Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un militar sí puede ser presidente de México. Esto dice la Constitución

El artículo 82 establece que si un militar quiere ocupar la Presidencia de la República, debe darse de baja seis meses antes de que se realice la elección.
lun 24 octubre 2022 05:16 PM
AMLO-luis-cresencio
Para que un militar pueda participar en elecciones, debe no estar activo al menos seis meses antes de la jornada electoral.

Un militar sí puede ser presidente de México. Para ello debe cumplir con algunos requisitos que marca la Constitución.

El artículo 82 de la Carta Magna señala siete características que se deben cumplir, entre ellas que en caso de pertenecer al Ejército no debe estar en activo por lo menos seis meses de la elección.

Publicidad

La duda surgió tras las declaraciones del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien –en medio del debate sobre la presencia de las Fuerzas Armadas– aseguró que un militar puede ser presidente.

“Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas, y puede tener aspiraciones políticas, y puede incluso ser presidente de la República, pero para ello pues deberá participar en procesos electorales, deberá ir a someterse a las urnas”, dijo tras recordar que el último militar en gobernar el país fue el general Ávila Camacho.

La declaración del funcionario generó críticas. El exsecretario del Trabajo, Javier Lozano, afirmó que un militar no puede ser presidente porque la Constitución lo prohíbe. “Está prohibido por el artículo 82 fracción V de la Constitución. Ahórrense su encuesta”, planteó el también exvocero de la campaña presidencial del priista José Antonio Meade.

No obstante, el artículo 82 de la Constitución Política de los Estados unidos Mexicanos establece siete requisitos para ser presidente, en los que no hace esa negación:

1. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno goce de sus derechos, hijo de padre o madre mexicanos y haber residido en el país al menos durante veinte años.
2. Tener 35 años cumplidos al tiempo de la elección.
3. Haber residido en el país durante todo el año anterior al día de la elección. La ausencia del país hasta por treinta días, no interrumpe la residencia.
4. No pertenecer al estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto.
5. No estar en servicio activo, en caso de pertenecer al Ejército, seis meses antes del día de la elección.
6. No ser Secretario o subsecretario de Estado, Fiscal General de la República, ni titular del poder ejecutivo de alguna entidad federativa, a menos de que se separe de su puesto seis meses antes del día de la elección.
7. No haber desempeñado el cargo de presidente de la República tras haber sido electo popularmente, o con el carácter de interino o sustituto, o haber asumido provisionalmente la titularidad del Ejecutivo Federal.

 

Por lo que en caso de que un militar quiera ser presidente de México, necesitaría dejar de estar activo como miembro de las Fuerzas Armadas a más tardar en diciembre de 2023.

El pasado 5 de octubre , en su conferencia de prensa, al presidente Andrés Manuel López Obrador se le preguntó si vería bien la postulación de un militar para el proceso electoral de 2024 a lo que respondió que no.

“No, no. Mire, yo soy juarista y Juárez siempre separó el poder militar del poder civil, así como separó el poder eclesiástico del poder civil, en este último caso, porque ‘a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César’. Y Juárez era civilista y su civilismo pues no sólo era teórico, él vivió los abusos del autoritarismo militar… Entonces, yo no creo que debe de haber autoridad militar, pero eso es totalmente distinto a lo que estamos haciendo, o sea, el mando es civil y tenemos la fortuna de contar con Fuerzas Armadas profesionales, disciplinadas, leales, que surgen de un movimiento revolucionario y que pertenecen al pueblo, no a la oligarquía”, comentó.

Lo que sí defendió el presidente es el apoyo que las Fuerzas Armadas le han dado a su gobierno, en el que tienen asignadas más de 200 tareas de civiles, entre ellas: Construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

  • Edificación de 2,700 sucursales del Banco del Bienestar.
  • Tramo 1, 6 y 7 del Tren Maya.
  • Construcción del Aeropuerto de Tulum.
  • Administración del aeropuerto en Chetumal y el de Palenque, Chiapas.
  • Remodelación de 32 hospitales que fueron abandonados por sexenios anteriores.
  • Apoyo en la atención a la emergencia de Covid-19.
  • Traslado de vacunas Covid-19.
  • Combate al robo de hidrocarburos (huachicol).
  • Vigilancia de la frontera norte y sur para el control migratorio.
  • Construcción de cuarteles para la Guardia Nacional.
  • Apoyo al programa Sembrando Vida.
  • Vigilancia a la entrega de recursos de programas sociales.
  • Entrega de libros de texto gratuito.
  • Traslado de mercancía decomisada a comunidades pobres a través del "Tianguis del Bienestar".
  • Administración y control de aduanas marítimas y terrestres.
  • Administración de Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
  • Limpieza del sargazo en Quintana Roo.
  • Custodia de pipas de Pemex.
  • Entrega de medicamentos.
 
Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad