Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Marihuana lúdica va: el Senado despenaliza su consumo y cultivo

El pleno del Senado aprobó en lo general y particular el dictamen por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, y se reforma la Ley General de Salud.
jue 19 noviembre 2020 07:09 PM
senado cannabis marihuana
El dictamen es aprobado a dos años de que la Suprema Corte sentara jurisprudencia sobre el uso de la marihuana medicinal.

La regulación del uso de la marihuana y sus derivados, bajo el enfoque de salud pública, derechos humanos y desarrollo sostenible, está cerca de convertirse en una realidad en México.

El pleno del Senado aprobó este jueves en lo general (82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones) y en lo particular el dictamen por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

Publicidad

Durante la discusión en el pleno, se planteó que la legislación sea revisada en un año para verificar sus avances.

En la votación en lo particular, fueron aprobados dos artículos reservados al dictamen: una modificación fue propuesta por la priista Beatriz Paredes en materia de concesiones ejidales para garantizar que la producción sea redistribuida para los campesinos que decidan entrar al mercado; y la otra por el líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, con el fin de liberar a la personas que están actualmente en proceso por posesión de cantidades mínimas de marihuana.

El dictamen es aprobado a dos años de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sentó jurisprudencia sobre el uso de la marihuana, con lo que obligaba al Congreso de la unión a legislar para derogar el modelo prohibicionista establecido en la Constitución federal y en las leyes reglamentarias.

Ahora, la propuesta será enviada a la Cámara de Diputados para su análisis y votación. De ser aprobada, se crearía la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, que establece un uso "bajo el enfoque de salud pública, derechos humanos y desarrollo sostenible, en aras de mejorar las condiciones de vida" de los mexicanos.

En el dictamen se argumenta que se busca prevenir y combatir las consecuencias de la prohibición del consumo de la marihuana psicoactiva, así como y contribuir a la reducción de la incidencia delictiva vinculada con el narcotráfico.

"Es una legislación de avanzada. Ayer todavía vi con dificultades que saliera, pero hoy se aceptaron adendas. Es una ley completa, pero no es perfecta, se tiene que probar en los hechos. La ley puede modificarse y enriquecerse en su momento", expresó Monreal Ávila, también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

"Es un tema de derechos humanos que nos va permitir derribar las visiones estigmatizantes", señaló el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza.

Publicidad

Lo que se regula

La Ley para la Regulación del Cannabis establece el uso lúdico o recreativo de la marihuana y sus derivados, únicamente para mayores de edad, para uso personal o compartido entre quienes integran asociaciones de consumo. En el caso del uso medicinal, paliativo o farmacéutico, así como el científico, quedará dispuesto por la Ley General de Salud y su reglamento.

Las personas adultas no podrán consumir cannabis frente a menores de edad, o a cualquier otra imposibilitada para manifestar expresamente su consentimiento, a fin de evitar el impacto nocivo del humo de segunda mano.

"El consumo del cannabis psicoactivo para uso adulto se realizará sin afectación de terceras personas. El incumplimiento se sancionará con una multa de 60 a 300 veces el valor de la UMA (de 5,212 a 26,064 pesos)".

También se establece la prohibición para el consumo para menores de edad, así como el empleo de niñas, niños y adolescentes en cualquier actividad relacionada con la siembra, cultivo, plantación, cosecha, comercio, producción, distribución, suministro, venta y consumo de cannabis.

Esto se sancionará administrativamente con una multa de 100 a 3,000 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), es decir, de 8,688 pesos a los 260,640 pesos con la medida actual (86.88 pesos); en caso de reincidencia se duplicará se duplicará la multa o se recovará el permiso.

La venta solo podrá realizarse dentro del territorio nacional; los establecimientos deberán contar con autorización del Instituto Mexicano del Cannabis (que se creará con esta ley).

Para el autoconsumo, se limita a la cantidad de cuatro plantas de cannabis psicoactivo, así como el producto de la cosecha de la plantación por vivienda. Si en el domicilio vive más de una persona consumidora mayor de edad, el número de plantas o producto de la cosecha no podrá exceder de seis.

La posesión de cannabis deberá ser estrictamente para consumo personal, por una cantidad no mayor a 28 gramos y exclusivamente de esta sustancia. La ley indica que si se detecta una cantidad mayor o simultáneamente con otro psicoactivo, la persecución del delito dejará de ser de baja prioridad.

Publicidad

Las posturas

La senadora de Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, refirió que al país le ha llevado más de un siglo para acabar con la prohibición de la cannabis, regulación que, dijo, ha derivado en criminalización y violencia.

"Nos ha costado un siglo entender que la prohibición no es la solución. La prohibición provocó una ola de violencia en el país", expresó.

La legisladora priista Silvana Beltrones hizo un llamado a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para que no demore más los lineamientos para el uso de la marihuana medicinal, ordenados por la SCJN desde 2019.

En tanto, Damián Zepeda manifestó, a nombre del grupo parlamentario del PAN, su rechazo a la liberalización de la venta de marihuana. "Consideramos que no traerá algo bueno para el país. Esta droga, que si bien respetamos el uso personal, no trae nada de bueno", dijo.

También señaló que la Corte no ordenó al Senado crear esta legislación y consideró que legalizar la marihuana no va a bajar los índices de violencia en el país. "El crimen organizado comete otros delitos (no solo tráfico de cannabis). Esta reforma se trata de que quien quiera echarse un churro, pueda hacerlo", agregó.

Martha Márquez, también del PAN, acusó al gobierno federal de destinar los recursos públicos para otras cosas no prioritarias, como, consideró, hacer lo posible para regular el consumo de marihuana.

"Para la canabis sí hay dinero, pero no para garantizar la salud de los mexicanos. Tendremos que cuidar más a nuestros jóvenes. Que hoy quede señalado como un día histórico, cuando decidieron no cuidar la salud de nuestros niños", expresó.

El senador Emilio Álvarez Icaza aplaudió que este tema, con enfoque de derechos humanos, haya llegado al Congreso de la Unión, pero advirtió que en la legislación aprobada hay "excesos".

"Es un tema de derechos humanos que nos va permitir derribar las visiones estigmatizantes. Representan un importante avance, dan un brinco significativo. Pero me parece un exceso que el Ministerio Público pueda entrar a las casas a verificar que se tenga el número de plantas establecido. Le quedamos a deber a la ciudadanía, (el Senado) tenía que tomar la iniciativa de ser referente en derechos humanos", expuso.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad