Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#MacroSimulacro2020: entre contrastes, la CDMX vive el primer ejercicio del año

En Paseo de la Reforma, la mayoría de los edificios fue desalojada, en tanto que algunos ciudadanos mostraron poco interés en participar en el ejercicio y había negocios que no lo tenían contemplado.
lun 20 enero 2020 12:59 PM
Simulacro de la CDMX
Este fue uno de los contingentes que se organizaron en la plancha del Zócalo para participar en el simulacro.

Mientras la mayoría de los edificios de Paseo de la Reforma fue desalojada la mañana de este lunes al comenzar a emitirse la alerta sísmica, como parte del primer macrosimulacro de 2020 en la Ciudad de México, algunas personas decidieron mantenerse en sus oficinas o no interrumpir su comida.

Un minuto antes de las 11:00 horas, desde los altavoces de la capital del país se advirtió: “Atención, está por iniciar el simulacro de sismo, no se alarme”.

Publicidad

Lee: La CDMX lleva a cabo su primer macrosimulacro del año

Algunas personas salieron de cajeros o abandonaron sus oficinas en cuanto escucharon la señal de alerta.

Sin embargo, fue hasta que brigadas de Protección Civil capitalina y de los propios corporativos pidieron salir a los puntos de concentración en el camellón de Paseo de la Reforma cuando realmente centros comerciales y torres se comenzaron a vaciar.

María Huesca desayunaba con su hija en brazos y con su esposo en la plaza Reforma 222.

Cuando preguntó a personal del restaurante qué se haría durante el simulacro, le respondieron que era opcional y que no había indicaciones. Ella con su familia decidió sí abandonar el edificio.

“En el sismo del 19 de septiembre hubo un simulacro. No nos lo tomamos en serio y después todos estábamos llorando; volvemos a lo mismo”, lamentó.

Publicidad

A situaciones como esta se sumó que capitalinos reportaron que no sonaron todos los altavoces, como se tenía previsto.

En Reforma, cinco hombres se encontraban suspendidos sobre el centro comercial Reforma 222 para limpiar los cristales cuando escucharon la alerta sísmica.

Bajaron de inmediato, pero aún así les llevó casi tres minutos llegar al suelo y desprenderse de las cuerdas.

Ricardo López contó que solo le han tocado sismos pequeños mientras trabaja.

“A mí sí (me ha tocado un sismo), pero ni lo sentí porque uno está en la cuerda tambaleándose de un lado al otro”, dijo.

“Realmente no me di cuenta hasta que vi que había mucha gente abajo, no sabía por qué, y al bajar me enteré de que fue un pequeño sismo”, contó.

Publicidad

Este es el primero de tres simulacros que se realizarán en la Ciudad de México y a nivel nacional. El próximo será en mayo, en un día todavía por definir, y el tercero el será el 19 de septiembre, en el aniversario de los sismos de 1985 y 2017.

La finalidad de estos ejercicios es que la capital esté mejor preparada frente a un siniestro como los que la han sacudido en las últimas décadas.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad