Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cuáles son los daños que vapeadores y cigarros electrónicos causan a la salud?

De acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones, 975,000 personas entre los 12 y 65 años en México utilizan vapeadores o cigarrillos electrónicos y 5 millones lo han usado en alguna ocasión.
mar 31 mayo 2022 03:08 PM
(Jóven vapeando)
Aunque los vapeadores y cigrarros electrónicos se han vendido como que causan 95% menos daño a la salud, la Secretaría de Salud informó que suelen causar adicción más rápida al tabaco.

En el Día Mundial sin Tabaco, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto para prohibir la distribución y venta de los vapeadores y cigarrillos electrónicos porque representan un potencial daño a la salud.

El decreto, que fue firmado este martes en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, prevé modificaciones a la Ley General para el Control del Tabaco. Hace algunos meses, ya se había buscado la prohibición de comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir los llamados “vapeadores” o cigarrillos electrónicos, sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la prohibición que establecía el artículo 16, fracción VI, de la Ley General para el Control del Tabaco.

Publicidad

Hace unas semanas, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declaró una “alerta sanitaria máxima” por los riesgos a la salud por el uso de vapeadores. Particularmente porque la inhalación de un ingrediente puede ocasionar enfermedades respiratorias e incluso la muerte.

“Un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos”, informó la Cofepris.

Aquí te contamos por qué se prohibieron los vapeadores.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que calientan un líquido en un aerosol que se inhala. Nicotina, saborizantes y otros aditivos, suelen componer el líquido.

De acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones, estos cigarrillos también suelen contener:

· Aromatizantes como el diacetil, un químico relacionado con una enfermedad pulmonar grave.
· Metales pesados, como níquel, estaño y plomo.

¿Cuántas personas utilizan los vapeadores?

De acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones, 975,000 personas entre los 12 y 65 años en México utilizan vapeadores o cigarrillos electrónicos y 5 millones lo han usado en alguna ocasión.

Adolescentes también han utilizado estos dispositivos. Se estima que 938,000 adolescentes probaron los cigarrillos electrónicos y 160,000 adolescentes actualmente lo usan.

 

¿Qué se prohibió?

México no es productor de vapeadores y cigarrillos electrónicos, por lo que ahora con la prohibición de la importación de éstos, no habrá posibilidad de distribución y venta en el país.

Por la prohibición, hay quienes alertan sobre el crecimiento del mercado negro de vapeadores y cigarrillos electrónicos. El senador Luis Ortiz, de Movimiento Ciudadano, se pronunció en contra de la prohibición y en su lugar gravarlos fiscalmente para ponerles impuestos similares a los que se aplican a cigarros o al tabaco.

“Estamos dejando en manos del mercado negro la distribución, en lugar de permitir que algunas empresas los importen, paguen impuestos y sueldos, estamos dejando ese tema en la informalidad y en la ilegalidad”, dijo durante la discusión de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación.

Los vapeadores y sus engaños

De acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones, quienes están a favor del “vapeo” afirman que es 95% menos dañino que el tabaco.

Sin embargo, este martes, el subsecretario Hugo López-Gatell explicó que es una mentira que dañen menos.

“La gran mentira es que los nuevos productos, vapeadores y cigarrillos son menos dañinos, que es una alternativa al cigarro, y hoy presentan una propaganda que indica que lo que hace daño es quemar el tabaco, el humo. Pero eso es falso. También el vapeo, también los vapores que producen vapeadores y cigarrillos electrónicos son dañinos para la salud”, informó.

Otro engaño, de acuerdo con el subsecretario, es que este tipo de aditamentos, sirven para dejar de fumar.

“Esto es falso. Hay evidencia de que los vapeadores no sólo no ayudan a dejar de fumar, sino que inducen la adicción al tabaco y hoy tenemos lo que llamamos técnicamente la epidemia dual, que es epidemia de vapeo y epidemia de consumo de productos convencionales, porque reclutan a las niñas y niños, y después estos son los consumidores de vapeadores y de productos convencionales ya en la edad más avanzada”, refirió.

 

También, el uso de vapeadores generan una adicción más rápida a la nicotina. “Aumentan la probabilidad de fumar tabaco, aumentan el riesgo de que las dosis de tabaco que tienen, las dosis de nicotina y otros productos adictivos, que tienen vapeadores y cigarrillos electrónicos hacen más rápida la adicción a los productos de tabaco”.

La adicción más rápida dado a que suelen contener cantidades hasta 100 veces mayores a la de los productos convencionales.

Los daños de los vapeadores y cigarros

Al contener altas cantidades de tabaco, el uso de estos productos provocan enfermedades ligadas al tabaquismo como enfisema pulmonar, bronquitis crónica, asma, infartos del corazón e infartos del cerebro, cáncer de pulmón, estómago, páncreas, intestino y vejiga.

Vapeadores y cigarros electrónicos ¿Qué son y qué riesgo tienen para la salud?

Pero además de esos daños, también suelen generar daños relacionados por el uso de metales pesados y otras sustancias orgánicas e inorgánicas. “Lo dañino del tabaco más daños adicionales”.

Uno de ellos, es el acetato de vitamina E. Se trata de una sustancia que vaporizarse penetra hasta los pulmones, lo que causa inflamación, microtrombosis y puede generar muerte.

Cada año, la industria tabacalera cuesta al mundo más de 8 millones de vidas humanas, 600 millones de árboles, 200 000 hectáreas de tierra y 22 000 millones de toneladas de agua, y genera 84 millones de toneladas de CO2.

Erick Antonio Ochoa, director general de Salud Justa Mx, señala que cada año el consumo de tabaco en México provoca 63,400 decesos, mismos que pudieron evitarse en su mayoría con buenas medidas regulatorias y mejores acciones preventivas.

 

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) señalan que un cartucho que contiene 5% de sal de nicotina es equivalente a entre uno y tres paquetes de cigarrillos.

“Estas altas concentraciones de nicotina tienen efectos adversos a largo plazo en el desarrollo del cerebro de niños, niñas, adolescentes y fetos en formación”, señalaron.

Las autoridades sanitarias señalaron tres principales tipos de daños a la salud asociados con estos productos, los cuales son:

· Daños respiratorios por la inflamación del tejido pulmonar, causando padecimientos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma y cáncer.

· Daños cardiovasculares por los cambios en la circulación sanguínea, los cuales pueden causar arterioesclerosis e infartos al corazón.

· Daños mutagénicos que aumentan el riesgo de cáncer y alteraciones a nivel reproductivo, como disfunción eréctil.

Cifras de la Secretaría de Salud indican que, en 2021, 170 personas fallecieron diariamente en México a causa del tabaquismo. Se estima que, en nuestro país, cada año, se registran en promedio 63,000 decesos como consecuencia de enfermedades relacionadas con el tabaquismo. El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) estima que el tabaquismo causó 16,408 casos de cáncer y más de 94,000 infartos y hospitalizaciones por enfermedad cardiaca en 2020.

En cuanto al impacto económico, el INSP estima que cada año se gastan cerca de 61,000 millones de pesos en el tratamiento de padecimientos y problemas de salud provocados por el tabaquismo, lo que equivale a 0.34% del Producto Interno Bruto.

Publicidad
Publicidad