Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inflación impide que 26% de la población mexicana coma sano, estima la FAO

Un informe de la FAO expone que en México las familias con menos recursos gastan hasta 49% de su presupuesto en comida y algunos hogares no pueden comprar alimentos saludables.
jue 19 enero 2023 02:31 PM
inflacion-mexico-2023-alimentos
El encarecimiento de los alimentos han provocado que un cuarto de la población no se permita dietas saludables.

Por el aumento en el precio de los alimentos, 26.3% de la población mexicana no puede seguir una dieta saludable, según datos del informe Panorama regional de la seguridad alimentaria y nutricional. América Latina y el Caribe 2022.

La inflación ha incrementado significativamente el costo de los alimentos y esto ha impactado, sobre todo, a las personas de bajos ingresos, quienes han visto reducido su poder adquisitivo, explica el estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), difundido este 18 de enero.

Publicidad

Una dieta saludable, describe el organismo internacional, se basa en una amplia variedad de alimentos no procesados o mínimamente procesados de todos los grupos nutricionales e incluye un mínimo de cinco porciones de frutas y verduras al día.

Entre abril de 2021 y abril de 2022, el precio de los alimentos subió 11% en México, por encima del aumento de otros productos. Esta situación provoca que las familias con menos recursos gasten hasta 49% de su presupuesto en comida, mientras que los grupos con ingresos altos destinan 18% de sus ingresos a los alimentos.

“Una mayor inflación alimentaria afecta desproporcionadamente la capacidad de las familias de bajos ingresos para comprar alimentos”, subraya el informe.

Aunque México es uno de los países de América Latina con costos más bajos para una dieta saludable, de 3.29 dólares diarios por persona (61 pesos mexicanos, según el tipo de cambio de este jueves), alrededor de 33 millones de mexicanos no pueden costearla.

Carecer de una dieta sana afecta gravemente la nutrición y salud de las poblaciones más vulnerables, incluidos los niños, las niñas y las mujeres. Esta carencia se asocia, además, con el hambre, el retraso en el crecimiento de los menores de 5 años y la anemia en mujeres de 15 a 49 años, advierte la FAO.

 

“Lamentablemente, el aumento de la tasa de pobreza en el contexto de la pandemia, el nivel elevado de desigualdad de ingresos, el aumento de los precios internacionales de los alimentos han contribuido al aumento de la prevalencia de la inseguridad alimentaria y del costo de una dieta saludable”, agrega.

El informe concluye que América Latina y el Caribe no solo registran “altos niveles de desigualdad, sino también el mayor costo de una dieta saludable”. Por ello, recomienda a los países modificar sus sistemas agroalimentarios y garantizar el acceso a dietas saludables para toda la población.

 
Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad