Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

15 recomendaciones hechas al gobierno federal para el control de la epidemia

A casi un año de que se presentó el primer caso de COVID-19 en México, expertos enlistaron algunos consejos al gobierno federal para el manejo de la epidemia.
dom 07 febrero 2021 11:55 PM
estados-con-uso-obligatorio-cubrebocas
Expertos piden hacer obligatorio el uso de cubrebocas para contener epidemia de COVID-19.

A finales de 2020, un grupo de expertos de distintos sectores e instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, se reunieron para analizar las acciones del gobierno en torno a la atención de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.

El análisis organizado en un seminario concluyó con varias recomendaciones entre ellas la realización de pruebas tanto rápidas como diagnósticas, el uso obligatorio de cubrebocas y un cambio en el modelo de comunicación, el cual consideraron los especialistas, actualmente, está desgastado.

Aquí algunas de las recomendaciones expuestas en el documento Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de COVID-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos .

Publicidad

1. Hacer obligatorio el uso del cubrebocas y mejorar la comunicación con la población, ello incluye al más alto nivel para difundir que el mensaje es: “Yo uso un cubrebocas para proteger a los demás”.

2. “El modelo de comunicación actual está agotado”, advirtieron los especialistas, por lo que señalaron que requiere ser reorganizado para poder fortalecer los mensajes sobre el autocuidado, el distanciamiento social, la solidaridad y responsabilidad social mediante el autoaislamiento ante la aparición de síntomas.

3. Mejorar la integración entre el sistema de semaforización y las estrategias de prevención comunitaria, en las que participen actores gubernamentales y no-gubernamentales para facilitar la generación de entornos saludables, además de vincular más a los municipios en la vigilancia del cumplimiento de las medidas sanitarias.

4. Se planteó la detección mediante pruebas de antígeno, con el propósito de mejorar la realidad clínica de los pacientes o reducir la probabilidad de contagios, así como realizar estudios de seroprevalencia, con los que se determina si la persona ya generó anticuerpos.

5. Además señalaron que aunque existe un incremento en el número de pruebas diagnósticas PCR, los resultados finales llegan de manera tardía a la persona o al personal médico que atiende, por lo que se sugiere fortalecer la notificación con la incorporación de mensajes SMS o algún otro sistema que permita mejorar la comunicación del diagnóstico a los usuarios.

Publicidad

6. Actualizar los lineamientos para la vigilancia epidemiológica y por laboratorio de las enfermedades respiratorias virales; fortalecer a los Laboratorios Estatales de Salud Pública y la vigilancia epidemiológica a nivel local −más allá de los niveles federal o estatal− considerando contextos particulares.

7. Reorganizar el conocimiento sobre las medidas de prevención y mitigación de la transmisión, para proponer un paquete concreto de acciones que se han mostrado como efectivas, incluyendo: quedarse en casa (tanto como sea posible); distinguir entre acciones esenciales y no-esenciales; evitar y/o reducir el tiempo en lugares cerrados y mal ventilados; reducir al mínimo el número de contactos físicos; el adecuado uso de cubrebocas; mantener la sana distancia y el lavado de manos.

8. Para disminuir la saturación de pacientes en hospitales y la transmisión, es necesario ubicar a aquellos que requieren atención, por lo que se debe promover la cultura del uso del oxímetro y la probable atención de pacientes en casa.

9. Mejorar los sistemas necesarios para realizar acciones de monitoreo de casos y contactos, a través de teléfono o videollamadas, sin olvidar que las herramientas tecnológicas para estos procesos deben existir en todos los niveles de atención.

Es indispensable para la contención del virus a través del rastreo y del seguimiento del contacto.

Publicidad

10. La detección oportuna de casos con datos de gravedad, en ausencia de acceso a mayores datos de laboratorio de gabinete, se debe reforzar con la entrega de oxímetros a todos los sitios de atención primaria.

Te puede interesar: Hospitales privados ayudarán a la CDMX en la atención de COVID en casa

11. Promover una cultura de higiene y protección a largo plazo, a través de la certificación de sitios, entornos, productos y servicios para asegurar que se encuentren protegidos y saludables, los cuales también tienen que estar bajo criterios de ventilación, desinfección y protección personal.

12. Aumentar la inversión pública para garantizar el acceso y la cobertura universal y establecer como prioridad la estrategia de restructuración adecuada de la Atención Primaria de Salud (APS). Para los expertos, es necesario priorizar el nuevo modelo de APS hacia las acciones y funciones de la salud pública por encima del enfoque exclusivo de la atención clínica.

13. Aumentar la inversión pública para garantizar el acceso y la cobertura universal de salud para toda la población y establecer como prioridad la estrategia de reestructuración adecuada de la atención primaria.

14. Es urgente avanzar en la implementación de registros médicos electrónicos interoperables y, por el otro lado, es necesaria la implementación de un identificador único de población que permita la integración de los datos en los diferentes sistemas de información y hacer posible la trazabilidad de los pacientes por los diferentes servicios e instituciones del sector por las que transita durante su proceso de atención.

15. Transitar del sistema en papel a un sistema electrónico integrado que permita captar toda la información contenida en el certificado de defunción en tiempo real, lo que permitiría su utilización como un sistema de alerta temprana de las defunciones capaz de detectar anomalías, identificar posibles determinantes y ser utilizado en toma de decisiones para mitigar sus efectos.

INEGI reporta 45% más muertes por COVID que la cifra oficial en México

El documento reconoce las carencias de infraestructura, recursos humanos calificados y las deficiencias en la calidad de la atención hospitalaria en el país, así como la fragmentación del sistema de salud y la inequidad en la cobertura de servicios, como dificultades de la administración actual para resolver las necesidades de enfermos de COVID-19.

“La respuesta de México ante la pandemia, se ha visto seriamente limitada, en parte, debido a rezagos crónicos en la cobertura, calidad, infraestructura y recursos humanos de nuestro sistema de salud. Y, por su fragmentación e inequidad en la distribución de los recursos al interior del país. Esto, agravado por una transición hacia un nuevo sistema de salud que no se había concretado al inicio de la pandemia y que aún no ha culminado”, dice.

Asimismo, plantea limitaciones en el país, tales como dificultades en atención primaria y la transición a un nuevo sistema de salud, un sistema de vigilancia abandonado, la prevalencia de obesidad y enfermedades como diabetes e hipertensión, cuestiones económicas y sociales que han dificultado la mitigación como el hecho de que 50% de la población trabaja en el sector informal y que cerca de los 80% de los traslados diarios se realizan en transporte público, y deficiencias en la red de diagnóstico ya que no se cuenta con el personal o el equipamiento para procesar una gran cantidad.

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad