Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: Un nuevo 19S, entre el simulacro, la incredulidad y el miedo

De nueva cuenta, después del Simulacro Nacional realizado a las 12:19 horas, un terremoto de magnitud 7.7 sacudió a la Ciudad de México este 19 de Septiembre, igual que hace cinco años.
mar 20 septiembre 2022 05:00 AM
19S-nota-politica.gif

Este lunes en México se registró un terremoto casi imposible, pero sucedió: a las 13:05 horas de este 19 de septiembre de 2022, después del Simulacro Nacional de las 12:19 horas, un sismo de magnitud 7.7 sacudió de nuevo a la Ciudad de México.

Por tercera vez ocurrió el mismo día y por segunda vez sucede después de la 13 horas y posterior a un simulacro nacional. El 19S ya es un día de mala suerte.

“Es como sacarse la lotería tres veces seguidas”, ilustró Víctor Hugo Espíndola, investigador del Servicio Sismológico Nacional (SSN), para explicar que la probabilidad de que esto suceda nuevamente es mínima.

Publicidad

Media hora antes del nuevo sismo, Eugencia Ponce, una señora de 60 años, celebraba que el simulacro le permitía salir preparada, con celular, llaves, cubrebocas y mascotas en mano.

Ella vive en la alcaldía Cuauhtémoc, en el edificio José María Arteaga del Conjunto Habitacional Nonoalco-Tlatelolco, el mismo que fue testigo de la masacre de estudiantes en 1968 y de los graves daños del temblor de 1985.

Imposible que el suceso no abra las heridas. Eugenia escuchó una de las 13,737 alertas sísmicas que sí funcionaron y no lo podía creer. ¡Otra vez un sismo el 19 de septiembre, otra vez después de un simulacro!. ¡Otra vez el miedo! Está de la fregada, espantoso, horrible. Me paralizó en las escaleras”, expresó Eugenia luego de reponerse del susto del sismo.

Ella vive en el tercer piso. Su hermana, en cambio, está en la séptima planta del edificio de 13 pisos. Desde ahí, explicó Eugenia, las personas ya no se esfuerzan en bajar “porque no llegan”. Mejor se resguardan en algún punto ciego del edificio.

#EnFotos l Tras simulacro por el 19S, sismo de 7.7 sacude a la CDMX

MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

A las 13:05 horas de este lunes se registró un sismo de magnitud de 7.7, 63 kilómetros al sur de Coalcoman, Michoacán.
Alfredo Estrella/AFP
People wait outside their homes after a quake, in Mexico City

Sismo 19-S 2022

El movimiento telúrico se registró a menos de 60 minutos de que se efectuara el simulacro nacional.
Henry Romero/Reuters
People react to an earthquake in Mexico City

Sismo 19-S 2022

Inicialmente, el Sismológico Nacional informó que el sismo había tenido una magnitud de 6.8 grados con epicentro en Michoacán, pero luego se corrigió el dato y subió a 7.7.
Andres Stapff/Reuters
MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

El sismo que se originó en Michoacán también fue perceptible en Colima, Puebla, Jalisco y Estado de México.
Carlos Pérez Gallardo/Reuters
MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

Cientos de personas salieron de sus oficinas y casas al escuchar la alerta sísmica.
Alfredo Estrella/AFP
probabilidades de que tiemble el 19 de septiembre de 2022

Sismo 19-S 2022

Por el sismo se registraron algunas crisis nerviosas.
Alfredo Estrella/AFP
MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

Tras el sismo, los ciudadanos permanecieron en las calles. Algunos evitando regresar a sus inmuebles por el miedo a que alguna estructura presente daños mayores.
Rodrigo Arangua/AFP
MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

Pacientes evacuados permanecen fuera del hospital tras el sismo.
Claudio Cruz/AFP
MEXICO-EARTHQUAKE

Sismo 19-S 2022

Personas evacuadas de edificios aledaños al zócalo usan sus teléfonos celulares para comunicarse con sus seres queridos.
Pedro Pardo/AFP

La escena se repitió en la ciudad. Grupos de personas aguardaron en la calle, incrédulas primero, preocupadas después. Otras salieron corriendo ya en pleno movimiento, pues viven cerca de las 121 alarmas que no sonaron.

Sobre el Eje Central algunas personas experimentaron pánico y al intentar comunicarse con sus familiares los celulares fallaron por minutos. El Metro y el Cablebús detuvieron su marcha temporalmente y algunas colonias se quedaron sin luz.

Hasta las 14:30 de la tarde se recibieron 102 llamadas al 911 por crisis nerviosas relacionadas con el sismo.

 

Jesús Vázquez se encontraba en el piso 8 de un edificio sobre Paseo de la Reforma y, quizá por el recuerdo del 2017, regresó a la calle después del simulacro.

“Antes de que diera la una yo me bajé porque pensé: ‘va a volver a temblar’. Recorrí los carriles centrales y empecé a ver cómo se acostaban los edificios. Ves de todo: mucha gente llorando sobre el camellón, otros que se hincan”, narró.

Aunque la magnitud fue mayor al sismo de 2017, por ahora las afectaciones materiales son menores: alrededor de nueve hospitales y otros inmuebles con daños superficiales.
En Colima falleció una persona tras la caída de una barda.

La angustia, ansiedad y miedo acompañan a la población. “Después de un terremoto, hasta 63% de las personas reporta desesperanza, síntomas de depresión, desinterés y pérdida de placer”, expone el estudio Impacto de los terremotos en la salud mental, de la revista de la Academia Mexicana de Ciencias.

Protesta y miedo

Este 19S también hubo enojo e impotencia que se mezcló con miedo. Los damnificados de los otros sismos, salieron a las calles a protestar por la falta de atención, lentitud de la reconstrucción y la llegada de la justicia para cada unas de las personas afectadas en el terremoto del 2017.

Cinco años después, no hay justicia para ellas y con ese enojo, cerraron ambas laterales de Viaducto y Monterrey para reclamar que a la fecha, sus inmueble no ha sido reconstruidos. El nuevo terremoto de 7.7 grados que sacudió a la Ciudad de México los tomó en pleno bloqueo.

“Ya tenemos la alerta en la cabeza, escuchamos cualquier ruido y pensamos que está sonando, hoy nadie se imaginó que volvería a temblar y ocurrió. Nosotros ya pasamos por esto hace cinco años y la pesadilla no termina", señaló Verónica Serrano, damnificada de Tlalpan 550, un conjunto de cuatro torres que resultó dañado.

En el lugar protestaron unos 100 vecinos que no han podido regresar a sus casas. Ahí estuvieron también los damnificados de Zapata 56, un edificio que con 24 departamentos se partió en dos y colapsó el 19S del 2017, donde fallecieron dos personas.

“Llevamos cinco años y sigue sin pasar nada”, denunció una de las afectadas quien todavía no recupera su hogar. Su hermano sigue esperando que le paguen su auto, que sigue enterrado en los escombros del edificio.

 

Reviven angustia

La angustia pasada hace cinco años, se revivió en las familias que realizaban una misa en memoria de las 26 víctimas del Colegio Rébsamen al escuchar la alerta sísmica y sentir de nuevo el movimiento.

“Ya está pasando, tranquilos, ya está pasando”, repetía un hombre para apaciguar el llanto de algunos de los presentes mientras las familias se abrazaban a unos metros de los restos de la escuela que colapsó cinco años atrás, apenas nueve minutos antes que el sismo que hoy sacudió a la capital.

En otra zona de la ciudad, mientras integrantes del colectivo Damnificados Unidos realizaban un conversatorio sobre los pendientes de la reconstrucción en la Ciudad de México y se preparaban para guardar un minuto de silencio, la alerta sísmica interrumpió el homenaje.

Las personas salieron del Multifamiliar Tlalpan hacia la Calzada Taxqueña. Algunas sufrieron crisis nerviosas con llanto, dificultad para respirar y caminar. “¡Ya ves por qué sus simulacros no nos representan!”, dijo un hombre molesto mientras sonaba la alerta sísmica.

 

"Es una coincidencia"

Tras el susto, surgieron las hipótesis que intentaban explicar el porqué de un tercer sismo el 19 de septiembre. Lo cierto es que no hay razón técnica que justifique esta repetición, porque los movimientos telúricos no se pueden predecir.

Pero, ¿qué probabilidad hay que se repitan tres en la misma fecha? Según José Luis Mateos, ( @jlmateos ), especialista en sistemas complejos del Instituto de Física de la UNAM, una por 133,225. Expresado de otra forma, 0.000751%.

Tras esta situación, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtió que la coincidencia de fechas en los sismos en septiembre merece abrir nuevas líneas de investigación y pidió a los científicos hacer estas investigaciones con seriedad y metodología, ya que nuevas preguntas requieren respuestas apropiadas.

Así que septiembre no es un mes maldito. Víctor Hugo Espíndola, investigador del Servicio Sismológico Nacional (SSN), dijo que los temblores suelen repetirse en distintos meses. Por ejemplo, sostuvo, de los sismos de magnitud 7 registrados en México desde 1900 a la fecha, varios han ocurrido en el mes de diciembre.

Luis Quintanar Robles, secretario académico del SSN, reitera: no existe nada científico que asegure que un sismo se repita en una misma fecha. Lo que sí se sabe es que la “liberación de esfuerzos”, causada por temblores previos, puede provocar nuevos sismos. El 14 de septiembre pasado, por ejemplo, ocurrió un temblor de magnitud 5 en la costa de Guerrero.

“Es posible que haya liberado algunos esfuerzos que facilitaron el movimiento entre las placas tectónicas y disparado este sismo”, explicó.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum también señaló que no se pueden dar explicaciones fuera de la ciencia. "No hay nada que diga que el 19 de septiembre es un día especial para que haya un sismo y no tiene que ver con que haya un simulacro".

La única certeza que tenemos es que vivimos en un país sísmico y seguirá temblando por lo que nos queda es prepararnos.

María Guillermina Martínez ha logrado mantener la calma: 10 minutos antes el terremoto estaba en su oficina, tras participar en el simulacro, cuando escuchó por segunda vez la alerta sísmica en el piso 14 de la Secretaría de Cultura.

Ahí mismo vivió el sismo de 2017 y vio a vecinos paralizados por el miedo que no pudieron desalojar el inmueble. Desde entonces, procura mantener la calma y enfocarse en salir.

“No lo creí. Entonces, me asomé y las personas estaban en las paredes, se estaban resguardando. La verdad (sentí) miedo, pero creo que la adrenalina que tenemos de sobrevivir es la que nos hace salir y no ponernos mal”, explicó.

Publicidad
Publicidad