Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cárcel por robar mascotas, una propuesta frente a un delito al alza

El diputado de Morena Nazario Norberto Sánchez impulsa una reforma al Código Penal local que plantea castigar con hasta seis años de prisión a quien robe animales de compañía.
dom 09 junio 2019 07:00 AM
Perritos
Blancos comunes. Entre las razas más robadas, según la información del diputado que impulsa esta iniciativa, están el chihuahua, el bull terrier inglés y el rottweiler.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión Política).- Ante el aumento de denuncias por robo de mascotas en los últimos años, una propuesta empieza a caminar en el Congreso de la capital del país: castigar con hasta seis años de cárcel a quien cometa este delito.

La iniciativa fue presentada por el diputado Nazario Norberto Sánchez, de Morena —partido mayoritario en el Legislativo—, quien plantea modificar el artículo 224 del Código Penal local con ese fin.

El documento actualmente se encuentra en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

Publicidad

¿Qué dice la propuesta?

La reforma busca añadir una fracción XII al artículo 224 del Código Penal local , de manera que sea posible castigar con cárcel a quien robe animales de compañía; animales entrenados para vigilancia o detección de drogas, armas y explosivos; animales utilizados en el deporte o la investigación científica, y animales que fueron domésticos pero quedaron libres y se establecieron en un hábitat silvestre.

Actualmente, este robo no está contemplado explícitamente en las leyes de la CDMX, lo que genera una laguna sobre cómo debe castigarse.

El documento plantea que la sanción se establezca tomando en cuenta el valor de lo robado. Por ejemplo, si este no excediera 300 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México —monto equivalente a 25,347 pesos— o no fuera posible determinarlo, la pena sería de seis meses a dos años tras las rejas y 150 días de multa.

Si el valor fuera de entre 300 y 700 veces la Unidad de Cuenta —es decir, un máximo de 59,124 pesos—, la prisión sería de dos a cuatro años, con multa de 150 a 400 días. Y si el valor fuera mayor, podría llegarse a los seis años de cárcel.

Hoy, la cuantía se calcula tomando en cuenta el valor de mercado del bien en cuestión al momento del robo.

Lee: Esta iniciativa plantea que mascotas puedan recibir herencias

Publicidad

¿Por qué impulsar esta propuesta?

El diputado Nazario Norberto Sánchez dice que su propuesta se debe a que, según las cifras con las que cuenta, cada año aumentan las denuncias por robo de animales de compañía —principalmente perros—, que son usados en criaderos.

“Llegan con nosotros ciudadanos y grupos de animalistas que no saben qué hacer. Algunos (de quienes roban) hasta piden recompensa, que son los pocos, pero comúnmente se los roban para venderlos o hacer criaderos. Por eso, nosotros apoyamos a grupos de animalistas”, dice en entrevista.

A decir del legislador, con esta reforma podría disminuir hasta en 50% el robo de mascotas, pues la operación de los delincuentes se vería inhibida por el endurecimiento de las penas.

“Los delincuentes organizados y que ya se dedican a este robo tienen que estar en la cárcel, para que la ciudadanía que trabaja y vive feliz tenga la tranquilidad de estar en su casa con sus hijos y familia”, sostiene.

Publicidad

¿Qué perros se roban más y dónde?

Datos recabados por el diputado señalan que las razas más robadas en la CDMX son:

  • Pomerania
  • Chihuahua
  • Schnauzer
  • Rottweiler
  • Bull terrier inglés

En cuanto a las colonias con más reportes, estas son:

  • Polanco
  • Condesa
  • Del Valle
  • Nápoles
  • Lindavista

¿Es una propuesta viable?

En contraste con lo que dice el diputado, activistas dudan de que sea viable y de sus posibles efectos positivos.

Sofía Cornejo, integrante de la organización Milagros Caninos, señala que, en el caso de los perros, antes de pensar en sancionar a quienes roben animales, la ciudad tendría que diseñar un registro de procedencia de la mascota, que incluya desde dónde nació hasta quién es el dueño actual.

“No la veo viable, se tiene que hacer mucho más de fondo. Es un círculo: no puedo corroborar que es mi animal si no hay un registro. ¿Cómo compruebo? ¿O cómo van a comprobar que es mío? Es completamente imposible. Más cuando son perros de raza, como un golden retriever, que son muy parecidos. Los perros que se roban son perros de raza y, por sus características, son difíciles de identificar”, dice.

“No se puede verificar que yo sea el dueño del perro si no existe un registro de eso. La cuestión para sancionar es encontrar a la persona en el momento (en el que se está robando al animal)”, añade.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad