Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gobernadores dividen opiniones sobre presencia de Guardia Nacional en estados

Los mandatarios de oposición hablan sobre la presencia de esta corporación en sus estados y la ampliación de las labores de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, hasta el 2028.
dom 25 septiembre 2022 03:00 PM
GOBERNADORES
Los gobernadores tienen posturas diferenciadas respecto del mando de las Fuerzas Armadas sobre la Guardia Nacional.

Gobernadores de oposición dividen opiniones sobre la presencia de los elementos de la Guardia Nacional (GN) en sus estados y respecto a ampliar hasta 2028 el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, pues ello busca “militarizar al país”.

Ambos temas han acaparado no solo la discusión en el Congreso, sino en las fuerzas partidistas e incluso, en los gobernadores morenistas y del bloque opositor han fijado postura en distintos momentos.

Publicidad

En principio, la discusión se centró sobre la decisión de los legisladores de Morena y aliados en la Cámara de Diputados de avalar un paquete de reformas para que el control operativo, financiero y administrativo de la Guardia Nacional sea transfiera a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Las reformas fueron turnadas al Senado, donde también fueron aprobadas.

Posteriormente, y ante la falta de votos, Morena y sus aliados devolvieron a comisiones del Senado de la República el dictamen que les envió la Cámara de Diputados sobre la reforma al artículo 5º transitorio del decreto constitucional para ampliar hasta 2028 el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

El 9 de septiembre, 21 gobernadores de Morena y de partidos aliados, así como la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, respaldaron mediante un desplegado, la adscripción de la Guardia Nacional a la Sedena, tanto administrativa como operativamente.

“Respaldamos la política de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador… La presencia de la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas en nuestras entidades son un gran apoyo para disminuir los índices delictivos y pacificar nuestros territorios”, precisaron los mandatarios locales.

Sin embargo, antes y después de esa fecha, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha solicitado a los gobernadores definirse sobre intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad.

El pasado 30 de junio, en el marco del tercer aniversario de la creación de la GN, el Ejecutivo Federal pidió a los gobernadores de todo el país interceder para que los legisladores federales de sus respectivos estados apoyen la iniciativa para incorporar a la Sedena a la Guardia Nacional.

Recientemente, el 12 de septiembre los llamó a definirse sobre intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad.

 

Mandatarios dividen opiniones

Desde la oposición, el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, destacó que la Guardia Nacional debería mantener un mando civil, pues el mandato de la oposición en 2019 fue que las Fuerzas Armadas colaboren en tareas de seguridad pública por un periodo de cinco años, el cual concluye en 2024.

"A pesar de la decisión que se tomó con la Guardia Nacional, yo siempre seré respetuoso de las fuerzas armadas, se le dio lo que nunca se le había dado a ningún presidente … (el Ejército) nos ayuda mucho. La responsabilidad y obligación que tenemos todos es trabajar en conjunto", planteó el mandatario panista.

 

Su homólogo, José Rosas Aispuro, de Durango, resaltó el trabajo de los elementos de la Guardia Nacional y se pronunció a favor de que este cuerpo de seguridad se incorpore a la Sedena.

“Siempre me he manifestado a favor de que la Guardia Nacional se incorpore a la Secretaría de la Defensa Nacional, porque esto garantiza que esta institución pueda perdurar en el futuro, eso garantiza que tengamos mejores instrumentos para poder combatir la inseguridad”, anotó durante una gira de López Obrador por Durango.

A través de un video subido a redes sociales el pasado 12 de marzo, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, dijo a su vez que es “irresponsable” retirar de las calles a las Fuerzas Armadas en el corto plazo.

Además, el mandatario estatal priista respaldó la propuesta de la ahora exdiputada Yolanda de la Torre, que busca ampliar la presencia del Ejército en tareas de seguridad pública hasta 2028.

Mencionó que “en el corto plazo y mientras no exista otra estrategia que le pueda brindar al pueblo de México la seguridad que exige y merece, es irresponsable retirar de las calles a las Fuerzas Armadas y cambiar el marco jurídico que le da certeza a la Guardia Nacional”.

 

Contrario a ello, el mandatario emecista de Jalisco, Enrique Alfaro, ha estimado que si bien es necesario el apoyo de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad, tanto la reforma en materia de Guardia Nacional y el dictamen para ampliar la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles representan un camino equivocado.

“Tenemos un enorme respeto por las Fuerzas Armadas, la estrategia de seguridad requiere de su apoyo en este momento, pero me parece que el planteamiento de reforma en los términos que se quiere presentar es un camino equivocado”, enfatizó el gobernador de Jalisco.

Quien también ha opinado sobre la presencia de la Guardia Nacional, es la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, al dejar claro que esta corporación debe continuar, mientras haya miedo en México.

“Alguien comentaba el otro día que se le preguntara a los gobernadores, pues yo contestaría que, si hay miedo en el país, y por supuesto que sí lo hay, por supuesto que debe haber Guardia Nacional”, declaró la mandataria panista.

Publicidad
Publicidad