Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El caso Félix Salgado pegará políticamente a Morena, pero no en Guerrero

La postulación de Salgado, acusado de delitos sexuales, no da señales de estar afectando a Morena en Guerrero, dijeron expertos. El costo puede ser al interior del partido y en otras contiendas.
vie 09 abril 2021 06:25 PM
Expansión Live Campañas
Encuestadores y estrategas participaron en una mesa de la serie #Decisión2021, organizada por Expansión Política.

El arranque de las campañas para los comicios del próximo 6 de junio ha quedado prácticamente opacado por un caso en particular. Se trata de la postulación de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero por parte del partido en el poder: Morena.

Para estrategas políticos y especialistas en encuestas que participaron en el Facebook Live "Campañas, COVID y polarización", de la serie #Decisión2021 organizada por Expansión Política, el caso puede afectar políticamente al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero no impactar en el voto en la entidad, donde de acuerdo con sus mediciones lleva la delantera.

Publicidad

Sobre Salgado Macedonio pesan señalamientos de violencia de género y delitos sexuales, los cuales no resultaron suficientes para invalidar su candidatura. El factor que sí la invalidó fue no reportar sus gastos de precampaña, aunque él impugnó el retiro de su postulación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Francisco Abundis, director de Parametría, señaló que Salgado Macedonio goza de una "popularidad impresionante en Guerrero" y, según sus ejercicios, el 60% de la población ve las acusaciones en su contra como "propaganda política". Por ello, consideró Abundis, Salgado Macedonio lleva una ventaja de dos dígitos y su situación no ha provocado un "castigo" hacia las candidatas de Morena en otros estados, como Marina del Pilar en Baja California o Layda Sansores en Campeche.

"No habría castigo sobre cualquier otra candidatura, donde hubiera candidata mujer, el costo para Morena en este tema es cero y la posibilidad de que ganen la elección es alta", señaló el especialista.

Publicidad

Con Abundis coincidió Heidi Osuna, directora de Enkoll, quien aseguró que en este momento no se ve un impacto significativo, aunque puede haberlo. El año pasado se veía un "carro completo" para el partido y por ahora se ven seguras solo siete de las 15 gubernaturas, y postular a un candidato acusado de violación puede tener repercusión en la aprobación del presidente.

"El gran costo que veo para Morena es costo político al interior. Si ya sabíamos que iba a tener una fragmentación porque es el partido más grande, porque tener la etiqueta de Morena te hace o te pone en buena posición o nivel competitivo, Félix llegó a poner la sal y la pimienta a este conflicto interno. Félix llegó a ser la balanza en los grupos, a favor o en contra de la actual dirigencia", afirmó Osuna.

No va a ser un día de campo para Morena, en este momento, cuando están arrancando las campañas y todavía no vemos campañas de contraste".
Heidi Osuna

De acuerdo con los datos de Enkoll, Morena lleva ventaja en Baja California, Baja California Sur, Colima, Guerrero, Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas. En contraste, el partido disputa en Querétaro, Chihuahua, San Luis Potosí, Nuevo León, Michoacán, Campeche y Sonora. En estas últimas entidades, las contiendas son un poco más cerradas.

Publicidad

Héctor Llerena, consultor político y electoral, consideró que Morena está utilizando la fuerza que tiene hoy y está enfocando sus esfuerzos en la elección para la Cámara de Diputados, porque eso garantiza su continuidad, y aunque el tema de quién es el gobernador es más coyuntural, Salgado Macedonio daría al partido los nueve distritos de Guerrero.

"El tema ahorita es ganar, crecer la mayoría, y luego arreglamos lo que sigue. Morena no es un partido político aún, es un movimiento, son grupos que se están poniendo de acuerdo y todavía le va a faltar", señaló.

Abundis agregó que la coalición Va por México (PAN-PRI-PRD) busca contrarrestar la fuerza de Morena, pero para el electorado implica "un conflicto histórico generacional". Así, para esos tres partidos resulta difícil explicar que aquellos que antes eran sus adversarios hoy son sus aliados.

Ve también: La oposición llega a las campañas con dificultades y en medio de críticas

Según las mediciones de Parametría, uno de cada cuatro priistas nunca votaría por el PAN, y uno de cada tres panistas nunca votaría por el PRI. Por ello, las preferencias de los tres apenas alcanzan 38%.

Llerena consideró que la oposición no ha construido un argumento para esta nueva etapa. "Venimos de ver al PRI y PAN todo el tiempo enfrentados y hoy juntos (…) Va por México no es lo suficientemente claro, y el gran peligro es que la gente más bien se vaya al abstencionismo, es más fácil que un panista diga 'yo jamás voy a votar por el PRI o por Morena' y no vote, o que se termine yendo a otro", dijo.

Es la antesala de 2024, por lo que tienen que empezar a medir la capacidad que tienen de crear una narrativa, tener nuevas causas".
Héctor Llerena

Publicidad

En ese contexto, en el que la oposición no ha sabido capitalizar y existe la posibilidad de que los votantes se vayan a partidos nuevos antes de votar por viejos adversarios, el presidente juega un papel clave.

Abundis señaló que las elecciones intermedias siempre son referéndum para dar continuidad al partido en el poder y, en este caso, hay un acento más por la participación política del presidente.

"El presidente más que nunca antes va a estar en la boleta, por tema estratégico, y para dar continuidad en la segunda mitad de la administración", aseguró.

Él se está encargando de que esta aprobación le esté canjeando todos los días de manera electoral hasta el punto de enfrentar al INE, todo el tiempo pegándole a la actual oposición".
Francisco Abundis

En ese marco, cada campaña en lo local adquiere peso. Llerena consideró que la gente sí está poniendo atención a los temas que están sobre la mesa, por lo que será importante "la creatividad, tanto en la calle como en lo digital".

De cara a las elecciones más grandes de la historia, Osuna estimó que los candidatos deben ser disruptivos y tener mensajes claros, sencillos y muy bajados a la sociedad, dando respuesta a lo que la gente está pidiendo en estos momentos, así como hacer campaña por todos lados: tierra, aire y redes sociales.

Publicidad
Publicidad