Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La construcción del puente Periférico-Cuemanco avanza en medio de batalla legal

El gobierno capitalino y activistas de Xochimilco tienen un año en un pleito jurídico por esta obra. La autoridad afirma que el puente generará beneficios, mientras pobladores ven un daño ambiental.
dom 25 abril 2021 10:59 AM
Puente Cuemanco-Periférico
Las autoridades afirman que el puente mejorará la movilidad en la zona y las obras irán acompañadas del rescate de un humedal "artificial". Por el contrario, ciudadanos dicen que habrá daño ambiental y que el crecimiento de la mancha urbana afectará a las comunidades.

Durante un año, la construcción del puente vehicular Periférico-Cuemanco ha significado una batalla legal entre el Gobierno de la Ciudad de México y la asociación civil Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco.

Mientras las autoridades defienden la obra de 680 millones de pesos, la organización, habitantes de Xochimilco y académicos han luchado en tribunales para detener los trabajos para levantar este distribuidor vial, diseñado para pasar sobre un humedal en un Área Natural Protegida (ANP).

Publicidad

Alejandro Velázquez, representante de la coordinación, señala que desde abril de 2020 sus integrantes presentaron un amparo para reclamar al gobierno capitalino levantar el puente dentro de una zona de conservación ecológica, pese a que el programa de manejo del ANP prohíbe las obras de infraestructura urbana.

Además, los inconformes señalan que esta obra se basa en un acuerdo administrativo emitido por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en septiembre de 2019, en el que se estableció que las obras públicas quedarán exentas de realizar una evaluación de impacto ambiental.

"Básicamente, le dejan al constructor la autorregulación, porque ellos nada más tienen que llenar un formato de facilidades administrativas para obras públicas. Autoimponen las medidas de mitigación; entonces, realmente la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) ya no está evaluando ambientalmente los proyectos", advierte Velázquez en entrevista con Expansión Política.

"También estamos reclamando la violación al derecho de consulta de los pueblos y barrios originarios de Xochimilco", agrega el representante.

El Comité Nacional de Humedales tuvo una sesión extraordinaria en agosto pasado y sus integrantes por consenso emitieron una recomendación al Gobierno de la CDMX para que suspendiera las obras.

A partir de la opinión de este órgano integrado por sociedad civil, academia y representantes del gobierno federal, en septiembre un juez ordenó suspender los trabajos.

Publicidad

La pausa en la construcción del puente duró poco más de dos meses y terminó en diciembre. Representantes de la Sedema y la Secretaría de Movilidad (Semovi) se reunieron con el comité, donde por mayoría sus integrantes recomendaron mantener suspendido, pero los inconformes con la obra señalan que las autoridades insistieron en retomar los trabajos y lograron que un juzgado diera luz verde.

"En el juicio, la Secretaría del Medio Ambiente hizo una interpretación engañosa de esos acuerdos y omitió decir en el juzgado que existía esa votación", dice Velázquez, abogado y activista.

"Le hizo ver al juez como si el comité ya hubiera dado su aval a las obras, lo cual no ocurrió. Entonces, el juez, que en general ha actuado de forma muy irregular en el juicio, le compró esa idea a la Secretaría del Medio Ambiente y ordenó continuar con las obras", señala.

De un juzgado a un tribunal colegiado

La batalla legal llegó recientemente a otro momento decisivo, pues se esperaba una conclusión de parte de un Tribunal Colegiado en Materia Administrativa.

La Coordinación de Pueblos señaló en Twitter que dicho tribunal dejó sin efectos la resolución del juez que permitía al gobierno continuar con las obras, pero la jefa de gobierno afirma que esto no significa un freno a los trabajos, que ya tienen un avance del 92%.

Este sábado, Sheinbaum defendió el puente vehicular bajo el argumento de que mejorará la movilidad en la zona e irá acompañado del rescate de un humedal "artificial" creado en los años 90.

"Generar una suspensión ahí sería un grave error porque estaría en peores condiciones. Ya se está recuperando el humedal en este momento, será un humedal con rescate de la biodiversidad, que no tenía ni de lejos lo que era antes con un simple camellón", dijo Sheinbaum en conferencia de prensa.

Publicidad

En contraste, Velázquez advierte que, aun si se logra suspender las obras, el daño en el humedal ya está hecho. Sin embargo, los inconformes buscarán que el gobierno capitalino realice la restitución y rehabilitación de toda el ANP.

De perder el amparo, los integrantes de la coordinación tienen en proceso otro recurso legal.

"Nosotros estaríamos pensando en otro tipo de acciones sociales para que las obras del puente no concluyan hasta que no tengamos todas las resoluciones que se puedan dar judicialmente", señala.

¿Cuál es el impacto del puente?

Para Patricia González Guzmán, cuya familia se dedica a la producción de verduras y hortalizas en los ejidos de San Gregorio Atlapulco, el puente significa la amenaza de la urbanización de la zona.

"Tenemos chinampas, las cuales están pegadas a los ejidos; asimismo, están ubicados los humedales. Aunque la doctora Claudia Sheinbaum diga que se está construyendo el puente a una orilla de los humedales, esto va a ir poco a poco a urbanizarse", argumenta.

Ya no vamos a tener humedales que le den vida a esa producción, a esa cosecha que nosotros sembramos".
Patricia González Guzmán, ciudadana

Ricardo Pino Hidalgo, profesor investigador del Departamento de Teoría y Análisis de la UAM Xochimilco, advierte que la obra podría incrementar el avance de la mancha urbana sobre la Ciénega Grande.

"Este puente va a contribuir a cercenar la parte norte del humedal, estamos generando y dejando este triángulo norteño a expensas del desarrollo urbano de Coapa, de los Coyoacanes", señaló.

Publicidad

"Es una zona que se ha intervenido reiteradamente pero que ya no debe intervenirse más", afirmó Pino Hidalgo durante un debate público con representantes de la Sedema y la Semovi, realizado el 17 de marzo.

María Guadalupe Figueroa Torres, profesora investigadora del Departamento El Hombre y su Ambiente de la UAM Xochimilco, advierte que el puente tendrá efectos sobre el terreno y los animales que viven en la zona, en especial, aves locales.

"Eso va a generar de alguna forma que se tenga que aislar ese sitio; entonces, se tiene que extraer el agua y esto contribuye fuertemente a la desecación (…) Ya el hábitat está fragmentado a nivel del Periférico, pero estamos fragmentándolo a un nivel todavía más profundo donde todavía hay un flujo de agua", dijo durante el mismo debate con funcionarios.

"Hacia arriba, la construcción del puente también lo que ocasiona es la falta de tránsito de aves, en este caso no digo migratorias. La vocación de la zona es lacustre; entonces, también se genera un sistema de riesgo al construir en un punto de constante inundación", sostuvo.

Con información de David Santiago.

Publicidad
Publicidad