8 por ciento (la media nacional fue de 16.7%).

Debido a los problemas económicos que atraviesa Durango, los tres candidatos a la gubernatura tampoco habían podido realizar propuestas atractivas para el electorado, sabiendo que quien gane la elección tendrá una tarea complicada para estabilizar las finanzas estatales en los próximos seis años.

Además, las restricciones que aún se mantienen en Durango por la pandemia de Covid-19, habían obligado a que no se vieran los eventos masivos de otros años, en los que los partidos políticos presumían su “músculo” al convocar a miles de personas para los arranques de campaña, obligando a los candidatos a que en este proceso electoral realizaran pequeñas concentraciones de personas en espacios abiertos y bien ventilados.

 

Primer debate

El 12 de abril se realizó el primer debate de los candidatos a la gubernatura de Durango, organizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), en las instalaciones de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED).

En este primer encuentro que tuvo una duración de 48 minutos, los tres candidatos centraron sus propuestas en la importancia del rol de la mujer y la familia. Esteban Villegas (PRI-PAN-PRD), Marina Vitela (Morena-PT-PV-RSP) y Patricia Flores (MC), no tuvieron intercambio de ideas y señalamientos debido a que así estaban acordadas las reglas.

Marina Vitela, candidata de “Juntos Hacemos Historia”, prometió instalar un programa de guarderías y becas para madres solteras, así como la creación de un banco para la mujer. Propuso instalar internet gratuito, crear tres nuevas universidades y cuatro centros regionales con clases de inglés y francés, además de iniciar un programa de titulación y becas, así como transporte para estudiantes.

Cerró su participación presumiendo que aprovecharía su buena relación con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para pedirle que la Federación absorbiera el gasto educativo para que la entidad contara con más recursos para poder ampliar los programas sociales.

Esteban Villegas, de la alianza “Va por Durango”, presentó la ‘Tarjeta Madre’ que beneficiará a todas las mujeres con un salario, con medicamentos y diversos apoyos sociales. Sugirió regresar las Escuelas de Tiempo Completo; reiteró garantizar los medicamentos completos en clínicas y hospitales; rescatar a La Laguna de la delincuencia y buscar la manera de eliminar el cobro de la CFE en la extracción de agua para consumo humano.

Por su parte, Patricia Flores, candidata de Movimiento Ciudadano, centró su participación en señalar que esta era una elección entre dos candidatos de los mismos partidos que han gobernado Durango por más de 100 años y que lo mantienen estancado. Señaló que las mujeres tendrán un rol fundamental en su gestión en caso de ser favorecida con el voto y reiteró que su ADN es “antiPRI”.

 

Polémica con empresarios

Tras el primer debate, algunos organismos empresariales intentaron replicar dicho ejercicio para conocer de primera mano las propuestas de los candidatos. El más importante fue sin duda el que organizó la Coparmex y el CCE el pasado 6 de mayo, llamado “Debates Ciudadanos 2022”, al que convocaron a los tres candidatos a la gubernatura.

Pero la candidata de Morena no asistió argumentando que su ausencia se debía a “cuestiones de agenda” y no a un desaire como se aseguró por parte de los mismos empresarios, quienes reclamaron que desde un inicio Vitela Rodríguez se había comprometido.

“Teníamos reuniones ya programadas con anticipación y registradas como corresponde en el INE, pero he estado visitando a los diferentes grupos empresariales, a las cámaras; estuvimos platicando con empresarios de la región y lo seguiré haciendo pues son parte importante para la transformación de Durango”, aclaró la propia Marina Vitela ante medios de comunicación que le cuestionaron su ausencia.

Blanca Estela Castro, presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Durango, le pidió a Marina Vitela no ignorar al sector empresarial, ya que son una parte importante para quien quisiera ganar la gubernatura del estado.

“El Debate Ciudadano estuvo completo, por candidatos, empresarios y cámaras presentes, aunque lamentamos la ausencia de una candidata, se respetan sus prioridades, estuvimos aquí para escucharla pero nos queda claro que los empresarios y sociedad civil no están en su agenda”, dijo la presidenta de Coparmex.

Por su parte, Magdalena Gaucín Morales, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), también lamentó la ausencia de la candidata de Morena. “Es importante que nos escuchen y nosotros también escucharlos a ellos, si nosotros no tenemos esa retroalimentación, entonces qué podemos esperamos de algún político. Quien aspira a gobernar a un estado debe darse el tiempo para ser escuchado, debatir, y buscar las coincidencias, porque los empresarios son quienes generan los empleos”, dijo.

Emily García Montiel, presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas (AMMJE), dijo que era importante escuchar a los candidatos, “desafortunadamente faltó una de las candidatas, un mensaje muy claro para el sector empresarial”.

 

Segundo debate

Los cambios en el formato aprobado por el IEPC, permitieron que el segundo debate fuera más atractivo, pues a diferencia del primero, ahora los candidatos pudieron intercambiar señalamientos entre ellos, lo que atrajo mayor atención de parte del electorado.

La que aprovechó mejor el ejercicio fue la candidata de Movimiento Ciudadano, Patricia Flores, quien utilizó sus intervenciones para atacar a sus contrincantes, a quienes criticó directamente, aunque sin realizar propuestas concretas para los electores.

A Esteban Villegas le cuestionó en diversas ocasiones que de dónde iban a salir los recursos para fondear una de sus principales propuestas, la “Tarjeta Madre”. Acusó al PRI de tener estancado a Durango por sus gobiernos de 100 años y cerró una de sus participaciones con la frase: “dicen en los cafés que hablas muy bonito, pero que los priistas roban muy feo”.

A Marina Vitela le recordó su ‘sangre’ priista. Dijo que ella era diputada del PRI durante el sexenio de Enrique Peña Nieto donde hubo mucha corrupción y que “una mujer sencilla no trae camionetas blindadas y seguridad”, contradiciendo el discurso de austeridad con el que se ha manejado en la campaña. Además, recordó que parte de su gabinete municipal la acusó de malos manejos financieros y de obras inconclusas.

Esteban Villegas y Marina Vitela trataron de ignorarla, aunque la morenista se defendió con argumentos como “ese funcionarió (que la acusó) se vendió” y “no vamos a tener estelas de luz”, en relación a la construcción que hizo el expresidente Felipe Calderón, del cual Flores Elizondo fue parte; el priista respondió que “el PAN sí tiene candidato y se llama Esteban Villegas”, sobre la alusión de que Acción Nacional no tenía candidato.

Ataques directos

El ‘respeto’ público que se habían mostrado Esteban y Marina en el segundo debate quedó atrás tras la publicación de una nota en el periódico El Universal , donde se presumían negocios irregulares entre la administración municipal de Gómez Palacio y uno de los hijos de la exalcaldesa.

Un día después, en una rueda de prensa, la candidata de la coalición “Juntos Hacemos Historia” se lanzó en contra de Esteban Villegas, al asegurar que él estaba detrás de dicho reportaje sobre las sobre supuestas triangulaciones de contratos.

"Ustedes me han visto trabajar día con día y no es correcto que un grupo de cobardes vengan acá a descalificar de la manera más vil a mi familia, yo aguanto todo lo que quieran lo he aguantado las embestidas, han sido brutales a mi familia a mi persona pero le doy un mensaje a Esteban: sabes perfectamente que es mentira, Esteban, y sabes el daño que les haces a mis hijos porque los conoces y sabes que los he formado yo y con muchas adversidades y no es correcto que hagan eso, eso no es de hombres", dijo.

Esteban Villegas no dio una postura pública al respecto, aunque colaboradores cercanos aseguraron (extraoficialmente) que las acusaciones de Marina Vitela eran parte de una estrategia desesperada de Morena por los números que arrojaban las encuestas a unos días de las elecciones.

Días después, a través de redes sociales y como parte de esta ‘guerra’ electoral entre los dos punteros, se dio a conocer un documento del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado de Durango en el que Marina Vitela aparece como propietaria de al menos 25 propiedades en Durango y Gómez Palacio.

Hasta el momento no ha habido postura oficial de parte de Marina Vitela sobre los documentos con sellos oficiales que adjudican las propiedades -con un valor total de más de 50 millones de pesos-. Y aunque dichos títulos no fueron exhibidos directamente por el equipo de Esteban Villegas, al interior de Morena están seguros que son parte de la “guerra sucia” de los gobiernos panistas contra Marina Vitela, pues consideran que ella encabeza las encuestas.

Esta semana terminan las campañas en Durango y se espera que, a pesar de la veda, los ataques en redes sociales entre los equipos de campaña y simpatizantes de Marina Vitela y Esteban Villegas vayan subiendo de tono debido a lo cerrado de la contienda electoral, una “guerra” que se esperaba desde un inicio, pero que tardó en empezar por un pacto de civilidad no escrito que terminó por no respetarse.

Publicidad
Publicidad