Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | El desplante de Donald Trump

Descalificar la elección es un desplante inédito y peligroso de Trump, que erosiona la confianza en la de por sí maltrecha democracia estadounidense.
jue 05 noviembre 2020 11:59 PM
(Obligatorio)
Donald Trump en su mensaje en la Casa Blanca la madrugada del 4 de noviembre.

El 2020 y la presidencia de Donald Trump nos ha dejado muchos episodios inéditos en la historia estadounidense, pero ninguno como la imagen de Trump, a las dos de la madrugada, en la Casa Blanca, cuestionando abiertamente el proceso democrático y los resultados parciales de la elección presidencial.

No es, por supuesto, la primera vez que una elección en Estados Unidos se extiende más allá de la jornada electoral. En el año 2000, el caos del recuento en Florida solo se terminó cuando la Suprema Corte dio el triunfo a George W. Bush en una decisión polémica como muy pocas. Pero esto es harina de otro costal.

Publicidad

A pesar de que sabe que, dada la pandemia, las circunstancias del voto en el país que gobierna son completamente anómalas, Trump insiste en detener el conteo de votos. ¿Su argumento? Sugiere que seguir contando votos equivale a violar el proceso, como si el conteo fidedigno de votos no fuera exactamente lo contrario: la piedra fundacional de cualquier democracia.

No solo eso. La elección del 2020 se parece mucho a la elección del 2016. Hace cuatro años, Trump ganó la presidencia por escasos 100,000 votos en los tres estados que logró arrebatarle a los demócratas y a Hillary Clinton en el llamado “cinturón del óxido” en el norte de Estados Unidos: Wisconsin, Michigan y Pensilvania.

Hoy, es Biden quien mantiene una ventaja similar en dos de esos estados, más un margen pequeño en Arizona y Nevada. El total de la ventaja actual de Biden es incluso mayor a la que tuvo entonces Trump: alrededor de 200,000 votos.

 

En otras palabras, cuando Trump ganó una elección aún más cerrada hace cuatro años, nadie alzó la voz para argumentar fraude alguno. En el 2020, cuando a Trump le ha tocado perder en un proceso muy parecido, decide cuestionar la votación entera y exige detener el conteo. Veremos en qué termina…

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad