Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿No intervención? Los dichos de AMLO sobre Pedro Castillo y el conflicto en Perú

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue de los pocos mandatarios a nivel internacional que respaldó a Pedro Castillo y acusó que fue hostigado por élites económicas y políticas.
jue 08 diciembre 2022 02:43 PM
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México durante conferencia de prensa en Palacio Nacional
El presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que la política exterior de México se conduce bajo el principio de la "no intervención", sin embargo en el caso Perú ha opinado.

La destitución de Pedro Castillo como presidente de Perú desagradó al presidente Andrés Manuel López Obrador. Si bien el mandatario mexicano aseguró que su gobierno se conduce bajo el principio de “no intervención”, lamentó la detención de su homólogo y culpó a los intereses de las élites económicas y políticas de generar un ambiente de “confrontación y hostilidad” contra el ahora exmandatario.

A nivel mundial, López Obrador fue de los pocos presidentes que manifestaron su respaldo a Pedro Castillo, con quien en las próximas semanas se reuniría en Perú.

Publicidad

A través de un mensaje en sus redes sociales, el presidente López Obrador fijó su primer posicionamiento respecto a lo que sucedía en Perú.

Si bien el presidente se remitió al artículo 89 de la Constitución que establece que la política exterior se debe conducir bajo los principios de “autodeterminación de los pueblos; la no intervención y la solución pacífica de controversias”, entre otros, desde hace varias semanas se ha pronunciado por la situación que vive Perú.

En octubre pasado, el mandatario mexicano aseguró que su homólogo Pedro Castillo estaba siendo hostigado, ello luego de que el Congreso de ese país no autorizó su visita a México para recibir la presidencia de la Alianza de Pacifico en noviembre 25.

“El presidente Pedro Castillo ganó en elecciones democráticas, pero no lo dejan, lleva poco tiempo y lo han estado hostigando. Desde luego, pues ellos tienen sus políticas porque es un país también libre, independiente, soberano, pero aprovecho para hacer este exhorto respetuoso a que esté con nosotros el presidente del Perú, porque es miembro”, dijo el 21 de octubre pasado.

Como respaldo a Castillo, el presidente López Obrador anunció que la cumbre de la Alianza de Pacífico se realizaría en Perú.

En febrero de este año, López Obrador fue criticado desde Perú luego de que aseguró que en ese país el “conservadurismo” estaba haciendo labor contra su presidente.

"Nosotros somos respetuosos de la decisiones que se están tomando en otros países, pero es evidente que el conservadurismo está haciendo labor en contra del Gobierno legal y legítimamente constituido, ganó el presidente Castillo, así lo decidieron los peruanos", dijo.

Esa postura propició que políticos opositores a Castillo rechazaran los dichos del presidente López Obrador.

 

El día de la destitución de Pedro Castillo, México volvió a tener un papel clave en el conflicto. Este jueves el mandatario federal informó que su homólogo le llamó por teléfono para pedirle asilo político, lo cual aceptó.

“Habló aquí a la oficina para que me avisaran de que iba hacia la embajada, pero seguramente ya tenían intervenido su teléfono, que iba a solicitar el asilo, que si le abrían la puerta de la embajada. Busqué a Marcelo Ebrard, le informé y le dije que se hablara con el embajador y que se abriera la puerta a la embajada como apego a nuestra tradición de asilo, pero al poco tiempo tomaron la embajada con policías y también con ciudadanos, rodearon la embajada y él ya creo que ni siquiera pudo salir, ya lo detuvieron de inmediato”, así relató el presidente este jueves el momento en que su homólogo le hizo la petición.

AMLO, de los pocos en respaldar a Castillo

El presidente Andrés Manuel López Obrador es de los pocos políticos a nivel mundial en respaldar a Pedro Castillo.

Con 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones, el Congreso de Perú votó por destituir a Pedro Castillo como presidente.

Antes de su destitución, Pedro Castillo había anunciado la disolución del Congreso y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas, lo que causó una serie de renuncias en su gabinete, entre ellas la de los ministros de Trabajo, Alejandro Salas; de Educación, Rosendo Serna; y de Asuntos Exteriores, César Landa.

Esa decisión también fue rechazada por el Ejército de Perú y los congresistas, estos últimos se reunieron y determinaron la vacancia de Pedro Castillo y asumió Dina Boluarte como la nueva jefa de Estado de la República.

 

A nivel internacional, las reacciones llegaron. El gobierno de Estados Unidos se refirió a Pedro Castillo como expresidente.

"Entendemos que muchos representantes y miembros del gobierno de Castillo han renunciado. Entendemos que el Congreso desde entonces ha tomado acciones para destituir a Pedro Castillo… Mi opinión es que, dadas las acciones del Congreso, ahora es expresidente", afirmó el portavoz del Departamento de Estado (cancillería), Ned Price.

España condenó la ruptura del orden constitucional en Perú. "España siempre estará del lado de la democracia y la defensa de la legalidad constitucional", informó el ministerio de Relaciones Exteriores.

El gobierno de Brasil también condenó las medidas que había anunciado Pedro Castillo sobre disolver el Congreso.

“Las medidas adoptadas hoy por Castillo representaban una violación a la vigencia de la democracia y del Estado de Derecho”. Además desearon éxito a la presidenta Dina Boluarte en su misión como jefa de Estado peruano.

En su conferencia de prensa de este jueves, el presidente dijo que sus adversarios no aceptaron a Pedro castillo por lo que siempre lo acosaron.

“Lamentamos mucho lo que sucedió porque desde que ganó legal y legítimamente Pedro Castillo fue víctima de acoso, de confrontación. No aceptaron sus adversarios, sobre todo las élites económicas, políticas de ese país, que él gobernará, entre otras cosas y eso es lo que más lamento porque lo consideraban serrano”, afirmó.

¿Y Argentina?

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador también se pronunció en contra de la sanción que se le dictó a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández.

En su conferencia de prensa, el mandatario federal consideró como “una venganza política” porque no quieren que aspire a una candidatura.

“Es es una venganza política en contra de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández. Y también es un acto antidemocrático, porque no quieren que participe en el proceso electoral, la están inhabilitando para que pueda ser candidata. Entonces, sin duda, es un asunto político y parecido a lo de Lula, en Brasil”, dijo el miércoles.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad