Publicidad
Publicidad

#ZonaLibre | El voto cruzado, una realidad inevitable

El voto “cruzado” habla en sí de un análisis sobre los perfiles de los candidatos, pues los contrapesos se irán haciendo cada día más notorios, llegue quien llegue a la Presidencia de la República.
mié 08 mayo 2024 06:05 AM
boletas voto urna conteo
El hecho de ir en contra de la línea política, de votar “religiosamente” por un solo partido, también abre la posibilidad real de la transición constante, sobre todo en los gobiernos locales, apunta Caleb Ordóñez.

Las campañas políticas en México han cambiado para siempre. Aunque tediosas para la gente por su pobre contenido de propuestas, son más baratas, más cortas de duración, con muchos menos partidos políticos (pues ahora son prácticamente dos alianzas y un partido pequeño) y tienen una nueva característica: los resultados serán definidos por los más jóvenes.

Publicidad

Habíamos ahondado en ese dato, en otro artículo llamado “Los jóvenes y las urnas en el 2024”. Pero una encuesta de un estudio cualitativo del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México y Expansión Política, en la encuesta nacional ‘La voz de los jóvenes en el contexto electoral’, con más de 1,557 personas de 18 a 29 años, ha dado mucha luz sobre cómo participarán las nuevas generaciones para elegir a sus representantes y gobernantes.

Un dato -muy revelador- es que el 81.6% quiere salir a votar. ¡Los muchachos quieren votar! Eso es esperanzador y motivante, ante una apatía reinante durante décadas que ha alentado el crecimiento de la democracia en nuestro país.

Pero quisiera enfocarme en otro apunte que llamó poderosamente mi atención. Y que puede definir el futuro de las próximas elecciones que vienen, más allá del 2 de junio.

La generación “Z” cree que es mejor “cruzar” el voto. Esto es, votar por distintos partidos o alianzas.

Son el 60.3% de ellos, una mayoría que consideran dejar de votar a granel por un solo partido como hasta hace muy poco se venía dando.

Responsabilidad en las urnas

Esto va en contra, totalmente, de lo que ha pedido el presidente López Obrador a sus seguidores, al pedir el famoso “plan C”.

La apuesta de la súplica del presidente a sus apoyadores es lograr la mayoría tanto en las legislaturas locales como en el Congreso de la Unión. Votando en todas las boletas por su partido. Esto, a fin de que, de llegar al poder, Claudia Sheinbaum obtenga la mayoría calificada que le permita modificar la Constitución Política y poder hacer modificaciones a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que tantos dolores de cabeza le ha ocasionado al aún Jefe del Ejecutivo.

El voto “cruzado” habla en sí de un análisis sobre los perfiles de los candidatos, pues los contrapesos se irán haciendo cada día más notorios, llegue quien llegue a la Presidencia de la República.

Esto es clave para avanzar a una democracia mucho más participativa, pues más allá de las elecciones, se apuesta a que los distintos poderes tengan la capacidad para llegar a acuerdos que beneficien a todas las esferas de la sociedad.

Además, los contrapesos entre poderes son fundamentales para evitar la concentración excesiva de autoridad en una sola institución o individuo. Estos mecanismos, como la separación de poderes en los sistemas democráticos, garantizan el equilibrio y la rendición de cuentas.

Al cuidar la distribución del poder entre diferentes ramas del gobierno, como el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se fomenta la protección de los derechos individuales, se previene el abuso de poder y se promueve la estabilidad política.

Los contrapesos también impulsan el debate y la deliberación, fortaleciendo así la democracia y asegurando que ninguna entidad pueda dominar sobre las demás.

Una rebeldía justificada

Ahora bien, las encuestas fueron creadas para conocernos mejor a nosotros mismos. Dan prueba de la vasta diversidad de pensamiento que existe en nuestro entorno. No tienen siempre la razón sobre el tracking de las campañas, así como también nos han demostrado que son falibles completamente, pues algunas encuestadoras han equivocado sus números de forma atroz.

Publicidad

Sin embargo, cuando se pregunta más allá de partidos, la gente suele “abrirse” para mostrar su sentimiento de la elección misma.

En este caso específico, es y siempre será trascendental, conocer la opinión de los más jóvenes, pues nuestro país está basado en la fuerza de ellos. Y son a quienes más les debe interesar el futuro de su nación, por la obvia razón de que vivirán más años y quieren vivir mejor.

El hecho de ir en contra de la línea política, de votar “religiosamente” por un solo partido, también abre la posibilidad real de la transición constante, sobre todo en los gobiernos locales.

El ejemplo más claro de esta nueva modalidad que podría quedarse siempre es la elección de la Ciudad de México, la cual podría ser vencida por el PRIAN, en la persona de Santiago Toboada. Algo que parecía ser imposible hace apenas seis meses, pero hoy es una alarma roja para Morena.

____

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad