Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los cables de la subestación del Metro tenían 50 años y no cumplían normas

En 2020, en la licitación lanzada justamente para modernizar la Línea 1, el Metro reconoció que los cables de la subestación siniestrada tenían desgaste e incumplían las normas para evitar incendios.
jue 14 enero 2021 11:59 PM
WhatsApp Image 2021-01-11 at 16.41.05.jpeg
Uno de los cuatro transformadores de la Subestación Eléctrica de Alta Tensión (SEAT) Buen Tono se incendió la madrugada del 9 de enero. Esto causó daños en el Puesto Central de Control I, que controlaba la mitad de las 12 líneas del Metro de la capital.

Siete meses antes de que la Subestación Eléctrica de Alta Tensión (SEAT) Buen Tono fuera consumida por las llamas, el propio Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro había reconocido el riesgo de que ocurriera un incendio en estas instalaciones, debido al deterioro de los cables que conectan con la Línea 1.

El Metro advirtió entonces sobre el desgaste de los cables que conectan la subestación hacia las Subestaciones de Alumbrado y Fuerza de la Línea 1, cuya función es distribuir la energía de tracción y dar continuidad eléctrica en la vía.

"Estos cables tienen más de cincuenta años de operación, por lo que se encuentran muy deteriorados", consignó el Metro el 18 de junio de 2020, dentro del Anexo Técnico de las bases de la Licitación Pública Internacional 30102015-002-20.

Publicidad

De acuerdo con el mismo documento, los cables no solo tenían un desgaste producto de medio siglo de uso, sino que tampoco cumplían con los estándares de seguridad necesarios para evitar siniestros.

"Las características del aislamiento de estos cables no cumplen con las normas vigentes, en lo concerniente a que no deben generar gases halogenados ni deben ser propagadores de incendio", indicó el Metro en el Anexo Técnico.

Justamente la Licitación Pública Internacional 30102015-002-20 forma parte del proyecto para la modernización de la Línea 1 y de la SEAT Buen Tono. En este último edificio también se encontraba el Puesto Central de Control I (PCC I), desde donde se coordinaba la operación de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

El incendio registrado la madrugada de este sábado 9 de enero causó la muerte de una oficial de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), intoxicó a una treintena de personas y detuvo el funcionamiento de esas seis líneas del Metro, lo que afectó a alrededor de 1.4 millones de pasajeros.

Así fue el incendio en oficinas del Metro de la CDMX

Publicidad

Mantenimiento pendiente

Un día después del siniestro, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que la primera parte del proyecto Buen Tono se realizó en 2020 con una inversión de 250 millones de pesos.

La siguiente etapa de obras, que consiste precisamente en el cambio de los transformadores y del cable de las líneas eléctricas, estaba programada para realizarse este año, agregó la mandataria local.

"La tercera etapa del proyecto, sustitución del cableado y componentes eléctricos, es parte de la renovación integral de la Línea 1. La licitación de los transformadores ya estaba prevista para final de este mes", detalló en la misma conferencia del 10 de enero la directora general del Metro, Florencia Serranía.

La construcción de galerías subterráneas para el cable de la subestación fue realizada en 2020 y se continuaría con la sustitución del cable.

Sin embargo, según las autoridades, sería hasta que terminara la instalación de la nueva línea de energía que podría retirarse el cable deteriorado, pues esto implicaba suspender el servicio de la Línea 1.

"La sustitución del cableado 15 kV, desde la SEAT Buen Tono, ubicada en el PCC I (Puesto Central de Control I) en el Conjunto Delicias, hasta el nicho de tracción en el punto de conexión con la línea, se realizará sin retirar el cableado existente, con el fin de no afectar la operación de la línea", señaló el Anexo Técnico.

Publicidad

"Una vez concluida la instalación del nuevo cableado, se llevará a cabo la conexión de las instalaciones modernizadas en la subestación y, hasta ese momento, dejará de operar el cableado existente actualmente", especificó el documento.

La renovación de la subestación estaba estimada para iniciar en 2021 y terminar en 2023.

A cinco días del incendio, ahora las galerías subterráneas son usadas para hacer las conexiones de los cables de mediana tensión hacia la corriente de alta tensión, como parte de los trabajos a contra reloj que realiza el Metro para habilitar el Puesto Central de Control.

Este puesto permitirá que las líneas 1, 2 y 3, que aún se encuentran fuera de funcionamiento, puedan ser reactivadas.

Su instalación lleva un avance de 30% y hay 200 trabajadores en cada uno de los tres turnos dedicados a esta labor, para cumplir con la reanudación del servicio en la Línea 1 Pantitlán-Observatorio el próximo 25 de enero, según informó la directora general del Metro este miércoles.

De las seis líneas afectadas por el incendio, la 4, 5 y 6 reanudaron operaciones la madrugada de este martes.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad