Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Expansión Summit_Header Desktop_con menú_Home Expansión
Expansión Summit_Galería Desktop Expansión Home Expansión

Maru Campos y Mara Lezama: el reto de las mujeres es gobernar de manera distinta

La gobernadora de Chihuahua y la mandataria electa de Q. Roo participaron en el panel "Mujeres y poder", en el que lamentaron que sigan las dinámicas en las que se cierran las puertas a las mujeres.
mar 13 septiembre 2022 02:36 PM
Mujeres gobernadoras
Mara Lezama y Maru Campos analizaron el ejercicio del poder desde los estados.

Cuando una mujer logra llegar a una gubernatura su desafío es gobernar para todos, de manera distinta, pero sobre todo no fallarle a las mujeres que sufren algún tipo de violencia o falta de oportunidades, coincidieron Maru Campos y Mara Lezama, gobernadora de Chihuahua y mandataria electa de Quintana Roo.

Durante su participación en el panel Mujeres y poder en el Inter.Mx Expansión Summit 2022, las gobernadoras reconocieron que en pleno siglo XXI siguen enfrentando dificultades en el ejercicio de la función pública por el solo hecho de ser mujer.

Publicidad

“Todos los días, es impresionante, todos los días hay muestras de que tenemos que seguir ganándonos nuestro lugar; no importa si eres alcaldesa, si eres gobernadora, si eres presidenta de una mesa directiva, tienes que seguir ganándote tu lugar”, aseguró María Eugenia Campos Galván, conocida como Maru Campos, gobernadora de Chihuahua.

La panista destacó que luego de que su camino hacia la gubernatura de Chihuahua fue “escabroso”, en 2021 asumió el cargo de mandataria estatal, y ahora en el poder busca “dejar claro que (las mujeres) tenemos la capacidad para generar programas, proyectos, políticas públicas que les sirvan a las mujeres y que les sirvan en general a todos; no gobernamos nada más para las mujeres, gobernamos para todos los ciudadanos”.

"Todos los días hay dificultad del de enfrente para voltearte ver a los ojos; tal vez un empresario, tal vez un productor, un agricultor, tal vez algún líder religioso, les cuesta trabajo tener una reunión con una mujer y de alguna forma acordar, negociar, tomar en serio los argumentos de una mujer", dijo Campos.

La gobernadora electa de Quintana Roo, Mara Lezama, quien tomará posesión del cargo el próximo 25 de septiembre, lamentó que en pleno siglo XXI aún haya quienes pregunten si una mujer es capaz de gobernar.

“No debemos de permitir que nos vuelvan a preguntar y será qué puedas. ‘Oye, y te van a dar este cargo, de verdad estás preparada?'. No deberían ni preguntárnoslo”, destacó.

Ambas coincidieron en que México ha avanzado en la incursión de la mujer en la política y vida pública, sin embargo, aún se tiene que sembrar para que más niñas y jóvenes lleguen a cargos de toma de decisiones y no se ponga en duda su capacidad.

“Porque así como muchas mujeres nos dejaron en el camino la siembra para que nosotras cosecharemos llegar a una posición de servicio público, a nosotras nos va tocar sembrar para que más adelante quienes lleguen cosechen el que ya un hombre enfrente de ellas les ponga atención, les tenga respeto y las voltee a ver a los ojos, y respete sus argumentos y sus decisiones”, apuntó Maru Campos.

Mara Lezama dijo que ninguna mujer debería llegar al cargo gracias a una cuota, pues lo que tiene que suceder es que se reconozcan sus capacidades para desempeñar cualquier cargo.

“Poco a poco, porque ha sido poco a poco, me parece inconcebible que hace algunos años no podíamos ni votar, pero poco estamos haciendo y normalizando está participación fundamental de las mujeres en los cargos más importantes de los poderes Estado, lo cual pero también nos inspira a muchas niñas, a esas jóvenes a ser parte activa de la toma de decisiones y que nos permitan construir gobiernos con una verdadera perspectiva de género para saldar muchas cuentas pendientes con las mujeres”, afirmó Lezama.

No debemos ser una cuota, debemos estar ahí porque una mujer se merece estar en cualquier lugar”
Mara Lezama, gobernadora electa de Quintana Roo.

 

Ambas coincidieron que la mujer aporta al oficio de la política sensibilidad, determinación, empatía, y poder de negociación.

“...No es que (las mujeres) seamos mejores, no estoy compitiendo con los hombres pero sí creo que le damos sal y pimienta, y les damos estas virtudes o ingredientes diferentes a la manera de hacer la política: sensibilidad, determinación y poder de negociación”, destacó Maru Campos.

En el panel, se destacó el momento histórico de las mujeres en altos cargos de la administración pública: por primera vez, México tendrá nueve mujeres gobernadoras cuando Mara Lezama y Tere Jiménez tomen posesión como titulares del Poder Ejecutivo de Quintana Roo y Aguascalientes. Las otras mujeres gobernadoras son Claudia Sheinbaum (Ciudad de México), Marina del Pilar Ávila (Baja California), Layda Sansores (Campeche), Indira Vizcaíno (Colima), Evelyn Salgado (Guerrero), Lorena Cuéllar (Tlaxcala) y Maru Campos Galván (Chihuahua).

Mara Lezama afirmó que el principal reto como una mujer que será la cabeza de gobierno de un estado, es gobernar para todos, pero sobre todo, de no fallarle a las mujeres.

“Bajo ninguna circunstancia nos podemos permitir fallarle a las mujeres, a esas mujeres que sufren violencia familiar todos los días, a esas mujeres que sufren de violencia de género”, planteó.

El principal rego que tenemos es gobernar de manera distinta, pero de verdad de manera distinta”
Mara Lezama, gobernadora electa de Quintana Roo.

Ofrecen sororidad

Rumbo a los próximos meses, coincidieron en que las gobernadoras deben tener sororidad, tomarse de la mano y compartir experiencias exitosas en el ejercicio de Gobierno.

La gobernadora de Chihuahua destacó que su papel como gobernadora mujer y frente a la contienda electoral presidencial de 2024 será ayudando a las mujeres y no denostando a quienes contiendan así sean de otro partido político o tengan una ideología diferente.

"Antes era muy difícil pensar que una mujer fuera apoyar a otra mujer y hoy en día hay mucha sororidad entre nosotras las mujeres, lo hubo cuando fui alcaldesa en Chihuahua capital, tener esta sororidad entre mujeres alcaldesas sin importar el partido político o la ideología y todavía a la fecha seguir siendo buenas amigas, y creo esto es algo que no se da con los hombres y que genera una parte de ejemplo ante nuestras niñas sobre todo para decirles que sí se puede unidas y entre nosotras ayudarnos”, apuntó Campos.

 
Publicidad
Publicidad