Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los personajes clave detrás de la reforma energética de EPN

La reforma energética de Enrique Peña Nieto fue parte del Pacto Por México, un acuerdo entre el PRI y los partidos de oposición; ahora, se acusa que existieron sobornos para poder aprobarla.
mié 12 agosto 2020 05:50 AM
Decreto
Emilio Lozoya denuncia que la reforma energética se logró gracias a sobornos que se le dieron a legisladores. En días pasados había salido a relucir el nombre del excandidato del PAN a la presidencia, Ricardo Anaya, acusación que él niega.

En 2013, la aprobación de la reforma energética recibió todos los reflectores; sin embargo, la preparación, discusión y dictaminación de la misma en comisiones del Senado y su aprobación en ambas Cámaras se llevó a cabo fuera de la discusión pública.

Esa legislación, que abría la puerta a la exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos a empresas extranjeras, fue trabajada previamente por el PRI y negociada con el PAN para poder aprobarla en tiempo récord y presumirla como un "triunfo" del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, esta reforma fue parte de un paquete de modificaciones de ley impulsadas en el Pacto por México, una negociación política anunciada desde el 2 de diciembre de 2012 y que ahora –casi ocho años después– vuelve al debate público debido a las acusaciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, sobre posibles sobornos que se entregaron a legisladores del PRI y del PAN para aprobar varias reformas estructurales contenida en el Pacto, entre ellas, la energética.

Publicidad

Este martes, el exdirector de Pemex presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República en contra del expresidente Enrique Peña Nieto y su secretario de Finanzas, Luis Videgaray, a quienes acusa de de haber gestionado millonarios sobornos que fueron a parar a la campaña del 2012 y a los bolsillos de cinco senadores y un diputado a cambio de la aprobación de las reformas estructurales entre ellas la energética.

El origen de la reforma

Desde su llegada al gobierno, Peña Nieto anunció un gran acuerdo entre los principales partidos políticos para impulsar una agenda que revitalizará la economía del país. El llamado Pacto por México incluyó 95 iniciativas, entre ellas la energética.

Ese Pacto comenzó a fraguarse días después de la elección presidencial –julio de 2012– y fue anunciado el 2 de diciembre de 2012.

Sin Pie de Foto
Sin Pie de Foto

Publicidad

¿Cuándo se puso en marcha esta reforma?

Ocho meses después de firmar el Pacto, el PAN presentó su propuesta de reforma energética, el 31 de julio de 2013; dos semanas después, el PRI hizo lo propio y, el 12 de agosto, el presidente Peña Nieto hizo el anuncio de su reforma.

En un mensaje desde Los Pinos, Peña Nieto informó que la propuesta de su partido y su administración “convertiría al sector energético en uno de los motores más poderosos de la economía nacional”. Fue así que comenzó la discusión formalmente .

También ve: Peña evoca a Cárdenas en propuesta energética

Al tiempo que se fue negociando la reforma, como se acordó desde el Pacto por México, entre los líderes de los partidos políticos Gustavo Madero (PAN), Jesús Zambrano (PRD) y Cristina Díaz (PRI), realizaron foros en el Congreso, en los que se reforzó la idea de que la situación energética del país “era insostenible”.

Sin embargo, el PRD abandonó la mesa de negociaciones del Pacto por no estar de acuerdo con la reforma, y la discusión fue dominada por el PRI y al PAN.

Publicidad

¿Quiénes fueron los personajes clave de la reforma?

El proyecto final de la reforma energética salió de tres comisiones del Senado:

Comisión de Energía, a cargo del senador David Penchyna (PRI); la Comisión de Puntos Constitucionales, cuyo presidente era el senador Enrique Burgos (PRI), y la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, a cargo de Raúl Gracia Guzmán (PAN).

En el Senado, tres coordinadores parlamentarios llevaron la negociación: Jorge Luis Preciado (PAN), Emilio Gamboa (PRI) y Miguel Barbosa (PRD); el presidente de la Mesa Directiva era Raúl Cervantes (PRI).

En la Cámara de Diputados, estaban como coordinadores Luis Alberto Villarreal (PAN), Manlio Fabio Beltrones (PRI) y Silvano Aureoles (PRD); el presidente de la Mesa Directiva era Ricardo Anaya (PAN).

Acompañan a Peña Nieto: Ricardo Anya (izquierda) y Raúl Cervantes (derecha)

El papel del PRD

La aprobación de los lineamientos básicos de la reforma por parte del PRD, considerada así por la firma del Pacto por México, provocó una fractura en el partido al que entonces pertenecía López Obrador, quien renunció al sol azteca en oposición al pacto y a la propuesta de abrir el sector energético a la participación privada, ruptura con la que dio el primer paso para fundar Morena. López Obrador propuso una consulta en contra de la reforma y convocó a varias protestas, que no prosperaron.

Por su parte, los líderes del PRD se opusieron a la apertura del mercado que era el núcleo de las propuestas del PAN y del PRI. Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD, líder moral del partido y la voz más importante en temas de energía, denunció la traición al legado de su padre Lázaro Cárdenas y llamó a sus compatriotas nacionalistas a protestar contra la “privatización” de Pemex.

