Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Micronegocios de CDMX luchan para no estar entre los 170,000 que "desaparecerán"

La Canacope estima que esta cifra de negocios cerrará o se mudará a la informalidad por los estragos de económicos de a epidemia por COVID-19.
jue 06 agosto 2020 05:29 AM
micronegocios.jpg
Los negocios en la CDMX ven lenta la recuperación en sus ventas.

A diferencia del año pasado cuando ya tenía pedidos de útiles escolares para el regreso a clases, Gabriela Bolaños sólo ha vendido esta semana un par de pliegos de papel lustre. La papelería que abrió hace tres años en la cochera de su casa en la colonia Alfonso XIII, Álvaro Obregón, tuvo que permanecer cerrada por dos meses y medio a causa de la epidemia de coronavirus que lleva más de cinco meses en la capital.

Aunque el Gobierno de la Ciudad de México permitió desde el 18 de junio la reapertura de negocios de barrio, Bolaños ve lejos aún la recuperación, en especial porque los alumnos retomarán clases este mes pero a distancia.

Publicidad

“A pesar de que seguían usando materiales no podías vender, luego ya que nos permitieron abrir resulta que cerraron las clases. Ahora estamos vendiendo sólo copias o impresiones, es todo", relata.

Ahora ni siquiera para el inicio de clases porque como les dan los vales para los útiles se van a las grandes tiendas. Si no he cerrado mi negocio es únicamente porque no pago renta”.
Gabriela Bolaños, dueña de una papelería.

La papelería de Gabriela es uno de los negocios que se ha visto impactado de la ciudad epicentro de la epidemia en el país.

En la capital son alrededor de 170,000 micro y pequeños negocios los que desaparecerán, según estima la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México.

“El sector pequeño y mediano ha sido de los que más han sufrido en esta pandemia debido a que se paralizó totalmente la economía, lo que ha provocado pérdida de empleos y de negocios”, explica Eduardo Contreras Pérez, presidente de Canacope CDMX.

Publicidad

Mientras algunos negocios se verán forzados a cerrar definitivamente, otros migrarán hacia la informalidad ante la carga de las deudas hacia sus trabajadores, de servicios, rentas e impuestos.

“Son negocios que tuvieron que cerrar por falta de ventas, tuvieron que cambiar de giro o que están migrando hacia la informalidad. ¿A qué me refiero? Se dan de baja en el SAT, dan de baja a sus empleados del IMSS y se vuelven informales para poder seguir subsistiendo porque no tienen la posibilidad de pagar”, señala Contreras Pérez.

Hasta un millón de empleos generados por micro y pequeños negocios, 40% formales y 60% informales, podrían perderse ante la crisis, advierte el representante empresarial.

Negocios como papelerías, tiendas de regalos, peluquerías y estéticas se vieron forzadas a cerrar por casi tres meses como parte de las medidas para reducir el riesgo de contagios de COVID-19. Otros giros como tiendas de abarrotes, recauderías y carnicerías tuvieron permitido seguir operando con restricciones de aforo y medidas sanitarias.

Publicidad

Y pese a haber pasado más de un mes de la reapertura de algunos negocios con la entrada al semáforo naranja, las ventas se mantienen un 30% por debajo respecto al año pasado, indica la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

“El COVID ha venido a colapsar la capacidad de consumo de la gente, en parte porque el COVID ha cancelado muchas fuentes de empleo de abril a la fecha.

“Ha habido una oleada de cierres de 150,000 puntos de venta en el país. Estamos hablando de distintos giros en la industria de alimentos, de bebidas, tiendas de abarrotes, servicios, talleres, todo negocio que no tenga más de tres empleados”, comenta Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

El efecto de la crisis sanitaria puede verse en la mayoría de los negocios del Valle de México, sin embargo Rivera señala entre las zonas más afectadas a Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Tlalpan, Coyoacán y los municipios conurbados del Estado de México, donde el poder adquisitivo en general es menor.

En las alcaldías donde hay menos ingreso, donde la gente tiene menos capacidad de compra es donde hay menos venta y los negocios tienden a colapsar con mayor fuerza”.
Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

¿Por qué México necesita una vacuna propia contra el Covid? | #AsíLoVemos

Esto impacta la economía de las familias pues muchos micronegocios, como tiendas de abarrotes o papelerías, se encuentran en las mismas viviendas por lo que al quedar sin ingresos no sólo no se pueden sostener los gastos de los locales sino también del hogar familiar.

Para Rivera la recuperación llevará al menos un año y este regreso a clases pasará sin tener gran impacto en la reactivación económica.

“El regreso a clases es una de las fuentes de consumo y ventas; se acaba de prologar, no va a haber regreso a clases presencial este año al menos y eso es un golpe al ingreso de los negocios porque la gente no va a gastar como regularmente lo hacía”, comenta el presidente de ANPEC.

También los emprendimientos de los jóvenes han sufrido y las opciones en el mercado laboral están casi cerradas por la pandemia, agrega Rivera.

El Gobierno de la Ciudad de México lanzó en marzo 50,000 créditos de 10,000 pesos destinados a micronegocios con 0% de interés a pagar en dos años, sin embargo la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) se vio rebasada por la demanda al recibir 108,000 solicitudes hasta el cierre de la recepción de documentos, el 30 de abril.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad