Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Huachicoleo persiste a pesar de la estrategia para terminar con la ordeña

A pesar del despliegue de casi 3,000 elementos de las Fuerzas Armadas, en noviembre se reportó la extracción de 5,600 de barriles por día.
mié 07 diciembre 2022 06:00 AM
pemex-toma-clandestina
Ocho estados del país concentran el mayor robo de combustible.

A cuatro años de que el presidente Andrés Manuel López Obrador inició la lucha en contra del robo de hidrocarburos, el huachicol continúa: en promedio, cada 24 horas son ordeñados 5,600 barriles de combustible.

Días después de llegar a la Presidencia de la República, el presidente anunció una estrategia para combatir el robo del combustible dentro y fuera de las instalaciones de Pemex, el Plan Conjunto del Gobierno de México para Combatir el Robo de Hidrocarburos.

Publicidad

El 27 de diciembre de 2018, el director de Pemex, Octavio Oropeza, informó que en los últimos tres años el robo de combustible había ido en aumento: en 2016 se sustraía el equivalente a 26,000 barriles por día, en 2017 un aproximado de 43,000 y en 2018 eran 58,200 cada 24 horas.

“En dinero, esto significa, a precio de hoy de la gasolina, para el 2016, más de 30,000 millones de pesos; para el 2017, 50,000 100 millones de pesos y para el 2018, 66,000 300 millones de pesos”, precisó el director durante la conferencia de prensa en la que se anunció la estrategia para frenar el robo.

Como parte de la estrategia, en el país automovilistas y transportistas tuvieron que hacer largas filas en estaciones de gasolineras debido a que se enfrentó una escasez, pues el combustible fue principalmente transportado a través de camiones cisterna.

El presidente lanzó una convocatoria para contratar a 2,000 conductores que se encargarían de conducir 500 pipas con las cuales se distribuiría la gasolina; se les ofreció un sueldo de 14,500 pesos quincenales más prestaciones.

Este martes en su conferencia de prensa, el presidente recordó que cuando llegó al gobierno el huachicol era una práctica conocida por todos.

“Cuando nosotros entramos al gobierno, y esto es de dominio público, en la carretera de Puebla, de la Esperanza a Puebla y de Puebla a México, en las noches había foquitos, gente con foquitos indicando de que se vendía huachicol. Bueno, se llegó al extremo que en el aeropuerto que estaban construyendo en Texcoco todo el combustible que utilizaban era huachicol, así”, dijo en el salón de Tesorería de Palacio Nacional.

En la red de ductos, también se desplegaron integrantes de las Fuerzas Armadas para inhibir el robo de combustible. En el último mes, 3,290 elementos fueron desplegados, sin embargo aún persiste la extracción de combustible.

Pese a las medidas y los elementos de seguridad desplegados, el robo de combustible se mantiene.

El 2022 abrió con un robo promedio de 5,100 barriles cada día, sin embargo en noviembre se reportan 5,600 cada 24 horas.

Publicidad

Las presiones

El presidente recordó que cuando tomó la decisión de cerrar los ductos por los que se transporta el combustible hubo mucha presión, pero decidió continuar porque se trataba de dinero público.

“Se robaban también gasolina de las refinerías, en pipas, no solo era la perforación de los ductos, es que se cargaba en las refinerías y se permitía que salieran. Pues aquí ya no se debe de acordar la gente, pero hubo una presión tremenda porque empezaron a rompernos ductos, los que abríamos los estallaban para que nos quedáramos sin combustible y no tuviésemos más que dar marcha atrás. Y le hablamos a la gente y le dijimos: vamos a enfrentar esto, ayúdennos, van a haber colas, no va a haber abasto”, recordó.

Las filas en las gasolineras de la ciudad eran largas, pero, dijo, hubo apoyo de los ciudadanos, aunque también hubo quien quería jugar “a las vencidas” para que su gobierno desistiera de su objetivo.

Huachicol millonario: así roban combustible a Pemex entre Veracruz y Tabasco

En el camino de combatir el robo de combustible, el presidente recordó la tragedia de Tlahuelilpan.

“Qué doloroso fue. Si me dicen, ‘¿qué ha sido lo más fuerte, lo más doloroso en el tiempo que lleva como presidente?' Les diría lo de Tlahuelilpan, eso fue tremendo y tuvo que ver con esto”, dijo el presidente.

La noche del 18 de enero de 2019, en el kilómetro 226 del oleoducto que corre del puerto veracruzano de Tuxpan a la ciudad de Tula, se registró una explosión, la cual ocasionó la muerte de 137 personas: 69 fallecieron en el lugar y 68 más en hospitales.

Publicidad

La lucha contra el huachicol

De acuerdo con el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, entre el 22 de noviembre y 5 de diciembre se desplegaron a 3,290 elementos de las Fuerzas Armadas para combatir el robo de combustible.

En este periodo se logró recuperar 39,520 litros de combustible que había sido robado, además se aseguraron 140 tomas clandestinas, se detuvieron a dos personas y se incautaron ocho vehículos.

Ocho estados concentran el robo de combustible:

En los últimos días se localizaron dos tomas clandestinas en Hidalgo, estado que ocupa el primer sitio en el robo de hidrocarburos.

“Hubo dos eventos relevantes: el día 23 una toma clandestina con una derivación a un túnel en un predio en el municipio de Cuautepec de Hinojosa, Hidalgo, y el día 29 una toma más, una toma también con una derivación a un túnel en el mismo municipio. Se han localizado en este periodo 26 tomas clandestinas en el municipio de Cuautepec de Hinojosa, dentro de los municipios es el que lleva el primer lugar en detecciones”, informó el secretario.

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad