Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Durango se disputa la gubernatura entre amigos y rivales

Esteban Villegas, abanderado del PRI, PAN y PRD, y Marina Vitela de Morena, se conocieron en el sector Salud y posteriormente impulsaron juntos su carrera en el PRI.
mar 03 mayo 2022 06:00 AM
Ellos son los candidatos a gobernador de Durango en 2022: Marina Vitela, Esteban Villegas y Paty Flores.
De los tres contrincantes, dos tienen una historia de amistad y trayectoria política juntos: Marina Vitela, de Morena, y Esteban Villegas, del PRI. Con ellos, en la contienda está Patricia Flores, expanista abanderada por Movimiento Ciudadano.

Al inicio de las campañas a la gubernatura de Durango, Esteban Villegas, abanderado de la alianza “Va por Durango”, y Marina Vitela, candidata de “Juntos Haremos Historia”, encabezaban las preferencias electorales, según las encuestas nacionales. En tres de cuatro ejercicios realizados recientemente, el priista iba adelante, mientras que en la de Enkoll , aventajaba la morenista.

El empate técnico marcó el inicio del intento de los dos políticos que compartieron años de amistad y hoy se enfrentan en las urnas, en una contienda a la que se suma Patricia Flores Elizondo, por Movimiento Ciudadano (MC).

Publicidad

Los hoy punteros en la contienda comparten una larga historia de amistad que comenzó cuando por su profesión (médico y enfermera) se conocieron en el sector Salud y, años después, impulsaron juntos su carrera política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Por muchos años Marina Vitela y Esteban Villegas compartieron diversas luchas sociales y políticas en el tricolor y en el sector sanitario, pero ya en el inicio de sus campañas los discursos de ambos candidatos han sido tajantes.

La abanderada de Morena aseguró el pasado domingo 3 de abril, en Gómez Palacio, que "Morena llegó para quedarse”. "Los 'prianistas' hablan de cambiarle el rostro a la política, pero no dicen cómo y Morena les va a decir cómo. Están ahí pendiente, ahí vigilándonos a ver qué hacemos porque nos tienen miedo. Porque hay partido, hay proyecto y también candidata", sentenció.

Por su parte, el abandero priista aseguró que la gente será quien defina “si Morena se queda o no”, pero confió que en esta ocasión –compitió en 2016 por la gubernatura– le den la oportunidad de gobernar el estado.

"Yo soy el único de los tres que participamos que he sido leal a mi familia, a mi partido, a mis principios y en el peor de los momentos nunca dejo a mi familia y hay gente que cuando les va mal o ven que el barco se está hundiendo, se van y eso no se debe de hacer. El que traiciona una vez traiciona siempre", dijo Villegas en clara alusión a Vitela.

Ellas son las candidatas a gobernadora de Durango y el perfil y partido por el que compite cada una.

 

Esteban Villegas: médico y cantante

Esteban Villegas Villarreal nació en San Juan del Río, Durango, un 21 de diciembre de 1976. Es médico cirujano egresado de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), llegando a ocupar puestos como Jefe de Médicos internos del ISSSTE y secretario de Salud estatal.

Además de la medicina, Esteban también desarrolló el gusto y la pasión por la música. Previo a la elección de 2016, confesó que sus hobbies eran tocar la guitarra y cantar. “Le compuse dos canciones a mi esposa, una se llama ‘Morenita encantadora’”, contó.

Desde pequeño se presentaba en el Teatro del Pueblo de su municipio, acudiendo a fiestas, “callejoneadas” y diversos eventos. Fue miembro del grupo de música regional mexicana "Esteban y Lauro", con el que se llegó a presentar en sus actos partidistas, Incluso, ssiendo alcalde de Durango, Villegas designó a su excompañero de grupo, José Lauro Arce Gallegos, como titular del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC).

En 2007, fue elegido como diputado local de la LXIV Legislatura del Congreso. En el año 2012, rindió protesta como secretario de Salud de Durango. En el 2013, fue presidente municipal de la capital duranguense y, en 2015, dejó el cargo para postularse a la gubernatura, la cual perdió con el actual gobernador José Rosas Aispuro Torres, del PAN.

Tras la debacle priista en 2016, al perder la gubernatura en Durango y la Presidencia de la República en 2018, comenzó el éxodo masivo del partido. En ese entonces, se especuló que Esteban Villegas también podría terminar en Morena debido a los diversos problemas que enfrentaba todo aquel que tuviera nexos con el exgobernador priista Jorge Herrera Caldera, quien desapareció del mapa mediático por los constantes señalamientos de corrupción, aunque no hubo un proceso legal en su contra.

 

Esteban se ha definido como un "hombre de familia". Su esposa, Marisol Rosso, ha sido parte importante de su carrera política, pues siempre lo ha acompañado en los eventos que ha protagonizado debido a los puestos públicos que ha desempeñado. “Mis hijos -Diego y Adrián- y mi esposa Marisol son el motor de mi vida. ¡Vivo enamorado de ellos!”, ha dicho en entrevistas.

El papel de Marisol Rosso en la campaña de Esteban Villegas puede ser un factor a favor, pues su personalidad y carisma sin duda le sumarán simpatías a su causa. No por nada líderes regionales del PRI, tras la dolorosa derrota de Esteban en 2016, buscaron que Marisol se incorporara al partido ante la ausencia de perfiles femeninos competitivos, pero ella declinó la invitación asegurando que su lugar era junto a su marido. Casi seis años después, se suma a una nueva campaña con él.

En 2009, cuando Esteban Villegas fue presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Durango, invitó a Marina Vitela a ser su secretaria general y después la impulsó para que llegara a ser diputada local. Años atrás habían emprendido batallas sindicales en el sector salud, sin saber que tiempo después se enfrentarían en las urnas.

“Somos muy buenos amigos, de verdad, nos estimamos mucho”, dijo Esteban Villegas al ser cuestionado por la prensa por su relación de amistad con Marina Vitela antes de iniciar las campañas, aunque reconoció que desde que fueron registrados oficialmente como abanderados en sus partidos, la comunicación entre ambos dejó de fluir.

Esteban Villegas 2006
En 2016, Esteban Villegas compitió por la gubernatura, la cual perdió frente a José Rosas Aispuro, del PAN, partido con el que ahora están aliados.

 

Marina Vitela: la carta de AMLO

Alma Marina Vitela Rodríguez nació el 26 de diciembre de 1965 en Gómez Palacio, Durango. Es técnica en Enfermería por el Instituto de Educación Media y Superior. Trabajó en Cruz Roja de Torreón, en el IMSS y en el ISSSTE, donde llegó a ser líder sindical.

También se define como una "mujer de familia". Quedó huérfana de padre y madre a temprana edad, por lo que ella y sus siete hermanos (seis varones y una mujer) quedaron al cuidado de sus tíos. Es madre de tres hijos –Laura, Alejandra y Ricardo–, quienes le han dado ocho nietos.

Su carrera política la inició en el PRI, donde en tres ocasiones fue diputada local al Congreso de Durango en los periodos 2001-2004, 2007-2010 y 2016-2018. También fue dos veces diputada federal, la primera con el PRI por el distrito 2 de Durango, de 2012-2015. La gomezpalatina emigró del tricolor a Morena y en 2018 fue elegida diputada federal por el mismo distrito que ya había representado.

Un año después, en 2019, fue electa presidenta municipal de Gómez Palacio, rompiendo una inercia de poder que el PRI tenía en La Laguna, cargo que desempeñó hasta el pasado 25 de noviembre, cuando solicitó licencia para buscar la candidatura a la gubernatura.

Marina Vitela se convirtió en una de las duranguenses consentidas del presidente López Obrador, pues durante sus distintas visitas a La Laguna el mandatario federal le dijo que tenía que aprovechar “la oportunidad que le presentaba la vida de poder ser gobernadora de su estado”, según lo relató ella misma al confesar que su objetivo era dejar la política al finalizar el cargo de alcaldesa.

Las constantes fotografías en las redes sociales de la expresidenta municipal de Gómez Palacio con funcionarios de primer nivel del gobierno federal en los últimos años fueron claros mensajes de que Vitela Rodríguez tenía trato preferencial en la Ciudad de México, incluso por encima del gobernador, José Rosas Aispuro.

En junio de 2017, durante una gira a Gómez Palacio, el presidente canceló el Metrobús que impulsaría la zona de La Laguna (Torreón, Gómez Palacio y Lerdo), luego de una votación a mano alzada. Rosas Aispuro aseguró en aquel entonces que fue algo organizado por la entonces alcaldesa electa de Gómez Palacio.

La candidata
A pesar de ser la menos conocida, el principio de equidad de género y la ‘bendición” de López Obrador fueron decisivos para que Marina fuera la abanderada de Morena.

Una prueba más de la “benevolencia” de López Obrador hacia la lagunera fue la decisión de ser elegida como candidata de Morena, dado que “perdió” la lucha interna contra el actual senador con licencia, José Ramón Enríquez Herrera, quien al final del proceso denunció “intereses de la mafia en el poder” en el partido y culpó a Mario Delgado, líder nacional de Morena, de ser “la cabeza de la mafia del poder en el partido y simular encuestas para elegir candidatos”.

En los cuestionarios aplicados por tres casas encuestadoras externas –más la propia de Morena–, arrojaron que José Ramón Enríquez obtuvo 9.75%, 9.75%, 9.25% y 9.25% en índice de popularidad, superando a Gonzalo Yañez, actual abanderado de Morena y PT para la alcaldía de Durango, con 0.25%, 0.25%, 0.75% y 5.25%, y a la propia Marina Vitela, que obtuvo cero en todas las mediciones, pero a pesar de ser la menos conocida, el principio de equidad de género y la ‘bendición” de López Obrador fueron decisivos consiguiera la candidatura y los apoyos.

Patricia Flores: naranja de sangre azul

Con baja preferencia en las encuestas, Patricia Flores Elizondo decidió abandonar las filas del Partido Acción Nacional (PAN), luego de no recibir el trato que ella consideraba merecía al haber sido una de las pocas duranguenses con mayor peso político en el escenario nacional.

“Tristemente veo que ese PAN donde crecí y me forme hoy ya no existe”, argumentó, quien comenzó su vida política como colaboradora en la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) en Chiapas, gracias a su tío Rodolfo Elizondo Torres, uno de los panistas de más trayectoria de Durango.

La hija de Jesús Higinio Elizondo Fernández, fundador del blanquiazul en la entidad en la década de los años 40, y sobrina del exsecretario de Turismo federal en el sexenio de Vicente Fox, llegó a ser la jefa de la Oficina de la Presidencia con Felipe Calderón Hinojosa.

Patricia Flores y Felipe Calderón
En el sexenio de Felipe Calderón, recibió de “La Jefa” o “La Vicepresidenta”, ejemplificaba el poder que llegó a tener al interior del gabinete federal.

Cuando el presidente Calderón le entregó a Patricia Flores Elizondo las riendas de su gabinete, mucho se criticó que no contaba con experiencia política, pues no había ganado ninguna elección y nunca había ocupado una curul, pero a pesar de eso fue la heredera del poder que tuviera en su momento Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación, quien falleció en noviembre de 2008 en un accidente aéreo.

El sobrenombre que recibió de “La Jefa” o “La Vicepresidenta”, ejemplificaba el poder que llegó a tener al interior del gabinete federal, lo que también le valió enemistades que terminaron por costarle el puesto en 2011, en medio de la confrontación con miembros del gabinete.

Flores Elizondo exalta seis años de experiencia en el sector comercial en Estados Unidos, 18 años de experiencia en el sector público, 10 años de carrera en el Poder Legislativo, y ser la primera mujer electa como Secretaria General de la Cámara de Diputados, así como la primera mujer designada jefa de Oficina de la Presidencia.

Pero en Durango, pocos conocen su trayectoria política, debido a que parte de sus estudios y experiencia laboral las obtuvo en otros estados, aunque estudió Contaduría y Administración en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), egresó de la carrera en Ciencias de la Comunicación e Información en la Universidad de Monterrey. "Me fui y pude no haber regresado, pero aquí estoy con la obligación ética y moral de ayudar a nuestro estado", dijo en 2018.

Luego de no haber logrado encabezar una candidatura por Acción Nacional en Durango (en 2018 fue candidata al Senado de la República), Flores Elizondo hizo pública su renuncia al PAN en una carta dirigida al líder nacional, Marko Cortés, en donde acusó falta de liderazgos y el que se mantenga como una prioridad la construcción de “alianzas cupulares”.

Patricia Flores se define como "una ciudadana común y corriente". Además señala que viene de familia de puras mujeres, pues desde que su papá murió quedaron solas, pero salieron adelante. “Soy una mujer casada, con dos hijos; no soy diferente a muchas de las mujeres en nuestro estado”, dijo cuando estaba en campaña para ser senadora.

Aunque en el pasado debate, del 12 de abril, que organizó el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Paty Flores fue la que más señalamientos directos hizo a sus dos adversarios, al hablar de la urgencia del cambio, argumentando que el 80% de los ciudadanos así lo desea "porque no han dejado de ser los mismos políticos de siempre", es difícil olvidar que ella y su familia también han pertenecido a esa clase política que hoy señala.

Publicidad
Publicidad