Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Iztapalapa busca atender a 60,000 familias con problemas de falta de agua

La alcaldesa Clara Brugada explica que, en medio de la cuarentena, la demarcación instaló módulos en 60 colonias, con el fin de atender quejas y ayudar a que la gente siga las medidas de higiene.
sáb 11 abril 2020 07:05 AM
Habitantes de Iztapalapa
Iztapalapa, la alcaldía más poblada de la CDMX, históricamente ha tenido problemas de abasto de agua.

Iztapalapa se enfrenta a una contradicción: tener que mantener el aislamiento social y extremar las medidas de higiene contra el COVID-19 cuando, al mismo tiempo, arrastra décadas con problemas de falta de agua.

Con 400,000 personas que reciben el líquido por pipa o por tandeo y 32,000 que viven en extrema pobreza, la demarcación más poblada de la Ciudad de México encara una contingencia sanitaria que nadie sabe cuánto durará.

Frente a esto, la alcaldesa Clara Burgada dice que para atender esta emergencia se han instalado módulos de atención en 60 colonias, donde unas 60,000 familias padecen por falta de suministro.

Publicidad

“A la población no le podemos pedir que se lave las manos a cada rato si no hay agua, así que para nosotros es una prioridad dotar a la alcaldía del servicio de agua (...) Además, coincide la etapa de mayor escasez o temporada de estiaje con el COVID-19”, señala Brugada en entrevista.

“En Iztapalapa tenemos un problema histórico de escasez. Lo que hicimos en la alcaldía fue echar a andar un programa emergente de abasto de agua, que consiste en desarrollar un mecanismo en cada colonia donde sabemos que tenemos falta de agua”, explica.

La alcaldía rentó 250 pipas, ya que las 160 unidades de su propiedad no son suficientes para toda la demarcación, donde el abasto del líquido no es el único problema. Otro asunto relevante es el golpe a la economía local que ha significado la suspensión de numerosas actividades públicas.

Un ejemplo de lo anterior es la modificación del viacrucis, que por primera vez se realizó a puerta cerrada, solo con el acceso de los actores y del personal de logística, cuando en 2019 la representación de la Pasión de Cristo convocó a 400,000 personas y significó una derrama económica de 318 millones de pesos.

Publicidad

Hace unos días también se suspendió la instalación de los tianguis Renovación y Santa Cruz sobre Eje 6, como parte de las restricciones sanitarias contra el coronavirus.

“Agradezco a todos los tianguistas, sé que hay un gran problema económico por el hecho de no ponerse a vender, pero es necesario para evitar mayores contagios”, dice la alcaldesa.

“Ningún tianguis se retira contento, es su sustento diario, porque en Iztapalapa se vive al día. Sin embargo, los tianguis no pueden ser el mecanismo por el cual la gente se contagie si dejamos las cosas como tradicionalmente son”, señala.

Lee: La CDMX alista 37,000 viajes de pipas con agua para el estiaje y el COVID-19

En los próximos días, Brugada anunciará el programa Mercomuna (Mercado, Comunidad de Abasto y Alimentación). Con él, en lugar de comprar despensas masivamente y repartirlas entre las personas, se buscará que los proveedores sean los micro y pequeños negocios locales, a través de vales distribuidos a 116,000 familias.

“Estos vales podrán ser cambiados en la economía local: en los mercados, las tienditas de la esquina, en los negocios que han sido afectados. Vamos a lograr ayudar a quienes más lo necesitan y reactivar la economía local, al mismo tiempo, para enfrentar esta crisis”, afirma Brugada.

Los vales señalados se entregarán quincenalmente cuando menos durante el resto de abril y todo mayo, a partir del padrón de beneficiarios de Liconsa.

Publicidad

Acerca del COVID-19, Brugada descarta presentar síntomas hasta ahora, luego de que la alcaldesa de Magdalena Contreras, Patricia Ortiz, con quien se reunió el 22 de marzo junto con otros funcionarios, informara recientemente que contrajo el virus.

“En cuanto tenga síntomas, tendré que acatar todas las medidas. Ahora estamos atendiendo usando la tecnología para evitar estar muy de cerca con muchas personas”, comenta.

Lee: Patricia Ortiz, alcaldesa de Magdalena Contreras, contrae COVID-19

La alcaldesa reconoce que los habitantes de su alcaldía están en condiciones que les hacen aún más difícil vivir la contingencia. Sin embargo, llama a colaborar para contener la epidemia, siguiendo las recomendaciones de aislamiento social e higiene.

“Sé que es muy difícil a lo que nos enfrentamos todos los días, pero lo importante es no tener tantos contagios, tantos enfermos y, por supuesto, no tener tantos muertos, dice.

“Iztapalapa ha resistido a muchas situaciones difíciles, económicas, sismo, y hoy es el momento de resistir y salir adelante pronto”, señala Brugada.

Publicidad
Publicidad