Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Gane o pierda Trump, la comunidad méxico-americana debe fortalecerse"

El ganador del Premio Othli 2020, Raúl Lomelí, considera que lo importante es que la comunidad méxico-americana siga en la lucha de tener la representación política que se merece en Estados Unidos.
sáb 10 octubre 2020 07:00 AM
Raúl Lomelí-Azoubel
Desde 2008, Raúl Lomelí es presidente de SABEResPODER, una plataforma de tecnología móvil financiada por empresas que ayuda a las comunidades de inmigrantes a conectarse con información, productos y servicios.

La comunidad méxico-americana y migrante que vive en Estados Unidos a la par que hace frente a la pandemia del coronavirus, atraviesa por un momento político importante: la elección presidencial que se disputan el candidato republicano Joe Biden y el demócrata Donald Trump.

Al respecto, Raúl Lomelí-Azoubel, ganador del premio Ohtli 2020, otorgado por el gobierno de México en reconocimiento a su trabajo y apoyo a migrantes mexicanos, considera que independientemente de quien gane la elección del próximo 8 de noviembre, la comunidad méxico- americana debe seguir fortaleciéndose y trabajar en promover la igualdad de acceso a la educación, proteger las prácticas de empleo, defender los derechos de los inmigrante y asegurar el acceso y la representación política.

Publicidad

“Tenemos que seguir abriendo camino para nuestra comunidad, particularmente para la más vulnerable en EU, para que pueda tener equidad, es lo que buscamos; y mientras no sé de acceso a educación, las prácticas de empleo sean injustas, los derechos de los migrantes sean atropellados y no se tenga acceso a la representación política que merecemos, entonces vamos a seguir luchando por ello”, declaró Lomeli-Azoubel, en entrevista para Expansión Política.

Desde la fundación SABEResPODER, Lomelí-Azoubel, hijo de padres migrantes mexicanos, nacido en California por “cuestiones del destino”, pero cuyas raíces están en Tepic ,Nayarit, reconoce que si bien Trump puede ganar la elección del próximo 3 de noviembre, el voto popular no le favorecerá al igual que sucedió hace 4 años.

La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, entregó el Premio Ohtli a Lomeli-Azoubel el pasado 29 de septiembre. Este es el máximo reconocimiento que otorga el gobierno de México a ciudadanos o personas de ascendencia mexicana que han dedicado la mayor parte de su vida y actividad profesional, a abrir brecha en el extranjero, que han brindado asistencia a ciudadanos mexicanos o promovido su cultura y bienestar cívico en sociedad global.

Publicidad

¿Qué representa para usted haber recibido este premio?
Muchos amigos y personas que admiro, hombres y mujeres, han recibido este reconocimiento; me uno a esa fraternidad y me siento muy contento de ser parte de ella, porque creo que justamente la comunidad mexicana-americana y aquellos que hemos recibiendo Othli estamos muy conscientes de que hay todavía un gran camino por recorrer, tenemos que seguir abriendo brecha para nuestra comunidad, particularmente para los más vulnerables.

¿Cómo ha sido su lucha a favor de la comunidad migrante?
El haber nacido en estado en Estados Unidos, por un lado, y el haber tenido esa formación en matemáticas y ciencias en escuelas públicas de México, me abrió paso en EU, y desde entonces siento una gran responsabilidad por aquellos compañeros que al no haber tenido la residencia o esa ciudadanía, sus sueños quedaron truncados y tuvieron que quedarse a seguir trabajando en el campo. SABEResPODER viene a cumplir esos objetivos, aunque ahora lo hacemos a escala, ya que desarrollamos y utilizamos la tecnología para estar en comunicación directa con más de 2 millones de usuarios activos en nuestra plataforma y distribuir más de un millón de textos a la semana con información práctica para la comunidad migrante sobre temas de empoderamiento financiero, acceso a la salud y educación.

A menos de un mes de las elecciones en EU, ¿cuál es el panorama de la comunidad migrante mexicana?
Estamos hablando que hay cerca de 12 millones de mexicanos en EU, de los cuales 2.5 millones ya son naturalizados. Con ellos, el reto es enseñarles cuál es el proceso de registro para votar por qué es distinto de estado en estado. Después, tenemos 2.3 millones de personas mexicanas que tienen residencia permanente, pero aún y cuando están en el país no pueden votar, entonces estamos tratando de orientarlos para que puedan iniciar el proceso de naturalización, y tenemos un tercer segmento, el sector indocumentado, el más expuesto, el más vulnerable, y este grupo es al que nosotros llevamos información sobre salud, finanzas y educación pero que obviamente no pueden ejercer el voto.

Publicidad

¿Cuál es tú opinión tras el primer debate entre Trump y Biden?
En ese debate solo hubo perdedores. La democracia en EU perdió el decoro que debe tener un debate así. Yo sigo repitiendo que no pertenezco a ningún partido político, lo que se busca es que nos traten con decencia y el único candidato que al menos tiene la intención de respetarnos es Baiden. Para mí lo importante es recordar que no es la mayoría quien apoya a Trump, el presidente perdió el voto popular por más de 3 millones de votos hace cuatro años y va a perder el voto popular por mucho más en esta ocasión.
La situación es que en Estados Unidos, el voto popular no es el que elige al presidente, lo elige el colegio electoral y ese colegio electoral es el que está en juego, particularmente en estados como Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Carolina del Norte, y algo que nos concierne, Nevada, Colorado y Arizona, y es ahí donde el voto mexicano-americano puede hacer la diferencia.

¿Qué representaría para los migrantes un nuevo triunfo de Trump?
Sería un poco más de lo mismo, pero la historia y la aritmética están de nuestro lado. Un animal herido es más peligroso cuando está apunto de morir y yo verdaderamente creo que este es el último aliento que está tomando la extrema derecha de los Estados Unidos y en efecto, están dañando a muchos de nuestra comunidad, pero no son la mayoría, el voto popular, las ciudades urbanas y la representación que se está viendo en la Cámara de Representantes la indican así.
Esperemos que no se reelija y que el partido republicano enderece su estandarte porque no puede ser Trump su estandarte. Creo que quienes votan por él, en su mayoría no están de acuerdo con su ideología, lo hacen por interés propio.

No me preocupa si gana o si pierde, lo que tenemos que continuar haciendo, es seguir fortaleciendo nuestras bases porque nuestro futuro inmediato es muy distinto al que estamos pasando en este momento".

Si Biden gana, ¿sería un cambio positivo?
Una victoria del candidato Biden, con una una victoria de mayoría demócrata en el Senado es lo que va a permitir empezar a desactivar la maldad que se hizo en estos últimos cuatro años; una victoria de Biden, con los republicanos manteniendo el Senado, simplemente va a quedar en tablas y no va a ser mucho lo que se pueda lograr; una victoria de Trump, pero una victoria demócrata en el Senado frenaría contundentemente los daños que podrían hacerse a largo plazo, me refiero a los jueces y juezas que están siendo votadas por el pleno del Senado para ocupar los espacios que están vacíos.

Entonces son tres etapas, si los demócratas llegan a ganar contundentemente la presidencia y el Senado la cosa puede mejorar rápidamente y creo que en ese caso el partido republicano empezaría a cambiar y alinearse por el voto latino, porque el voto latino solamente va a continuar creciendo.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad