Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | AMLO y Sheinbaum comparten recuerdos de "los viejos tiempos"

El presidente realizó su conferencia mañanera en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, que fue su oficina de 2000 a 2005 y donde hoy manda una de sus más cercanas aliadas, la jefa de gobierno.
mar 30 noviembre 2021 03:35 PM
AMLO_SHEINBAUM_cuartoscuro_846398_impreso.jpeg
El presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Andrés Manuel López Obrador regresó este martes al Antiguo Palacio del Ayuntamiento poco más de 16 años después de que dejó la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, cargo que ejerció desde finales del 2000 hasta 2005, cuando se separó de él primero para enfrentar el desafuero en su contra y después para iniciar el camino a sus primeras elecciones presidenciales en julio de 2006.

Luego de que perdió en aquella primera contienda, pasaron 12 años —un sexenio del PAN y otro del PRI—, giras por todo el país y la fundación de Morena como partido político para que López Obrador lograra ganar la presidencia en 2018 y llegara a gobernar a México. "Bellísimo", dijo el ahora mandatario esta mañana, al observar desde el patio interior el edificio de lo que antes era su oficina. "Es una joya", añadió.

Publicidad

La jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, entró al lugar con una sonrisa mientras saludaba a los reporteros. "Los viejos tiempos", comentó cuando una periodista le recordó las conferencias que López Obrador daba cuando era el gobernante de la ciudad.

Sheinbaum se sentó cerca del presidente, como lo estuvo durante poco más de cinco años como parte del gabinete de López Obrador, cuando la ahora mandataria capitalina era secretaria de Medio Ambiente.

"Bienvenido, señor presidente, esta es su casa", afirmó al tomar la palabra.

La conferencia de este martes reunió también a dos políticos que ocuparon la Jefatura de Gobierno en distintos momentos y ahora son parte del gabinete presidencial: Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, aunque este último se retiró poco antes de iniciar el evento.

Tras representarse los resultados en seguridad, en los que el gobierno de la ciudad indicó una reducción del 41% en los delitos de alto impacto durante los tres años del mandato de Sheinbaum, el presidente afirmó estar "muy contento" con lo conseguido.

"La estrategia que están aplicando en la ciudad pues está dando resultados. Imagínense que la jefa de gobierno está aquí todos los días en la mañana y ella encabeza las reuniones de seguridad con todos los funcionarios del gobierno de la ciudad, eso ayuda mucho", resaltó.

Publicidad

En la mañanera de este martes, López Obrador recordó que como jefe de gobierno se registraban 78 robos diarios de vehículos en promedio, de los cuales la mitad eran "vochos" de dos puertas que funcionaban como taxis en la ciudad y solían terminar en "deshuesaderos" para ser vendidos en partes como refacciones.

Entonces, decidió cambiar la norma en el entonces Distrito Federal para incluir como requisito que los taxis tuvieran cuatro puertas.

"No dijimos que era por eso en ese entonces, sino que era ambiental y cuatro puertas", contó el presidente, mientras Sheinbaum lo miraba y reía como quien comparte un secreto.

Sheinbaum también conversaba en voz baja con quienes estaban a su lado: el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y Rosa Icela Rodríguez, quien fue su secretaria de Gobierno en la ciudad hasta que López Obrador la llamó a su equipo, primero como coordinadora de puertos y actualmente como secretaria de Seguridad.

Detrás de ella se encontraba Ebrard, con un semblante más serio, y quien es mencionado en encuestas como el principal competidor de Sheinbaum por la candidatura presidencial de Morena en 2024. Pese a ello, en público ambos han negado varias veces que exista rivalidad.

En la segunda fila también estaba Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, principal vocero de la estrategia en la atención a la pandemia de COVID-19 en México, con quien Sheinbaum ha tenido diferencias por el semáforo epidemiológico en la capital, según se ha reportado en versiones periodísticas.

Publicidad

Durante todo el encuentro matutino, de la competencia hacia las elecciones que tendrán lugar en tres años no se dijo una palabra. En las intervenciones de López Obrador estuvo el informe por sus tres años que presentará este miércoles en el Zócalo, al que aseguró que todos están invitados.

El presidente, acostumbrado a estar rodeado de personas que en giras y eventos públicos gritan su nombre y lo escuchan atentas, declaró confiar en la vacunación lograda en la ciudad y en la responsabilidad de cada ciudadano de cuidarse. En esa línea, descartó que se exija portar cubrebocas para acceder a su mensaje.

Casi al finalizar la conferencia, tres avisos en hojas de papel entregados al presidente le advirtieron que era hora de apurar la salida, pues el empresario Larry Fink, quien dirige la financiera Black Rock, le esperaba para desayunar.

López Obrador entonces se adelantó para salir del patio, pero interrumpió su paso para esperar a Sheinbaum, a quien rodeó por la espalda con el brazo izquierdo, en un gesto que la jefa de gobierno correspondió mientras el resto del gabinete caminaba detrás de ambos.

Afuera ya se tenía instalado un cerco de seguridad dos calles alrededor del Zócalo. En la plancha se alistaban las vallas, el equipo de sonido y las pantallas que transmitirán el mensaje del presidente, quien adelantó que este miércoles estará acompañado de mariachis, jaraneros y rumba.

"La rumba también es cultura", dijo López Obrador al citar a Froylán López Narváez, quien fue profesor en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM y recientemente falleció.

López Obrador culminó así su visita al palacio desde donde gobernó la capital, y desde el cual se dirigió al palacio desde el que tiene tres años gobernando al país.

Publicidad
Publicidad