Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Tatiana Clouthier ¿Ya hizo historia?

Por todo el país ya surgen precandidatos de todos los colores para los comicios del 2021; Tatiana no es la excepción, opina Caleb Ordóñez.
Tatiana Clouthier
El pasado 26 de febrero, Tatiana Clouthier envió en redes sociales un mensaje interesante al mostrar la portada de su próximo libro “Juntos hicimos historia”.

Nota del editor: Caleb Ordóñez Talavera (1984) es abogado, comunicador y especialista en Periodismo digital por la Universidad Complutense de Madrid. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

CIUDAD DE MÉXICO, (ADNPolítico) - Ella parece tener muy clara su posición en el escenario político nacional. Admirada por miles de mujeres y hombres, sobretodo jóvenes. A Tatiana no le disgusta que le llamen la “tía tatis”, es de las figuras más queridas dentro de la corriente lopezobradorista. Sin embargo, le toca jugar el lado “independiente” lejana al morenismo, es prácticamente del ala “fifí” de la nueva izquierda. Hace torbellinos a través del WhatsApp, es una especie de “tuiter-diputada” donde llega a miles de usuarios.

Fue justamente a través de esa red social que el pasado 26 de febrero Tatiana Clouthier envió un mensaje interesante al mostrar la portada de su próximo libro “Juntos hicimos historia”. Fue su amigo y coordinador en la Cámara de diputados Mario Delgado quien, en un tuit, preguntaba a sus seguidores ¿Ya vieron lo que tiene @tatclouthier en su curul?

A todas luces, una jugada estratégica para posicionar no la venta de un libro para convertirlo en un “best seller”, sino alentar un trasfondo político más profundo.

Publicidad

El libro saldrá a la venta el próximo 11 de marzo (Justamente el día que el presidente López Obrador presentará su informe de los primeros 100 días de su gobierno), luego Clouthier lo presentará formalmente el 21 de marzo en la ciudad donde tiene mayor aprobación y donde tiene su hogar, Monterrey, Nuevo León.

Los ojos en Nuevo León

Luego del triunfo de Morena por la presidencia y en algunos Estados de la República, las candidaturas locales se “calentaron”. Por todo el país ya surgen precandidatos de todos los colores para los comicios del 2021. Tatiana no es la excepción. Cuando en agosto del 2018 dio un rotundo “no” a la subsecretaría de Gobernación para tomar una curul en la Cámara baja, se especularon muchas cosas, si se trataba de rebeldía, desacato o quería libertad para una mayor proyección, por ejemplo, la gubernatura de Nuevo León.

La presentación de su libro quizá no tenga que ver con una abierta intención de arrebatar la candidatura al gobierno neoleonés; sin embargo, sería ingenuo pensar que la expanista no busca intentarlo. Los números están a su favor, tiene la simpatía de muchos neoleoneses, pero también pareciera que el presidente permite que se esté pavimentando un camino para que Clouthier arranque desde ya su carrera por ese importante Estado.

La única competencia seria que tiene hoy en día es del regiomontano Poncho Romo, el magnate más cercano al presidente de la República y jefe de gabinete del gobierno federal. Romo también aparece entre los posibles candidatos a la gubernatura, por lo que si Clouthier obtiene el apoyo del empresario tendría el camino abierto para que el próximo 21 de marzo demuestre el “punch” del apoyo no solo de Morena, sino de independientes, e incluso de panistas.

¿Precandidatura muy adelantada?

Si el 2021 suena alejado y remoto, la candidatura del 2026 por la presidencia de la República está quizá a años luz; sin embargo, el presidente de la República sabe pensar a largo plazo. Él conoce mejor que ningún otro político en el país lo que es la paciencia y elecciones a distancia. Si la diputada pusiera sus ojos en la silla presidencial, entonces la gubernatura de Nuevo León sería no solo una opción, sino una necesidad para su proyección, pues ¿a qué mujer no le gustaría ser la primera presidenta de la historia en México?

Ante este panorama, el problema para Tatiana Clouthier podría ser la sobre exposición, pues la envidia política es un cáncer arraigado en el ser humano, sin importar ideología. Tatiana lo tiene todo: capacidad, simpatías y recursos. La batalla más complicada de Clouthier no está fuera de Morena o del lopezobradorismo, sino justamente en las filas internas de los muchísimos y remotos grupos dentro del morenismo, quienes seguramente tendrán las críticas más ácidas en su momento. Aunque ella misma hoy quisiera decir que no va, es demasiado tarde, la decisión fue tomada cuando decidió publicar; imposible rajarse.

Ahora Clouthier tendrá que navegar en las aguas profundas del mar electorero. Un libro la pone hoy en el complicado escenario. ¿Fue prematuro?¿Saldrá avante hasta el 2021 o incluso el 2026? El tiempo lo dirá, por lo pronto Tatiana Clouthier les recuerda a todos que hizo historia y que quiere más.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad