Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una familia venció al COVID-19 y hoy busca salvar la pizzería de la que vive

Tras enfermar de COVID-19 y perder a su padre por el virus, César Zepeda lucha por mantener a flote su pequeño restaurante en Gustavo A. Madero.
sáb 08 agosto 2020 07:00 AM
6168e6f3-7bbf-4d37-8385-a77d30d401c2.jpg
César lucha para que la pizzería de su familia sobreviva a la crisis económica por el coronavirus.

César Zepeda Larios dudó sobre la existencia del COVID-19 hasta que la pandemia golpeó a su familia: 12 miembros enfermaron, incluyendo a él y su padre. Entonces su vida cambió: se vio obligado a cerrar por 45 días Pizzas Zezar's, negocio que abrió ocho años atrás.

El restaurantero, junto con otros miembros de su familia, se puso en cuarentena, mientras su padre, Arturo Enrique Rodríguez Torres, murió a los 58 años internado en el Hospital General La Raza.

Publicidad

“Nos agarró en una etapa cuando apenas empezaba esto, cuando aún estábamos incrédulos; nos agarró con mucha ignorancia y falta de información", dice en entrevista con Expansión Política.

La verdad cuando nos vimos enfermos no creíamos que era el virus, hasta que realmente nos encontramos todos enfermos, nos hicimos la prueba. A mi papá en ese momento lo fuimos a internar y la prueba nos la entregaron cuando ya había fallecido”.
César Zepeda Larios, microempresario

La pizzería se encuentra entre la Avenida Tesoro y la calle Turquesa, colonia Estrella de la alcaldía Gustavo A. Madero, que en abril –cuando enfermó la familia de César– ya se posicionaba como la segunda alcaldía con más casos de COVID-19 con 719 casos.

Actualmente la alcaldía tiene 423 casos activos, con una tasa de 35.9 de los mismos por cada 100,000 habitantes. A más de cuatro meses de declararse emergencia sanitaria en la Ciudad de México, en la demarcación se han acumulado 9,439 casos y se han registrado 1,320 fallecimientos.

Su padre lo acompañó durante la apertura de su negocio y en cada celebración de aniversario; ahora César intenta lidiar con la pérdida de Arturo y superar poco a poco el temor de salir a la calle.

“Ni siquiera lo pudimos llevar a incinerar porque todos nos contagiamos. Nos dio miedo salir. Lo que hice cuando me enteré que éramos positivos me fui a tirar a mi cama en posición fetal y me pregunté '¿cuánto tiempo voy a durar?', me entró mucho miedo”, relata.

7141e8fe-056b-45bd-8cd5-879ff36aa605.jpg
La pandemia de COVID-19 le arrebató su padre a César Zepeda Larios; ahora intenta recuperar su negocio. Foto: Bernardo Coronel

Publicidad

Al golpe emocional se le sumó el económico. César cuenta que durante la cuarentena gastó 60,000 pesos entre pruebas de laboratorio para detectar el virus SARS-CoV-2, medicinas para su padre, mantener a la mitad el salario de sus empleados con el negocio cerrado y los gastos funerarios.

“La renta la hemos dejado de pagar estos cinco meses, la llevamos atrasada entonces es la cuestión ahora de que no nos quieren esperar ni hacer una reducción de renta y estamos pasando por un momento delicado.

1c40a4d5-b45e-41b2-b4bb-2c5baa9a822a.jpg
En Pizzas Zezar's una trabajadora de 60 años quien pidió acudir a la sucursal, aunque se le ofreció seguir recibiendo un ingreso si se quedaba en casa. Foto: Bernardo Coronel

“Más me ha pegado porque aquí tengo cinco trabajadores, dependemos cinco familias y otras ocho que son de quienes me venden la materia prima”, afirma.

Tras cerrar una segunda sucursal cerca del Metro Aragón, pues no podía seguir pagando los sueldos de todos los trabajadores, César se ha concentrado en salvar el establecimiento original en la colonia Estrella.

Publicidad

La alcaldía le permitió a los locales ocupar parte del arroyo vehicular para colocar mesas y así poder recibir a más personas ante la reactivación de los restaurantes permitida por el Gobierno de la ciudad.

aa6604e1-de76-42ad-bde0-0a1aa5aed0c6.jpg
Parte de la banqueta y el arroyo vehicular se han convertido en una extensión del restaurante para permitir la "sana distancia" entre los clientes. Foto: Bernardo Coronel

Sin embargo, Pizzas Zezar's, como la mayoría de los restaurantes en la capital, sólo registra una asistencia de entre el 10% y 20% de su capacidad, como ha reportado la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) CDMX.

“De lunes a viernes tenemos una o dos mesas en todo el día. El fin de semana sí hemos tenido un poquito más de venta pero el lugar es chico, sólo puede llenar una mesa, no las tres", señala.

La gente no está como para gastar, mucha gente está haciendo comida en su casa por el temor al contagio y hay mucha gente desempleada. He recibido 40 o 50 llamadas de exempleados o gente que me pide venir a trabajar, me dicen 'dame nada más para la comida, no tengo con qué comer'”.
César Zepeda, microempresario.

César quedó esperando, sin respuesta, la solicitud que hizo hace casi dos meses para acceder al crédito por 25,000 pesos ofrecido por el gobierno federal.

“Pensamos que por medio de los préstamos del gobierno podríamos soportar otro rato pero no, estamos mal”, indica.

Expansión Política contactó a la Secretaría de Bienestar, dependencia que señaló que sólo apoyó con el censo pero su autorización es responsabilidad de la Secretaría de Economía; se contactó a este última dependencia sin obtener respuesta al cierre de esta edición.

ea357d8e-5e17-462c-bc5f-d21d3e68401c.jpg
Alrededor de 8 mil restaurantes en la CDMX cerrarán sus puertas definitivamente ante la pandemia de COVID-19, estima Canirac CDMX. Foto: Bernardo Coronel

Con promociones, lonas y envíos a domicilio busca atraer a la clientela. Además ha implementado medidas de seguridad en su local, como el uso de cubrebocas y de gel con 70% de alcohol, así como revisar la temperatura del personal al inicio de cada jornada.

La competencia no es fácil, pues se encuentra a los restaurantes de cadena con pizzas listas para llevar desde 79 pesos, mientras las que se ofrecen en su pizzería cuestan 120 y afirma tienen ingredientes de mejor calidad.

“De aquí a diciembre no sabemos en dónde vamos a estar parados. Les digo a mis muchachos, vamos a echarle ganas en atender al cliente, no sabemos si cerramos o no cerramos”, afirma.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad