Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Nieto ya se fue. Lo importante ahora es quién dirige la UIF

Hay que recordar que Pablo Gómez fue el autor de la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, una pieza legislativa tan mal hecha que la Suprema Corte invalidó algunas de sus partes.
sáb 13 noviembre 2021 11:59 PM
Pablo Gómez y Adán Augusto.jpeg
El día que se anunció la remoción de Santiago Nieto el presidente estaba en Estados Unidos por lo que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dio posesión a Pablo Gómez.

No hay mucho más que decir, Santiago Nieto no es más el Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda. Ya todos sabemos las razones y si vieron la mañanera del lunes 8 de noviembre es difícil creer que Nieto entregó voluntariamente su renuncia. ¿Es una pérdida para la administración del presidente López Obrador? Sin duda lo es. Santiago Nieto era uno de los pocos perfiles técnicos y con experiencia de la 4T, nadie puede negarlo.

A partir de su desempeño como titular de la UIF se iniciaron diversos trabajos para fortalecer la prevención y la detección de operaciones relacionadas con la trata de personas, se investigó como nunca el delito de robo de hidrocarburos y se cumplieron parcialmente algunas de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI, órgano intergubernamental encargado de fijar estándares y promover el combate del lavado de dinero). También se congelaron cuentas de enemigos políticos del presidente, aunque luego –varias– se descongelaron. En ese sentido, Nieto desempeñó un papel similar al de otros titulares de la UIF del “periodo neoliberal”. En fin, la conclusión es que, indudablemente, Nieto desempeñó su labor. Yo hasta ahí lo dejaría, sin más calificativos.

Publicidad

Tristemente, la noticia de Nieto y su “renuncia” a la UIF sigue dando de qué hablar. Ojalá fuera por razones más importantes como que las autoridades, entre ellas la UIF, iniciaron investigaciones para determinar por qué y con qué objeto se movió, internacionalmente, una fuerte cantidad de dinero en efectivo, en un avión en el que venían servidores públicos. Pero no, la verdadera noticia sigue sin ocupar espacios en redes sociales y medios: la designación de Pablo Gómez como nuevo titular de la UIF.

Gómez es un exdirigente estudiantil del 68, economista, muy cercano a la izquierda universitaria del país. Su carrera como político la ha desarrollado principalmente en el Poder Legislativo, aunque también quiso ocupar la jefatura de Gobierno del antiguo D.F. Bajo el paraguas de la 4T, fue el autor de la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, una pieza legislativa tan mal hecha que la Suprema Corte invalidó algunas de sus partes y ordenó corregir otras (de hecho, se tuvo que hacer una nueva).

Y así, sin conocimiento técnico ni experiencia en los temas propios de la UIF, Pablo Gómez obtuvo uno de los puestos del gobierno federal que más incidencia tienen en el combate a la corrupción, a la que el presidente calificó recientemente como el “principal problema del planeta” y como la causa de la desigualdad, la pobreza, la violencia, la migración y los grandes conflictos sociales.

Publicidad

De hoy en adelante, Gómez tendrá en sus manos la importantísima tarea de “implementar y dar seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones u operaciones, que favorezcan, ayuden o auxilien al lavado de dinero y/o al financiamiento al terrorismo”, tarea que viene acompañada de amplias facultades que, sin una cabeza técnica, experimentada, autónoma, prudente y profesional, pueden ser utilizadas para obtener beneficios políticos sin afectar necesariamente por ello las redes de corrupción existentes en el país.

______________________________

Nota del editor:

La autora es directora ejecutiva de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción (ITAC) de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad

Tags

corrupción Secretaría de Hacienda y Crédito Público Corrupción
Publicidad
Publicidad