Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Encierro o clases presenciales?, padres de la CDMX dudan del regreso escolar

Frente a la posibilidad de contagio y el impacto tras año y medio del cierre de escuelas, padres deben decidir mientras en las escuelas comienzan se alistan para reducir el riesgo por COVID-19.
mar 17 agosto 2021 11:59 PM
Un niño protesta por regreso a clases presenciales y cursos de verano en Nuevo León.
Padres de familia, niños y maestros de colegios privados demandan el regreso a las aulas.

A dos semanas del regreso a clases anunciado para el próximo 30 de agosto, padres y madres deben decidir si envían de nuevo a sus hijos a la escuela, mientras la Ciudad de México atraviesa la tercera ola de contagios de Covid-19.

Mientras, en las escuelas, cambian a pupitres individuales y comienzan labores de limpieza, tras un año y medio de la suspensión de clases presenciales.

Publicidad

Angélica Fernandez está determinada a que sus tres hijos sigan en clases virtuales, quienes tienen 14, 4 y 2 años que estudian en Álvaro Obregón. La madre reconoce que no es una opción perfecta en especial para su pequeño de cuatro años que estudia el preescolar, con sólo una hora de clases dos días a la semana.

“Como el niño acaba de entrar al kínder ha sido pesado porque no hay ni la paciencia ni la experiencia para enseñarle y con el tema de estar encerrados sí está un poquito complicado porque los niños se aburren mucho”, dice en entrevista.

Sin embargo, con el regreso a las aulas mientras se han incrementado los contagios le preocupa que se genere un “caos” en especial entre los niños pequeños.

“Para empezar no tenemos la cultura de traer el cubrebocas, la careta y los niños –al fin niños– andan corriendo, abrazándose, besándose, compartiendo la comida”, comenta.

En contraste, Irma Romo Méndez está segura de mandar a sus tres hijos, un niño en primaria, una adolescente en preparatoria y una joven en licenciatura, a clases presenciales.

Para ella, la pérdida de actividades deportivas, el no ver a sus amigos y el encierro han tenido un impacto en sus hijos, tanto en su salud física como emocional.

“Empiezan a tener miedo, entre otras situaciones algunas depresiones, en otras ocasiones se han dado situaciones violentas. (…) Se me hace bastante importante que retomen por su seguridad física y también una parte muy importante es el aprendizaje porque no es lo mismo”, afirma Romo.

Publicidad

No obstante, al ser un regreso voluntario le preocupa que su hijo en nivel primaria sea el único en el salón.

“Estoy contenta, yo sí voy a mandar a mi hijo y lo único que me ocuparía en ese aspecto es que fuera mi hijo el único que iría, porque esto lo están tomando a manera de quien desee mandar a sus hijos”, señala.

En el caso de Itzel, madre de una pequeña de 5 años en preescolar, aunque está abierta a llevar a su hija a su escuela en Tlalpan, señala que primero debe garantizarse que los alumnos tengan algo tan básico como el acceso al agua, además de las medidas necesarias para reducir el riesgo de contagio.

“Si aseguran el abasto de agua más la higiene en todo el lugar más las medidas de prevención, seguramente sí. (…) No he tenido contacto con la escuela, no nos han dado una visita con las nuevas medidas, entonces no sé”, dice Itzel.

Por su parte Alfredo Sierra, padre de un niño y una niña, gemelos de 4 años, se encuentra entre los indecisos aunque se inclina a aplazar la entrada de sus hijos al preescolar.

“En este momento no, porque ante cualquier situación lo primero que uno debe valorar es la salud y este tema no está bien claro para nadie todavía.

“Lo que sí tenemos claro es que es una enfermedad que es de muy rápida expansión, de muy fácil contagio y también que nuestro gobierno no ha tenido las medidas correctas para garantizar un regreso a clases”, sostiene Alfredo.

Publicidad

Como padre soltero, para Alfredo la pandemia ha sido en especial difícil al tener que combinar el cuidado de sus hijos con el trabajo, no obstante el estado de las escuelas de la alcaldía donde vive, Benito Juárez, no le genera confianza.

“Como padre de familia lo veo, aquí en esta zona las escuelas públicas están realmente abandonadas y si eso es desde el punto de vista estructural, no quiero ni imaginar desde el punto de vista de los cuidados que deben de tener”, advierte.

Alistan escuelas para recibir a alumnos en CDMX

Tras el anuncio de las autoridades educativas federales y capitalinas sobre el reinicio de clases presenciales en los distintos niveles de educación básica, en algunos planteles comenzaron los preparativos para recibir a los alumnos mediante jornadas de limpieza y otros se mantienen con visible deterioro.

En un recorrido por distintas escuelas de la alcaldía Venustiano Carranza se pudo confirmar que escuelas como la primaria Estado de Puebla, en la colonia Moctezuma, no han comenzado los trabajos de limpieza por parte de los padres de familia.

Aunque la conserjería mantiene vigiladas las instalaciones, al interior de los salones se observaron pupitres empolvados y amontonados, con pasto crecido en algunas zonas del patio, derivado del nulo uso. Al exterior el panorama no es muy distinto, pues se observó basura, hojarasca y la pintura de la fachada en mal estado.

Publicidad

Caso contrario al de la escuela primaria Defensores de Veracruz de la colonia Moctezuma II Sección, donde la limpieza comenzó la semana pasada por parte de los propios trabajadores del plantel. Incluso personal de la alcaldía ya acudió al lavado de las cisternas.

Patricia Zárate, conserje de esa escuela refirió que la limpieza deberá ser a marchas forzadas, ya que, como parte de los nuevos protocolos sanitarios por la pandemia de Covid-19, habrá mobiliario nuevo.

“Se va a cambiar en los salones para que los niños estén sentados individualmente porque antes era de dos (alumnos por banca) ya estamos haciendo aseo” explicó.

En uno de los pasillos, se pudo observar medio centenar de sillas apiladas junto con mesas individuales, listas para acomodarse en los salones.

En la escuela Roberto Lara y López, de la colonia Romero Rubio, los padres de familia fueron convocados para la limpieza de las aulas, independientemente de la decisión que tomen de enviar o no a sus hijos al plantel educativo.

“Nos mandaron mensajes el día miércoles para venir a hacer la limpieza, aunque yo no estoy de acuerdo de que regresen los niños, pero es importante que los niños vean que sus papás participen”, relató Teresa Zepeda, madre de una alumna de quinto grado.

Las tareas fueron repartidas por grado escolar, ello permitió que en menos de una semana la escuela quedará totalmente limpia.

Para Karina, madre de dos alumnos de la escuela primaria Libertadores de México de la colonia Nueva Tenochtitlán, en Gustavo A. Madero, el regreso a las clases presenciales, es precipitado e inoportuno por parte de las autoridades, pues a su consideración, son los menores de edad, los que están más expuestos al virus de Covid-19.

“Los niños no cuentan con ninguna dosis de ninguna vacuna. Al gobierno no le interesa la salud de los niños que son los principales afectados”, afirmó.

Pero las autoridades de este plantel educativo no darán marcha atrás al reinicio de las actividades, por lo que ya fueron pegados en las puertas de la escuela los avisos para la el proceso de reinscripción entre el 16 y el 20 de agosto, así como la entrega de los libros de texto para el 27 de este mismo mes, es decir; dos días antes del reinicio de las clases presenciales.

Publicidad
Publicidad