Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué debe hacer el nuevo secretario de Hacienda?

Arturo Herrera debe saber jugar un juego político para posicionar la técnica. Si ni así puede crear un cambio en la 4T, también debe renunciar, escribe Viridiana Ríos.
jue 11 julio 2019 09:17 AM
Viridiana Ríos
Viridiana Ríos es doctora en Gobierno y profesora asistente visitante de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

Se ha dicho que la renuncia del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, podría hacer recapacitar a la 4T sobre la austeridad, la inversión en PEMEX, y las decisiones no basadas en resultados. Sin embargo, sus primeras reacciones han demostrado lo contrario. Al menos narrativamente, el camino sigue y redoblado.

Ante esto, ¿cuál debe ser el trabajo del nuevo Secretario de Hacienda? ¿Qué debe hacer Arturo Herrera, un hombre sensato que, ha demostrado ser leal a los ideales de la 4T, pero también técnicamente capaz para identificar las decisiones de la 4T que no son acertadas?

Publicidad

La principal labor del nuevo secretario no será técnica. Ni tampoco demostrar técnicamente, lo equivocados que están todos dentro del círculo de confianza de AMLO. Esa labor, de hacerse, lo dejaría aislado y lo haría perder la batalla como la perdió su antecesor.

Por el contrario, Herrera debe jugar una estrategia de alta inteligencia emocional y política que le permita crear alianzas verticales y horizontales entre los tomadores de decisiones más leales dentro de la 4T.

Te puede interesar: Las diferencias entre Urzúa y Romo eran notorias: AMLO

La principal tarea del nuevo secretario de hacienda debe ser lograr que los mensajes que él quiera transmitir, no se perciban como recomendaciones aisladas de “un técnico” en Hacienda, sino que hagan eco y sean replicadas por los principales aliados de AMLO: Rocío Nahle, Irma Eréndira Sandoval y Raquel Buenrostro, por mencionar a los más visibles.

Su labor, no es aislarse, sino aliarse. Su labor no es transmitir un mensaje técnico, sino lograr que otros lo transmitan por él porque lo encuentran valioso para sus propias causas.

Esto implica reconocer y posicionar aquellos aspectos fiscales y económicos que, de seguir como van, podrán impedir no solo el éxito del proyecto de AMLO sino del país en su conjunto.

Publicidad

Van cuatro aspectos que considero claves:

1. Una de las jugadoras más importantes de este gobierno es Rocío Nahle. Su narrativa es poderosa, y le hace eco AMLO, porque nadie ha creado un contrafactual creíble a la propuesta de Nahle. Algo creíble para los ojos de AMLO. El contrafactual que AMLO necesita, no son datos actuales ni de calificadoras extranjeras, sino históricos. Esto es así porque AMLO no cree en los datos (los cuales tilda de tecnocráticos) pero sí reconoce la historia.

Herrera pudiera rodearse de un equipo de historiadores económicos reconocidos que presenten las condiciones domésticas e internacionales que permitieron el boom petrolero del milagro mexicano, la forma en las condiciones ya no son replicables y, aún más importante y crítico, la forma en la que dicho modelo de crecimiento no ayudó a los más pobres sino a las clases medias y altas. Revisiones históricas recientes han mostrado cómo la distribución del ingreso en el decil más bajo no mejoró durante la bonanza petrolera del milagro mexicano. No hubo milagro para los pobres.

Conoce más: Los fuegos que Arturo Herrera enfrenta como secretario de Hacienda

2. Detener el gasto de gobierno no reduce la corrupción, sino que la fomenta. De acuerdo a los reportes de finanzas públicas presentados cada mes por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ante el Congreso, el gasto público de este sexenio está tan detenido como lo estuvo el gasto en los primeros cinco meses de gobierno de Peña Nieto. El gasto de gobierno total de enero a mayo de 2013 tuvo un decrecimiento de (-) 5.9% casi la misma figura que con AMLO (-5.8%).

Herrera podría mostrar que la “detención” del gasto no lleva a reducir la corrupción, sino que, por el contrario, la aumenta porque antes de terminar el sexenio se tienen que dar, si o si, contratos. Los contratos rápidos son más susceptibles de ser corruptos pues se hacen sin seguir regulaciones. Las reasignaciones discrecionales del gasto son también más susceptibles de ser corruptas.

Publicidad

3. A pesar del aumento a impuestos de gasolina, la recaudación de impuestos ha aumentado poco. De hecho, la recaudación de AMLO ha aumentado a una velocidad menor de lo que lo hicieron durante el inicio del sexenio de Peña Nieto. En el primer año de Peña Nieto la tasa de crecimiento para el período enero-mayo fue de 6.7%. En el mismo período del 2019, el crecimiento ha sido solo de 4.7%, dos puntos porcentuales menos. Esto se debe a que el Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas y Diesel no ha logrado aumentar lo suficiente los ingresos tributarios a pesar de que la recaudación de este impuesto aumentó en 66% en lo que va del sexenio y en un 87% tan solo en el último mes.

Herrera puede mostrar la forma en la que se financian gobiernos de izquierda funcionales en el mundo, y la forma en la que el dinero se distribuye. Hay una gran labor para determinar el futuro económico de la izquierda que ya se está discutiendo con mucho énfasis en otras partes del mundo.

Es decir, Herrera debe saber jugar un juego político para posicionar la técnica. Si ni así puede crear un cambio, debe también renunciar. Su renuncia será señal de que otros mecanismos de impacto deben ser utilizados.

López Obrador reconoce renuncia e inconformidades de Carlos Urzúa

Tags

Secretaría de Hacienda y Crédito Público SSP Arturo Herrera Finanzas públicas Ingresos
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad