Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"El destino no nos va a alcanzar, el día cero ya llegó”: especialistas en agua

La crisis del abasto de agua es un tema de seguridad nacional, sin embargo la falta de planeación y un escaso presupuesto han provocado que el problema crezca y requiera acciones urgentes.
mié 14 septiembre 2022 06:08 PM
Foro del agua
En la mesa sobre la crisis del agua participaron Gustavo Alanís, Raúl Rodríguez, Eduardo Vázquez.

El cambio climático ha provocado alternaciones en los ciclos hidrológicos que han generado crisis hídricas no solo en México, sino también en otras partes del mundo, por lo que el momento de actuar es ahora.

“El destino no nos va a alcanzar, el destino ya nos alcanzó. El día cero ya llegó, pregúntenle a Monterrey, insisto, otras ciudades que lo van a padecer”, afirmó Raúl Rodríguez Márquez, presidente del Consejo Consultivo del Agua, durante el Inter.Mx Expansión Summit 2022 en el panel ‘La crisis del agua que todos debemos detener’.

Publicidad
La crisis de agua en Monterrey es un reflejo en el que se deberían ver otros puntos del país donde se viven sequías.

Rodríguez sostuvo que la falta de planeación y de presupuesto para atender el problema del abasto han sido dos factores que han llevado a una situación de riesgo en 22 ciudades densamente pobladas en el país.

Parte de ello debido también a una falta de interés por parte de los ciudadanos.

“Desafortunadamente nosotros los ciudadanos pensamos que es algo pasajero, porque no lo hemos vivido, porque a lo mejor muchos de ustedes en sus casas le abren a la llave y sale el agua. La verdad es que no saben que hay 12 o 15 millones de mexicanos que no tienen acceso al agua, que no pueden abrir la llave, que tienen que ir cinco o seis kilómetros a acarrear literalmente el agua”, indicó.

Por su parte Gustavo Alanís, presidente del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), advirtió que el 100% del territorio se encuentra en situaciones críticas y los estados más afectados por la crisis son Coahuila, Chihuahua, Sonora, Durango y Baja California.

“La gran pregunta es qué estamos haciendo ante esa situación y pareciera que hay una parálisis donde no sabemos cómo enfrentar ese monstruo", dijo.

Si no hay agua nada puede funcionar, piensen ustedes por un momento en un día de su vida sin agua.
Gustavo Alanís, director del CEMDA.

 

Responsabilidad gobierno, sociedad e industria

Eduardo Vázquez, director ejecutivo de Agua Capital, coincidió que lo sucedido en Monterrey es un claro reflejo de que la crisis hídrica no es un problema del futuro sino del presente que poco a poco puede agudizarse en más regiones del país.

Nadie puede llevar su vida personal sin agua, la crisis de agua impacta en la seguridad alimentaria, la seguridad energética, el combate a la pobreza, el riesgo operativo es inmenso.

Alertó que la crisis de agua impacta en distintos sectores sociales, económicos y hasta políticos.

Eduardo Vázquez afirmó que la gestión del agua no es una tarea exclusiva de los distintos niveles de gobierno, pues si bien, las autoridades están obligadas a garantizar el abasto de este recurso, es responsabilidad de los consumidores finales y la industria de colaborar en un uso adecuado.

Resaltó que las empresas que poseen concesiones para la explotación de pozos o mantos acuíferos, deben generar políticas corporativas de gestión del agua y devolver hacia el exterior programas o beneficios hacia la comunidad que se encuentra a sus alrededores.

 

En tanto la población está obligada a cuidar el recurso hídrico mediante la atención de fugas en sus casas, hacer un mejor uso del agua en sus actividades diarias y pagar lo que corresponde.

El derecho humano al agua no se va a hacer realidad por decreto, se requieren instituciones sólidas, políticas adecuadas y la participación de todas y todos, es un sentido propio de conciencia”, afirmó.

Incluso aseguró que el consumo energético para dotar de agua al Valle de México al año es el equivalente al consumido por una ciudad como la de Puebla.

Gustavo Alanís consideró que las próximas guerras serán disputas por el agua, recurso que también será usado de forma intensa durante proceso como elecciones

“Vienen peleas muy fuertes a nivel interno en los países pero también a nivel transfronterizo, en los estados y hay que tener mucho cuidado sobre cómo va a manejar", dijo el representante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

Para dimensionar el problema, agregó que 1,000 millones de personas en el mundo no tienen agua potable y cada 15 segundos un niño muere en el mundo por mala calidad del agua; además en el planeta solo 2.5% de agua en el mundo es agua dulce y menos del 1% es apta para consumo humano

 

Cambios para la seguridad hídrica

Por su parte, Rodríguez Márquez identificó cuatro grandes desafíos en cuanto al abasto y sustentabilidad el agua en México: primero, la necesidad de una mayor inversión en infraestructura pública y mantenimiento.

“Hay en fugas una merma en el país promedio, en la tubería que llega a tu casa, a mi casa, del 40%, pero en el Valle de México es del 50%. Ese tipo d obras no son sexies, no son atractivas para los tomadores de decisiones porque no se ven”, señaló el especialista como razón de la escasa inversión para la red de agua potable.

El segundo desafío es la seguridad hídrica, en tercer puesto el garantizar el derecho humano al agua y como cuarto punto una mayor cultura en el cuidado y uso sustentable del agua.

El presidente del Consejo Consultivo del Agua señaló como un error la demanda de la gente sobre cerrar industrias como la cervecera y refresquera que se dio ante la crisis de agua en Monterrey, pues 75% del agua es consumida por el sector primario como el agrícola, mientras 14% se ocupa para uso doméstico y en suelo urbano, 5% para el sector energético que no incluye a las hidroeléctricas y el 5% restante a esta industria de autoabastecimiento que extrae agua de pozos profundos.

En tanto Gustavo Alanís consideró que es necesario apostar por la economía circular donde se pueda hacer un reciclaje y mejor aprovechamiento del agua, revisar el uso y cobro del agua para disminuir su desperdicio sin perder de vista la necesidad de garantizar el derecho humano al agua.

"Se tiene que revisar con un enfoque de esta naturaleza con un enfoque de derechos humanos porque todos la necesitamos, sin embargo hay gente que no puede pagarlo”, señaló.

Publicidad
Publicidad