Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Marcela Turati: "A 12 años de San Fernando, cargamos con el mismo sistema"

"San Fernando: Última parada" es el más reciente libro de la periodista especializada en derechos humanos, en el que aborda cómo Tamaulipas se convirtió en el epicentro de desapariciones forzadas.
dom 24 septiembre 2023 11:59 PM
IMG_3503.jpg
Marcela Turati, escritora de "San Fernando: La última parada", libro que ganó el Premio de Periodismo Javier Valdez Cárdenas.

A más de 12 años de que el municipio de San Fernando, Tamaulipas, se convirtió en el epicentro de una desbordada ola de violencia luego de que en ese lugar fueron asesinados 72 migrantes y después encontrados los restos de más de 193 personas desaparecidas enterrados en fosas clandestinas, la periodista Marcela Turati publicó "San Fernando: Última parada".

Aunque en palabras de la autora, este podría ser un libro sobre una historia de terror, lo que ocurrió en San Fernando sigue pasando hoy en día. A pesar de ello, Marcela Turati asegura que el libro no busca para nada ser un texto sobre el horror, sino un recorrido, de la mano de las víctimas, por un sitio tomado para intentar explicar las lógicas criminales.

Publicidad
No es que yo cuente una historia, sino que la van relatando las víctimas, sobrevivientes, funcionarios, diferentes personas que vivieron estos hechos. Van relatando cómo se vive la desaparición, cómo buscaron a sus familiares, entonces es recorrer con ellas, escuchar lo que vive una familia que busca..."
Marcela Turati.

En este libro escrito como relato coral, Marcela Turati cuenta la historia de San Fernando, una pequeña ciudad con una terminal de autobuses en la que desaparecían los pasajeros, la mayoría de ellos, hombres jóvenes que viajaban a Estados Unidos, que eran bajados a la fuerza de los camiones, para luego ser asesinados y luego enterrados en fosas clandestinas.

La periodista relata cómo en 2011, cuando las fosas fueron encontradas y se reconoció que habían sido hallados los restos de al menos 193 personas, el gobierno, las autoridades locales, el sistema mexicano desapareció nuevamente a los desaparecidos, llevando a fosas comunes a muchos de esos cuerpos a pesar de que había manera de identificarlos.

Aunque los años han pasado, las masacres y las desapariciones continúan en el país, ante ello Marcela Turati, en entrevista para Expansión Política, habla sobre los mecanismos de impunidad que operaron en ese entonces y que hoy en día se siguen utilizando para tratar de ocultar la violencia y negar la realidad.

Esta es parte de la entrevista con Marcela Turati, reconocida periodista especializada en derechos humanos y autora "San Fernando: Última parada".

¿De qué va este nuevo libro “San Fernando: última parada”?

Habla de la historia de una localidad en Tamaulipas que se llama San Fernando, donde en 2010 fue la masacre, los 72 migrantes, y en 2011 fueron encontradas fosas con casi doscientos cadáveres en total, y es sobre quiénes eran esas víctimas, qué les pasó, y también por cómo fue posible que esto se convierta en un libro.

¿Cómo es que San Fernando pasó a convertirse en el epicentro de estos hechos violentos?

-San Fernando es un municipio que es muy importante por su geolocalización, está junto al Golfo de México, tiene una carretera importante que cruza y que llega a Matamoros o se bifurca hacia Reynosa. Está lleno de brechas, tiene petróleo, gas y eso lo hace muy importante, además está en medio de Tamaulipas, justo donde transitan estas grandes carreteras, lo que lo hace también en un municipio muy codiciado en esta lucha por el territorio que tienen los grupos organizados, muchas veces con el apoyo de corporaciones como la Marina o el Ejército.

¿Qué condiciones crees que fueron fundamentales para que ocurrieran esto?

Pasaron muchas cosas… fueron años donde se perdió el control de toda una parte del territorio y la desatinada guerra contra las drogas de (Felipe) Calderón de mandar a combatir sin estrategia en un sitio, donde también tenemos y se sabe que los gobernadores han sido encarcelados por sus actividades criminales, por su colusión, por financiamiento de los cárteles. Eso hace todo este cóctel explosivo donde la población de San Fernando queda desamparada.

Esos son algunos de los factores que hicieron esto, más la corrupción y el intento de ocultamiento de todos los niveles de gobierno, para no espantar el turismo. No querían que se espantara el turismo de Semana Santa y por eso pasó en parte de esto.

Publicidad

Cuando se habla de desapariciones forzadas, se habla también de impunidad. ¿Qué pasó en San Fernando?

Pues sí, ciertamente esta es una historia de impunidad y de injusticias. Primero porque no se previno que en estas carreteras ocurrían estas desapariciones, o sea, que en estas carreteras no se podía transitar y que no se ayudó ni alertó a la población de que estaba bajo el dominio criminal de ‘Los Zetas’.

Después viene esta segunda parte del libro, que es del ocultamiento. Cuando ya encuentran estas fosas y se llevan estos 120 cuerpos a la Ciudad de México, supuestamente para identificarlos, pues vemos que lo que hace la autoridad es echarlos a fosas comunes, a panteones, los entierran o incineran algunos y se quedan ahí sin identificar. Entonces ese es otro de los mecanismos de la impunidad.

Había algunos cuerpos que tenían en el bolsillo del pantalón o en la maleta su identificación, pero no se hizo una investigación para realmente saber quiénes eran o para regresarlos a sus hogares, más bien se decidió incinerar sin razón alguna, esta es una segunda parte que es también otro de los mecanismos de impunidad con los que se opera y se sigue operando en México.

Estos mecanismos de la impunidad operan en nuestro país, un sistema que desde las fiscalías y los servicios médicos periciales desaparecen a las personas desaparecidas, no las regresan, no les interesa identificar".

Hay otro tema: también la impunidad se nota en cómo en este tipo de casos se inventa una verdad histórica, se presenta cualquier persona como responsable y bueno, todavía 12 años después de estas fosas no hay ninguna persona sentenciada por estos crímenes, no hay investigación a ningún funcionario público, tampoco por estos hechos y hay personas que bajo tortura confesaron o dijeron que habían participado, otras que señalan que hubo muchas ejecuciones también de parte del Ejército a detenidos. Todo esto forma parte como de un sistema de impunidad donde no sabemos la verdad, no sabemos lo que pasó y todavía siguen muchas explicaciones por darse, se requiere hacer justicia a las familias de las víctimas y en general que la sociedad y todos sepamos qué pasó.

Desde 2011, Marcela Turati cubrió el hallazgo de las fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas. 12 años después, y tras haber obtenido en 2021 el Premio de Periodismo Javier Valdez Cárdenas, presentó su nuevo libro "San Fernando: Última parada".

Sobre estos mecanismos de impunidad, ¿cuál cree que es el que más se repite en el país y que debe ser atendido de forma inmediata?

Todos. Por un lado, seguimos cargando con este sistema, parece que no ha cambiado mucho aunque se han creado mecanismos, leyes, se ha dicho que hay registros, pero seguimos sin poder identificar, sin hacer mecanismos eficientes para identificar a personas asesinadas".

No hay, no opera todavía completamente una base de datos genética, un registro nacional de cuerpos no identificados, que se compartan la información en las procuradurías para saber si una persona desaparecida a esa corresponde a un cuerpo que se encontró en otro lugar, eso por una parte; por otra, no tenemos un sistema de alertas para prevenir por qué carreteras no se tiene que transitar, a qué municipios no hay que visitar, o cómo hacer si es que hay un grupo criminal que se lleva gente, poder rescatarlos, para que no los recluten, para que no los maten.

Creo que parte de esto también es que las fiscalías no trabajen políticamente, o sea que el gobernador o el gobierno en turno no ponga a un amigo o un compadre, a alguien que le tenga que hacer favores, porque muchas veces estos favores es invisibilizar la violencia, hacer como que no pasara nada, y eso pasa por ocultar cuerpos, y por ocultar la violencia, y de ahí que muchas de las personas desaparecidas, pues son desaparecidas del Estado, el Estado las desaparece, no siempre son los grupos criminales.

Tenemos en México 112,00 reportes de personas desaparecidas, y 55,000 cuerpos no identificados en panteones, en morgues, ya bajo la tutela del Estado, ya fueron rescatados, ya pasaron por unos servicios periciales y entonces esta crisis forense parte también de la responsabilidad de esto.

marcela turati
Marcela Turati ha sido reconocida por su labor periodística.

Han pasado más de 12 años, ¿algo ha cambiado tanto en la forma en que el crimen opera y en cómo las autoridades responden ante estos hechos?

El crimen sigue intentando dominar territorios, controlar la población, controlar la economía de un lugar, controlar las rutas, eso sigue pasando, sigue siendo muy igual, aunque cada grupo opera diferente, cada uno tiene unas formas de matar distintas, de desaparecer, se van sofisticando, usan diferentes armas, pero la intención sigue siendo esa.

Y creo que el actuar de las autoridades sigue siendo muy similar, a veces como espectadoras, a veces diciendo que no se puede hacer mucho, a veces en enfrentamientos frontales, pero pues vemos que no hemos avanzado en seguridad ciudadana.

Las historias cambian y las atrocidades cambian de región, no es que se quede instalado en un sitio, aunque de repente vuelve al mismo lugar, pero va moviéndose y en cada lugar tiene como una forma de operar diferente, pero no hemos encontrado la forma de prevenir desapariciones, de prevenir reclutamiento de jóvenes, la forma de proteger, de tratar a las personas desplazadas, de cuidar a periodistas, a defensores de derechos humanos que están tratando de informar de lo que está pasando en esos lugares, eso sí es repetitivo, y no hemos avanzado mucho y vemos que cada tanto sentimos que esto, el horror y el horror, y como si fuera nuevo cuando llevamos mucho tiempo con esto.

¿Cuál cree que sea el camino que se deba de tomar en el tema de seguridad en México?

Pienso que se tiene que hacer una gran reunión, rediseñar muchas cosas, el Estado… El mismo GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes) ha planteado en sus diferentes informes del caso Ayotzinapa recetas de por dónde se podría transitar, pero ciertamente hay que poner la seguridad de la población en el centro. Esa debería ser la misión, es la misión primera del Estado, proteger a la gente, garantizarle la vida, garantizarle el respeto a la vida, el no ser desaparecida.

Se está operando más bien con base en ocultar la violencia, negando la realidad, cuando debería haber como una gran refundación y pensar entre todos cómo realmente, qué toca hacer, pero bueno, podríamos empezar porque los partidos políticos realmente revisen el historial de a quiénes están postulando, qué intereses tienen, con quién va a gobernar, empezando por eso, por la narcopolítica, porque un territorio entregado al crimen es difícil de recuperar y va a haber mucho sufrimiento".
Por sus investigaciones sobre las fosas de San Fernando, Marcela Turati fue espiada por la PGR en 2015. Ese mismo año fue blanco del spyware de espionaje Pegasus.

Publicidad

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad
Publicidad