Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Primero los trabajadores

Es momento de que el Gobierno federal ponga su parte e implemente un salario solidario, escribe José Medina Mora, secretario general de Coparmex.
lun 18 mayo 2020 11:57 PM
Workers wear protective face masks for safety in machine industrial factory.
La Coparmex pide poner al trabajador en el centro de la empresa y por eso llama a proteger y promover el empleo.

Después de la gran depresión del 29, el mundo aprendió que los gobiernos deben intervenir con la fuerza del Estado, de allí los paquetes de Alemania del 30% del PIB, de EU del 14%, de Chile del 6% El paquete de ayuda en México es del 0.4% PIB lo cual lo hace insuficiente y tardío.

Se deben poner prioridades para dispersar los recursos y hacer transferencias a gran escala. La prioridad hoy es preservar el empleo. Estamos ante una paradoja y una inconsistencia. La paradoja es que los que estaban en contra del endeudamiento, ahora piden una política anticíclica para contener la caída. La inconsistencia es que, si es primero los pobres, se debe contener la caída, dado que la generación del empleo es la mejor política de protección social.

Publicidad

En Coparmex apoyamos el libre mercado con responsabilidad social, uno de sus pilares es poner a la persona en el centro de la organización. En este caso, debemos poner al trabajador en el centro de la empresa. Es por eso por lo que debemos defender, proteger y promover el empleo.

Es bueno que el Gobierno federal tenga programas sociales para atender a dos millones de mexicanos que no tienen empleo, como los adultos mayores, las personas con discapacidad y los Jóvenes Construyendo el Futuro. Ahora es tiempo de fortalecer el empleo de 20 millones de mexicanos dados de alta en el IMSS. Se debe evitar la caída del empleo formal porque se pierde el capital humano, el dato del IMSS señala la gravedad de la caída, en abril se perdieron 550,000 empleos formales.

La propuesta es implementar un salario solidario, el cual implica una participación tripartita, el Gobierno, el empleador y el trabajador. El salario solidario es también progresivo, a mayor salario, disminuye la aportación del Gobierno, se mantiene la aportación del empleador y aumenta la del trabajador hasta llegar a un 50%. El objetivo es preservar el empleo para que los colaboradores se encuentren en sus puestos de trabajo cuando repunte la economía y así la recuperación sea más rápida.

Publicidad

La propuesta es que el financiamiento al salario solidario sea a través de un endeudamiento por el equivalente al 0.4% del PIB por mes, si se implementara durante tres meses, el endeudamiento sería del 1.2% del PIB. Si solo se quisiera implementar para los salarios bajos, de uno a tres salarios mínimos, el monto del endeudamiento sería de la mitad, 0.2% del PIB por mes.

Un recorte de personal debe ser la ultima instancia en una empresa, cuando de no hacerlo se ponen en peligro todas las fuentes de trabajo. Hemos visto que muchas empresas han implementado un salario solidario entre la empresa y sus colaboradores, a través de jornadas reducidas o disminuciones de salarios. También hemos visto que algunos estados han asignado los recursos provenientes del impuesto a la nomina para implementar un salario solidario parcial. Es momento de que el Gobierno federal ponga su parte e implemente un salario solidario.

__________________

Nota del editor: el autor secretario general de Coparmex
.
Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad

Tags

Confederación Patronal de la República Mexicana Empleo
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad