Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Eventos masivos en la CDMX? Sí, pero sin bajar la guardia, advierten expertos

Especialistas ven el regreso de eventos masivos y la reapertura de más sectores como un paso necesario, pero urgen a evitar que se relajen las medidas preventivas y los errores de otros países.
sáb 09 octubre 2021 11:59 PM

El cuarto trimestre de 2021 está proyectado por las autoridades de la Ciudad de México como un posible detonante para la economía, tras 18 meses de afectaciones por la pandemia de COVID-19. Para ello, anunciaron que ya se podrán llevar a cabo eventos masivos que puedan atraer al turismo nacional e internacional, así como la reapertura de más sectores con miras a que se recuperen empleos.

Las decisiones se dan con base en las estadísticas de la pandemia, que muestran desaceleración en la transmisión del virus SARS-CoV-2 y una disminución en los fallecimientos, lo que el gobierno local atribuye a un avance en la vacunación que marca que más de 90% de los adultos ya tiene al menos una dosis del fármaco. Especialistas consideran la reactivación económica como un paso natural y necesario para este momento, pero advierten que un mayor porcentaje de personas vacunadas no debe significar el fin de las medidas sanitarias entre la población.

Publicidad

Los expertos aseguran que, si bien las autoridades han hecho su parte con la aplicación de vacunas, no se debe bajar la guardia en eventos masivos como la carrera de la Fórmula 1, las fiestas por Día de Muertos o los conciertos y festivales musicales programados para noviembre.

Como ejemplos mencionan los casos de Israel y Estados Unidos, donde avanza la vacunación y algunas localidades incluso ya no exigen el uso de cubrebocas, lo que ha hecho que personas se vean afectadas por las variantes de COVID-19, principalmente la Delta.

Más vacunación, menos restricciones

El gobierno de la ciudad anunció que, a la par de la luz verde a eventos masivos, también serán retiradas algunas restricciones en aforos y horarios para el funcionamiento de establecimientos, como restaurantes, plazas comerciales, cines y centros de espectáculos.

El objetivo es que para finales de año haya un mayor flujo de capitales y, por tanto, el sector servicios y el turismo aprovechen eventos de talla internacional como la Fórmula 1 o los festivales de Día de Muertos.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer este 8 de octubre por Eduardo Clark, director de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), el 98% de la población adulta de la CDMX tiene al menos una dosis de vacuna. Los adultos de 30 años o más de las 16 alcaldías ya se encaminan al esquema completo y se espera que los de 18 a 29 alcancen ese estatus en lo que resta del mes.

Miguel Ángel Toro, especialista en ciencias sociales y gobierno del Tec de Monterrey, afirma que el regreso de eventos masivos es un respiro para sectores fuertemente golpeados por la pandemia, como el entretenimiento y el turismo.

Sin embargo, resalta que ahora la responsabilidad mayor recae en la propia ciudadanía y en los sectores económicos.

"La cuestión aquí es: ¿cómo se van a implementar las medidas sanitarias? Es decir, si la gente puede guardar las mayores medidas de salud o si va a seguir usando cubrebocas en un concierto, porque una cosa tan tonta como eso puede determinar si se mantienen abiertos este tipo de eventos", señala el experto.

Publicidad

En este mismo sentido, el médico Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina y vocero de la comisión para COVID-19 de la UNAM, considera que las reaperturas o el regreso de eventos masivos se deben dar dentro del marco de un control epidémico básico, ya que cada vez habrá más gente en los puntos de entretenimiento.

"Si logramos cumplir las medidas básicas para prevenir contagios, podemos ir teniendo reaperturas; el riesgo es que estas se hagan de forma desordenada y mucho de eso no depende del gobierno, depende de quién hace la reapertura. Al gobierno no le alcanzarían los inspectores para andar viendo que restaurantes, tiendas, centros comerciales o centros de espectáculos abran correctamente", alerta.

La experiencia de otros países

Mientras la segunda ola de COVID-19 en febrero atacaba a distintos países, incluido México, Israel acaparó la atención del mundo por haber comenzado una agresiva campaña de vacunación, pues en el primer trimestre del año había llegado a una cobertura de 50% de su población con al menos una dosis.

A mediados de 2021, el país levantó las restricciones comerciales y de viaje y permitió fiestas y eventos masivos; incluso, se popularizaron en redes sociales imágenes que mostraban una sociedad vuelta a la normalidad.

Algo similar ocurrió en Estados Unidos, pues la vacunación avanzó rápido, la población relajó las medidas y en agosto las autoridades de la ciudad de Nueva York organizaron un concierto en Central Park, denominado "We love NY: The homecoming concert".

Para el especialista de la UNAM, Israel y Estados Unidos son el ejemplo de lo que sucede cuando las autoridades relajan las medidas sanitarias y reactivan los distintos sectores económicos de una manera desequilibrada.

"¿Y qué pasó? Pues llegó la variante Delta y les causó un repunte de la epidemia y tuvieron que volver a confinar a las personas y tuvieron que volver a pedir cubrebocas a la población. Estos países han pensado en que las vacunas son la solución, digamos, definitiva, y está comprobado que no", advierte.

Publicidad

En tanto, el experto del Tec considera que, a diferencia de otros países europeos o de Estados Unidos, México tiene una baja cantidad de grupos antivacunas y ello le permitirá avanzar hacia una normalidad más controlada.

"Tengo la impresión de que no nos va a ir tan mal en el regreso de eventos masivos, porque sí estamos más vacunados que otras ciudades similares a la Ciudad de México", afirma.

Confiar en la ciudadanía

El gobierno de la ciudad ha dejado claro que para los eventos organizados por esta administración, como la Feria del Libro en el Zócalo, las celebraciones por la Revolución Mexicana y las fiestas de Día de Muertos, únicamente se aplicará el esquema básico de cuidado, como uso de cubrebocas, la aplicación de gel antibacterial y la toma de temperatura en los accesos a cada recinto.

Así, puso en manos de los empresarios u organizadores de eventos masivos en espacios privados la decisión de implementar medidas adicionales, como exigir a los asistentes pruebas negativas de COVID-19 o comprobantes de vacunación como requisito para ingresar.

"En el caso de la Ciudad de México, no estamos contemplando ninguna obligación de comprobar vacunación para acceder a un servicio o un espacio, los lugares privados tienen la opción de hacerlo, pero no queremos como gobierno discriminar a nadie", argumentó Eduardo Clark.

Publicidad
Publicidad