Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La sequía en el Valle de México atravesará las campañas en la CDMX

Con tres años de sequía y el Día Cero previsto para el 26 de junio, la escasez de agua en la Ciudad se ha convertido en un punto de disputa política entre quienes compiten por gobernar la capital.
dom 04 febrero 2024 11:59 PM
Entrega de agua en la CDMX
Reparto de agua con pipas en enero de este 2024.

De cara a las elecciones de 2024, las campañas en la Ciudad de México estarán marcadas por la sequía que ha afectado al Valle de México, con niveles históricamente bajos en las reservas del Sistema Cutzamala.

Las campañas, en las cuales competirán por el voto las y los aspirantes a más de 200 cargos públicos que incluyen la Jefatura de Gobierno, irán del 1 de marzo al 29 de mayo, mientras la temporada de estiaje se prevé dure hasta el 15 de mayo.

Publicidad

De hecho, el llamado ‘Día Cero’, en el cual no será posible dotar de agua a los habitantes de la capital, se proyecta para el próximo 26 de junio –apenas tres semanas después de las elecciones del 2 de junio–, según estima el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM).

Esto significa que, al llegar a este punto, las autoridades deberán cortar el abasto para viviendas e industria ante la escasez, para reservar el agua disponible para servicios de emergencia y hospitales, hasta que las reservas de agua comiencen a recuperarse durante la temporada de lluvias alrededor del mes de septiembre.

Niveles críticos en el Cutzamala

El 25% del agua para la Ciudad de México depende del Sistema Cutzamala. Su capacidad de abasto responde a las lluvias, las cuales han sido cada año más escasas: durante 2023 llovió un 72% menos que en 2022, año que ya registraba una disminución del 15% en precipitaciones comparado con 2021.

En este momento el Cutzamala tiene reservas equivalentes sólo al 39.8% de su capacidad, de acuerdo con el monitoreo del Organismo de Cuenca Aguas, cuando históricamente en esta época del año solía encontrarse al 76.8%.

Esto significa que el agua ha disminuido en un 37%, de acuerdo con el reporte del OCAVM al 29 de enero.

El agua que aporta el Cutzamala a la capital ha bajado en 5,700 litros por segundo desde junio de 2022 hasta el momento, según ha reconocido el titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Rafael Carmona Paredes.

La dotación desde las presas del Cutzamala ha pasado de 14,100 litros por segundo en 2021 a 8,400 litros por segundo a principios de 2024, una baja del 40% en el último año y medio.

Entre los recortes más grandes hechos al suministro proveniente del Cutzamala está el de noviembre de 2023, con 3,000 litros por segundo menos y el de enero de este año, con 800 litros por segundo menos.

Publicidad

El agua a la lucha política

La escasez de agua ha escalado a la arena política, Santiago Taboada, candidato de la oposición a la Jefatura de Gobierno, ha lanzado críticas al Gobierno de la ciudad –encabezado por Morena, antes por el PRD- por no actuar para atender el problema durante los últimos 20 años.

“Los gobiernos de Morena en la Ciudad de México son los responsables de que no tengamos agua en la ciudad. Estarán tratando de culpar al calentamiento global y otros factores externos de una crisis que en realidad fue provocada por su negligencia, por su ineficiencia, porque no supieron ser gobierno, porque no invirtieron en las obras correctas y sólo tiraron el dinero

El abanderado de PAN, PRI y PRD anunció que busca convocar a especialistas para trabajar en un proyecto para resolver el problema del agua “y darle un mejor futuro a nuestra ciudad”.

En contraste, la morenista Clara Brugada atribuye la crisis de líquido a la “voracidad inmobiliaria” por la cual la capital atraviesa la “peor sequía desde hace 80 años”.

“La voracidad inmobiliaria de políticos corruptos ha provocado que zonas que antes no carecían de agua hoy sufran escasez; hoy las construcciones de edificios han cambiado la composición de las colonias”, afirmó la candidata de Morena, PT y PVEM.

Brugada apuntó a la autorización irregular de nuevas construcciones , junto al cambio climático como las causas del problema.

La candidata, quien gobernó por tres periodos Iztapalapa –alcaldía marcada durante décadas por la escasez de agua– prometió que presentará un nuevo modelo de gestión del agua para garantizar el suministro.

Publicidad

Hasta ahora la estrategia para gestionar la falta de agua en la Ciudad de México frente a tres años continuos de sequía se ha centrado en recortar la distribución de agua para los habitantes, así como invertir dinero para obras hídricas que permitan traer agua a la capital de otros puntos como la Presa Madín en el Estado de México, la Presa del Bosque en Michoacán y el Lago de Xico, entre Chalco y Tláhuac.

Luis Zambrano, doctor en Ecología Básica e investigador del Instituto de Biología de la UNAM, considera que se trata de soluciones que aplazarán la crisis por dos o tres años.

Todas estas colonias que tienen abasto total o parcial del Sistema Cutzamala están sufriendo mucho porque el Sistema (Cutzamala) está muy bajo, ronda el 30% ahora y posiblemente llegue al 14% (de almacenamiento) en mayo".

“Estamos tratando de solucionar el cáncer con una curita, no estamos logrando solucionar el problema de fondo y este es de largo plazo. No van a ser soluciones sostenibles, sino que en tres años vamos a tener el mismo problema”, advierte Zambrano.

Ante las elecciones, el académico considera que en lugar de convertirse la votación en un ejercicio de rendición de cuentas, se limita a un intercambio de culpas entre las personas que compiten por los distintos partidos políticos.

“En época de elecciones se ocultan lo más posible los grandes problemas y el problema del agua se oculta constantemente”, afirma.

Carlos Samayoa, campañista sobre agua en Greenpeace, apunta como una de las principales causas de la escasez de agua al cambio climático, el cual genera menos lluvias y sequías en un extremo, mientras en el otro extremo provoca fenómenos meteorológicos como tormentas y huracanes. A esto se suma la reducción de Áreas de Valor Ambiental, que permiten la recarga de los acuíferos.

El activista de Greenpeace urge a los y las aspirantes a gobernar la Ciudad de México para apostar por acciones que atiendan la raíz del problema.

Estamos en un periodo electoral en el cual los partidos políticos buscan simplemente desprestigiarse unos a otros para echarse la culpa cuando el fondo de la discusión les es muy lejano".

“Las personas que son candidatas al Gobierno de la ciudad necesitan comprometerse con una agenda mucho más ambiciosa en materia medioambiental para garantizar el acceso al agua porque no van a haber pipas que alcancen bajo la perspectiva actual”, señala.

En una carta publicada apenas este viernes 2 de febrero, Clara Brugada fijó postura sobre las alertas de Greanpeace sobre el tema del agua en la Ciudad de México, resaltó que se cuenta con el programa de recuperación de agua de lluvia más grande del país y se ha invertido en una gran cantidad de obras para mejorar la eficiencia del sistema hidráulico.

“Esta ciudad asumió el agua como un derecho, revirtió la privatización de segmentos importantes del sistema y ha fortalecido al organismo público responsable de la gestión del agua”, enfatizó en dicha comunicación.

La escasez golpea alcaldías

La crisis ha comenzado a sentirse en la capital, pues durante los dos primeros meses del año son 280 colonias en 10 alcaldías de la ciudad las que reciban agua por tandeo –sólo durante unas horas cada día– como medida para dosificar el suministro ante los bajos niveles de las presas del Cutzamala.

Las colonias afectadas se encuentran en Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Tláhuac, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco. Se puede consultar los horarios de suministro en el sitio Agua en tu Colonia de Sacmex .

De diciembre de 2023 a enero de 2024 se registraron en la ciudad bloqueos y protestas en nueve alcaldías por falta de agua, de las cuales siete son gobernadas por la oposición; estas demarcaciones son Azcapotzalco, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Coyoacán, Tlalpan, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Miguel Hidalgo.

Alcaldes panistas como Mauricio Tabe, de Miguel Hidalgo, y Lía Limón, de Álvaro Obregón, así como la perredista Alfa González, de Tlalpan, han exigido al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y al gobierno capitalino cumplir con el abasto de agua para los habitantes de sus alcaldías sin sesgos políticos.

“Tenemos conocimiento de que líderes ligados a Morena y funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México han mentido a la ciudadanía responsabilizando a la alcaldía que encabezo de la falta de agua en nuestra demarcación.

“Vecinas y vecinos, es muy importante no dejarnos engañar por personas sin escrúpulos y quieren obtener un beneficio político de un tema tan sensible como es la falta de agua”, apuntó la alcaldesa de Tlalpan a través de un video en las redes sociales de la alcaldía el 21 de enero.

Al ser cuestionado sobre las protestas marcadas al poniente y sur, en alcaldías que coinciden en ser gobernadas por partidos de oposición, el jefe de Gobierno, Martí Batres, apuntó que todas las alcaldías conectadas con el Cutzamala han sido afectadas.

“A excepción de tres, de cuatro alcaldías, el resto tiene conexión con el Sistema Cutzamala y se atienden en toda la ciudad; en toda la ciudad hay atención por parte del gobierno sin excepción”, respondió Batres en conferencia de prensa el 27 de enero.

Soluciones más allá de pipas y tubos

Luis Zambrano considera que más allá de calmar el malestar social con pipas de agua, es necesario el rescate del acuífero del Valle de México, a través de incrementar y proteger las áreas de conservación ambiental que permiten la infiltración de agua.

“Eso implica cosas que nos pueden doler como un cambio en el manejo del territorio en el cual tenemos que quitar industria, modificar ciertas calles para tener zonas de absorción y zona de infiltración de agua.

“Tenemos que recuperar nuestros cuerpos de agua, tanto lagos como ríos, porque estos nos ayudan muchísimo no sólo a evitar inundaciones sino a infiltrar más agua”, señala el académico de la UNAM.

Para Samayoa en la ciudad se requiere invertir en la infraestructura hídrica, pues hay tuberías de agua con hasta un siglo de antigüedad y el 40% del líquido se desperdicia en fugas.

Además incrementar el tratamiento del agua residual, pues ahora sólo se trata alrededor del 15% del líquido para ser reutilizado, apunta el activista de Greenpeace.

MGID Recomienda

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad
Publicidad