El PRD quería reforma Pemex respecto a su carga fiscal y tributaria, abogó por una mayor autonomía presupuestaria y enfatizó la necesidad de enfrentar la corrupción dentro de la petrolera, mientras que Cárdenas se centró en dar autonomía de administración y estructura de gobierno para Pemex y una reforma fiscal para compensar la insolvencia de la empresa mexicana.

La discusión en el Congreso

Tras la salida del PRD, el PRI y el PAN apresuraron las negociaciones. En total fueron 10 días desde que se discutió en Comisiones Unidas de Energía, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores el dictamen que sería votado, el cual incluía propuestas de ambos partidos, hasta su promulgación el 20 de diciembre de 2013.

El entonces diputado Silvano Aureoles Conejo, coordinador de la bancada del PRD, pidió ampliar el debate y aseguró que la reforma energética no podía ser atropellada ni apresurada. Por su parte, el diputado Luis Alberto Villarreal, coordinador del PAN, defendió que era una reforma de gran calado que contemplaba cambios de fondo propuestos por Acción Nacional.

El documento fue discutido en la Cámara de Senadores el 10 de diciembre. Fue aprobado después de un largo debate que se prolongó hasta el día siguiente con 95 votos a favor del PRI, PAN y PVEM y 28 en contra del PRD, PT y MC (además de los panistas Javier Corral y Ernesto Ruffo).

Senadores a Favor
53 (PRI)
35 (PAN)
7 (PVEM)

Senadores en contra
19 (PRD)
6 (PT)
2 (PAN)
1 (PRI)

La minuta fue turnada a la Cámara de Diputados ese mismo día, donde tuvo un destino similar. Tras otra larga discusión, que incluyó la toma de tribuna, la protesta del diputado Antonio García Conejo (PRD) al desvestirse a las 04:15 horas, y decenas de reservas rechazadas, se aprobó el 12 de diciembre con 354 votos del PRI, PAN, PVEM y Panal a favor, y 134 en contra del PRD, PT, MC, junto con Alfredo Zamora, Verónica Sada y Patricia Lugo (PAN).

Diputados a favor
209 (PRI)
107 (PAN)
28 (PVEM)
10 (Panal)

Diputados en contra
95 (PRD)
19 (MC)
13 (PT)
3 (PAN)
1 (PRI)

¿Qué propusieron PAN y PRI?

La propuesta del PAN incluía medidas para abrir el sector del petróleo y el gas del país (y los mercados de electricidad) a la inversión privada y sugería la creación de un Fondo Mexicano del Petróleo para corregir la dependencia fiscal del país en los ingresos del petróleo.

Proponía, además, proporcionar a Pemex y la CFE una mayor autonomía por medio de cambios a sus políticas de gobierno corporativo y a sus consejos de administración, específicamente, eliminando los cinco puestos sindicales en el consejo de Pemex.

Por su parte el PRI, propuso una cláusula permitía al gobierno y a Pemex celebrar contratos de participación en la producción y las ganancias con empresas extranjeras y privadas mexicanas; también planteaba el fin al monopolio de Pemex en la fase aguas arriba en el país para permitir a la petrolera mexicana y a otras nuevas compañías privadas participar en el mercado y celebrar contratos de participación en las ganancias con el gobierno federal de México.

Planteaba establecer asociaciones y empresas conjuntas con el sector privado, pero a diferencia del PAN no incluía la posibilidad de contratos de concesión, sino que se mantendría la propiedad histórica y constitucional de México y el control de sus reservas del subsuelo e hidrocarburos.

Aprobación en tiempo récord

Al ser una reforma constitucional se requería la aprobación también en la mitad más uno de los estados, por lo que el 16 de diciembre, los ojos estaban puestos en San Luis Potosí, que se convertiría en el estado definitorio para que pudiera ser promulgada. Así, en la madrugada se convirtió en el estado 17 de los 32, en avalar la reforma.

Con esa aprobación se establecería un tiempo récord para avalar una reforma constitucional, pues en menos de 60 horas estaría lista para declarar su constitucionalidad.

Tres días después, el presidente Enrique Peña Nieto la promulgó. El 20 de diciembre de 2013, firmó la nueva ley y declaró enérgicamente: “Nosotros, los mexicanos, hemos decidido superar mitos y tabúes para dar un gran paso hacia el futuro”.

Conoce más: Los puntos clave de la reforma energética de EPN

La reforma modificó los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución para permitir que las empresas privadas participen en el sector energético, mediante contratos de servicios, de utilidad compartida, producción compartida o de licencia, entre otras modalidades.

Planteó el paso de Pemex y la CFE de organismos descentralizados a empresas productivas del Estado, estableció la creación de órganos reguladores, del Fondo propuesto por el PAN, y la modificación del Consejo de Administración de la petrolera mexicana, hacia una mayor liberalización en el modelo energético.

Hoy, esa reforma está nuevamente en el debate tras las denuncias que fue edificada en medio de sobornos, que involucran a funcionarios y legisladores del pasado y el presente.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad