Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La precariedad laboral está de moda en la industria textil, denuncia OSC

Frente a la Pobreza apunta que más de 1 millón de trabajadores de esta industria padecen abusos, pero representantes del sector aseguran que estas condiciones prevalecen en la industra informal.
jue 26 mayo 2022 12:39 PM
(Mujer trabajando en un taller de costura)
De acuerdo con un informe de Frente a la Pobreza, la gran mayoría de empleados de la industria de la moda trabaja en condiciones que violan las normas del derecho al trabajo digno y más de la mitad son mujeres.

La organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza denunció este martes que en México, la precariedad laboral en la industria textilera, de calzado y accesorios parece estar de moda, y es que según apunta, más de un millón de trabajadores mexicanos de estos sectores no les son respetados sus derechos laborales.

Al respecto, representantes del sector, en entrevista para Expansión, precisaron que estas prácticas se detectan principalmente en la industria informal, por ello lanzaron un llamado al diálogo y al análisis preciso de las condiciones tanto en la industria formal e informal.

Publicidad

1 millón de trabajadores padecen abusos laborales

De acuerdo con el informe presentado por Frente a la Pobreza, en la industria dedicada a la producción, distribución y venta de ropa, calzado y accesorios, de los 2.8 millones de personas que trabajan en estas empresas, el 52% labora sin derechos; 389,000 no reciben salario mínimo y 629,000 laboran bajo la modalidad del outsourcing, con un patrón sustituto para evadir el cumplimiento de sus derechos laborales —de acuerdo con datos del Inegi de 2019—.

El informe de esta organización de la sociedad civil (OSC), muestra que los salarios, al menos para dos terceras partes de los empleados de la industria de la moda resultan insuficientes para mantener a una familia.

La OSC apuntó además que 1.7 millones de personas ganan menos del costo de dos canastas básicas, por lo que su salario no es suficiente para mantenerse a sí mismos y a otra persona; y que 1.4 millones de personas trabajan sin acceso a servicios de salud, estancias infantiles, ahorro para el retiro, pensiones y demás protecciones del seguro social.

Sin contrato, penden de un hilo

Además, hay otras condiciones de precariedad que contradicen normas de trabajo digno y contribuyen a la indefensión de quienes trabajan en la industria de la moda. 4 de cada 10 personas con trabajo asalariado (42%) carecen de contrato estable, es decir, 791,000 personas viven bajo el riesgo constante de perder su trabajo.

Y casi el total, 94%, carece de afiliación sindical, son 1.7 millones de personas asalariadas, sin condiciones de negociación colectiva y defensa organizada de sus derechos laborales.

Publicidad

Otro factor que, de acuerdo con esta OSC, ha contribuido a la precariedad laboral, es que las remuneraciones representan únicamente 5% del gasto operativo total y 4% de los ingresos totales de las empresas dedicadas a la moda.

También se incluye el gasto que la industria hace en publicidad, la cual “incumple con estándares mínimos en sus condiciones laborales”. La industria de la moda invierte seis veces más en publicidad que en prestaciones laborales. Y cuatro veces más que en reparto de utilidades.

Por ello, lanzaron un llamado a las empresas a dialogar, para pagar un salario suficiente para adquirir, al menos, dos canastas básicas: 8,100 pesos mensuales en montos actuales.

Además, pidieron al gobierno y a las autoridades verificar que el “outsourcing abusivo” haya sido realmente eliminado como manda la reforma legal reciente y llamaron a toda la ciudadanía a ejercer el poder del consumo en forma.

Empresarios: Precariedad se centra en el sector informal

Alejandro Gómez Tamez, presidente Ejecutivo de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato (CiCEG), se pronunció respecto a lo apuntado en dicho informe y se manifestó contra generalizar que toda la industria opera bajo condiciones precarias.

Pues según explicó, de acuerdo con estadísticas oficiales del IMSS, el salario promedio base de cotización en la industria textil es de 10,200 pesos mensuales a abril de este año, mientras que el de la industria del vestido es de 10,000 y en la industria del calzado es de 8,400 ; sueldos que están por encima de los 8,100 pesos que se hace referencia en el estudio.

Por ello, Gómez Téllez destacó la necesidad de diferenciar las condiciones laborales que prevalecen tanto en la industria formal como informal.

Y aunque reconoció, hay áreas de oportunidad que se pueden mejorar en la industria, sobre todo lo que respecta al sector informal, destacó, “estamos abiertos al diálogo y a platicar con esta organización”.

“Hay imprecisiones en el estudio, no se acercaron con nosotros a platicar del tema, pero bueno, no dejamos de reconocer que sin duda hay fábricas que no tienen condiciones adecuadas, pero esas fábricas están en la economía informal”, expresó.

Publicidad

Manuel Espinosa Maurer, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), quien también coincidió con el representante de la Industria del Calzado de Guanajuato, destacó que no hubo un acercamiento previo a la realización de este estudio, pese a que los empresarios tienen interés en este tema.

“No se trata de pelearse, pero sí de complementar ideas que abunden a la percepción que se tiene sobre la industria”, apuntó.

Pues recalcó, estás condiciones laborales deben apuntar principalmente a las industrias que operan desde la informalidad y la ilegalidad.

Y agregó, hay otros factores que afectan a la industria formal que hacen que no se puedan pagar salarios más altos, pues en la actividad de la moda se ve afectada por problemas como el contrabando, la entrada de ropa de paca, así como la organización de tianguis informales.

“Nos gustaría que esta organización se acercara con nosotros y pudieran abordar el problema en su totalidad, no solo en su parte parcial”, puntualizó.

Publicidad
Publicidad