Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México ante un nuevo riesgo de emergencia sanitaria por la viruela símica

Los casos de viruela símica, que van en aumento en el país, pueden llevar al sistema de salud mexicano a enfrentar una nueva emergencia sanitaria, señalan expertos .
vie 19 agosto 2022 11:59 PM
(Obligatorio)
La Organización Mundial de la Salud ha señalado que el brote de viruela símica “constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional”.

Los casos de viruela del mono, que van en aumento en México, pueden llevar al sistema de salud nacional a enfrentar una nueva emergencia sanitaria, por lo que especialistas consideraron urgente vigilar los contagios e implementar acciones de control que prevengan un descontrol de la enfermedad.

En las últimas dos semanas, los casos de viruela símica se triplicaron en México, al pasar de 91 infecciones confirmadas el 1 de agosto a 252 el 15 del mismo mes, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal.

Publicidad

Sin embargo, en el país no se ha declarado todavía emergencia sanitaria por este virus, como ya lo hicieron Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director general de este organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el 23 de julio pasado que el brote de viruela símica “constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional”. Aunque consideró que el riesgo de este virus es moderado en la mayoría de los países, excepto en Europa, la probabilidad de rápida propagación internacional es alta.

Por eso, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió a los países de América, incluido México, “poner en marcha acciones de respuesta con el objetivo de interrumpir la transmisión del virus de la viruela símica”.

El doctor Sarbelio Moreno, miembro de la Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología Clínica, explicó que la viruela símica es una enfermedad endémica en algunos países, principalmente en África, pero ahora se han detectado 34,091 casos en 92 países.

Aunque México se encuentra entre los 20 países más afectados por el avance de esta enfermedad, el también profesor de virología en el Posgrado de Infectología de la Facultad de Medicina de la UNAM consideró que el país sí está preparado para diagnosticar de manera adecuada la viruela símica. “En México estamos preparados para hacer diagnósticos de viruela del mono y para saber los mecanismos de transmisión”, sostuvo en una conferencia de prensa reciente.

Los retos ante la viruela símica

De acuerdo con la OMS, la letalidad de esta enfermedad se estima entre 3% y 6%. Mientras que, en promedio, 10% de los casos requieren hospitalización, apuntó por su parte el doctor Mauricio Rodríguez, profesor del departamento de microbiología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Aunque no representa una carga de enfermedad amplia, si no se implementan estrategias para mejorar el diagnóstico temprano de la viruela símica, el sistema de salud se puede enfrentar a un contexto complicado en los próximos meses, sobre todo con la entrada de la temporada invernal, porque tiene que continuar la atención de casos de covid-19, pues, aunque han disminuido, esa pandemia sigue latente.

 

Además, en octubre inicia la temporada de influenza. Es decir, el sistema sanitario tiene que estar listo en los próximos meses para atender casos de tres virus: el de la influenza, el SARS-CoV-2 y el de la viruela símica.

“Proporcionalmente es una cosa muy manejable. Pero por eso es muy importante que se diagnostiquen los casos, que los médicos los identifiquen a tiempo y que se vigilen correctamente para que no se compliquen y no tengan tanto dolor y puedan cursar con la enfermedad en su casa, aislados, sin contagiar a nadie más”, explicó Rodríguez.

“Sí es un virus que le puede dar a todo mundo, sí, sí lo es, pero principalmente y, de acuerdo con lo que se está describiendo el riesgo, está localizado en una comunidad específica, y hay que intensificar las labores de información, de prevención, de promoción de la salud en esas comunidades, para tratar de contener con intervenciones de salud pública la epidemia en esos grupos y, de cualquier manera, estar pendientes en el resto de la población. Estamos ante un problema que lo mejor es detenerlo”, dijo.

Ricardo Baruch, experto en salud pública de la UNAM, consideró que México se ha tardado en declarar emergencia sanitaria por esta enfermedad, mientras varios jóvenes desarrollan lesiones, pues hasta ahora la población con mayor riesgo de contagio son los hombres que tienen sexo con hombres.

Esto representa otro reto: es necesario atender a esta población sin discriminación, pero con medidas eficaces para prevenir más contagios. Hasta ahora, aseguró el especialista en su cuenta de Twitter, el subregistro de casos de viruela símica “es enorme porque mucha gente no quiere ir a los servicios de salud por temor a la discriminación”.

En otros casos, agregó, los profesionales de la salud no cuentan todavía con la información y capacitación necesarias para identificar la enfermedad y confunden el diagnóstico y tratamiento: prescriben medicamentos para herpes o sífilis.

El especialista Mauricio Rodríguez explicó que la declaración de una emergencia sanitaria depende del número de casos que se notifiquen, las defunciones y la velocidad de la propagación. Pero, sobre todo, permite subir el nivel de alerta en la población, en el gremio médico, en las autoridades sanitarias e implica algunos cambios administrativos y legales que permiten a las autoridades sanitarias acceder a recursos especiales para atender la epidemia. Por ejemplo, contar con dinero suficiente para acceder a tratamiento médico y a una posible vacuna.

 

“Lo que sería conveniente sería tratar de aumentar la capacidad de diagnóstico, que haya en todos los laboratorios de salud pública de los estados, los hospitales grandes de los estados, los hospitales grandes de la Secretaría de Salud, que todos pudieran formar parte del diagnóstico”, señaló.

Sin embargo, subrayó, es necesario comunicar esta información sin alarmar a la población de manera innecesaria, pero sin minimizar tampoco el riesgo. Sobre todo en el momento actual, en el que muchas personas temen que esta enfermedad se convierta en una pandemia como la de covid-19.

El experto dijo que es cada vez más común que los virus que se hospedan naturalmente en animales se transmitan a la humanidad, proceso conocido como zoonosis, debido a las malas prácticas en la producción de carne, al crecimiento desmedido de la urbanización, el calentamiento global y la introducción de animales silvestres en la vida doméstica, lo que aumenta el riesgo de que entren en contacto estrecho con el ser humano y transmitan enfermedades.

“Por ejemplo, lo que puede pasar con el Tren Maya, que van a abrir un pedazo de la selva y eso va a hacer que se reacomoden los murciélagos, si es que lo logran, y todos los otros animales que viven ahí y los microbios que están ellos, y se van a acercar más a las ciudades, porque los están orillando, porque los van a poner en contacto con poblaciones y todo eso modifica la transmisión de los microorganismos”, alertó.

Publicidad
Publicidad