Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una reforma electoral de consenso es posible, asegura experto

Si se juntan las propuestas del gobierno y de la oposición, “si se toman la palabra –en una y en otra parte–, tendremos una reforma”, explica el analista electoral Luis Miguel Carriedo.
mié 11 mayo 2022 10:00 AM
instituto-nacional
Las reformas electorales sobre la mesa modificarían el método de elección de legisladores.

La advertencia del bloque opositor de que “no pasará” la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador se transformó ya en una contrarreforma y, en política, la posibilidad de alcanzar acuerdos siempre es viable, opinó el analista Luis Miguel Carriedo.

“El gobierno puso la reforma sobre la mesa. La oposición empezó diciendo no va a pasar y ahora le contesta con una contrapropuesta. Si se toman la palabra en una y en otra parte, tendremos una reforma de consenso”, dijo a Expansión Política.

Publicidad

La historia

Considerada como un “parteaguas” en la historia de México, Ley Federal de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales de 1977 sentó las bases para la formación del sistema de partidos, pues se reconoció a los partidos políticos como entidades de interés público, permitió el registro condicionado y modificó la composición de la Cámara de Diputados.

“La historia dice que sí es posible, que sí hay posibilidades de construir acuerdos en reformas electorales. No es lo común que sea el gobierno el que la ponga en la mesa en los últimos años, pero la de 1977 la reforma se dio a partir del reclamo de la oposición y la puso sobre la mesa el gobierno; la famosa reforma del 77”, añade el también exasesor del Instituto Federal Electoral (IFE) y su sucesor, Instituto Nacional Electoral (INE).

Ahora, explica, es el gobierno el que pone nuevamente un “saque” amplio sobre la mesa y la oposición le revira con otras propuestas. “Entonces, por lo tiempos veo que hay un escenario complicado, pero no imposible. Esto es, no es imposible llegar acuerdo para una reforma”.

Desde su visión, Morena deberá buscar construir acuerdos. “Creo que deben estar conciencies -y creo que lo están- de que la propuesta de López Obrador no puede pasar en sus términos, pero si puede ser un punto de referencia para construir acuerdos”.

Para licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), es claro que los partidos cuentan con intereses legítimos o no en los temas sobre la mesa. Por ello, “no basta con la voluntad del gobierno y no le alcanzaría ni con todos sus aliados que tiene actualmente (para sacar una reforma electoral), necesita dos terceras partes”.

Además, está claro que cualquier reforma electoral necesita de acuerdos, “si no, no pasa” y los acuerdos no se pueden construir solamente con la propuesta presidencial, asegura

Publicidad

Hacia el 2024

El también premio alemán de periodismo “Walter Reuter”, Luis Miguel Carriedo considera que previo a la contienda presidencial 2024 es vital que cada uno de los contendientes conozca de antemano las reglas del juego, sean nuevas o con las que ya se cuenta.

“Y eso es lo que puede permitir llegar a una reforma que incluya no todas las propuestas del presidente, tampoco las de la oposición o bien, quedarnos con las reglas que tenemos para la contienda presidencial el 2024”, expresó.

-Entonces, ¿lo más deseable es una reforma híbrida, de consenso?

-El arreglo político previo a las competencias es lo mejor. Si todos los que van a participar aceptan las reglas, el proceso tiene legitimidad. Si se imponen las reglas de competencia al otro, obviamente habrá una ilegitimidad de origen cuando se lleve a cabo el proceso.

Al tratarse de reformas constitucionales (18 artículos, según la propuesta de AMLO), se requiere una mayoría calificada del Congreso, esto es, las dos terceras partes y, sobre todo, “amplios consensos” de la oposición.

AMLO pide a la oposición replantear su rechazo a las iniciativas presidenciales

Publicidad

Iniciativa de AMLO

En su iniciativa, López Obrador busca transformar al INE en el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, así como pretender que los consejeros y magistrados electorales sean nombrados mediante voto ciudadano, puntos que le han valido el mayor rechazo del bloque opositor, cuyos dirigentes han refrendado su defensa al órgano autónomo.

Además, la iniciativa del Ejecutivo federal que defenderán los morenistas busca eliminar 200 diputados y 32 senadores; reducir el financiamiento de los partidos políticos y redefiniría el concepto de “propaganda”, medida que permitirá al Gobierno hacer pronunciamientos durante las elecciones.

De acuerdo a López Obrador en esencia su iniciativa de reforma electoral tiene el propósito de garantizar elecciones limpias y libres; la aplicación plena de la democracia para que la ciudadanía elija a sus representantes y se procure la participación de todos los mexicanos.

“Que dejemos atrás de una vez y para siempre, la historia de fraudes. Ese es nuestro propósito. No hay la intención de que se imponga un partido único. Lo que queremos es que haya una auténtica democracia en el país, que se terminen con los fraudes electorales, que sea el pueblo el que elija libremente a sus representantes”, argumentó.

Publicidad

Iniciativa del PAN

En contraste, la iniciativa panista impulsa la segunda vuelta electoral en la contienda presidencial, eliminar la “sobrerrepresentación” en la Cámara de Diputados, además de instaurar elecciones primarias organizadas por el INE el mismo día para todos los partidos.

De acuerdo al blanquiazul, su propuesta establece la nulidad electoral en casos donde participe el crimen organizado, regular las denominadas conferencias “mañaneras” a fin de evitar que el presidente se inmiscuya en las elecciones.

Un punto toral lo constituye sin duda contempla cárcel a los servidores públicos que se refieran a temas político-electorales o violen la veda electoral desde sus encargos públicos; la creación de una “lista B” de diputados plurinominales, cancelar la sobrerrepresentación legislativa y reglas duras contra “el chapulineo”.

“Impulsamos una propuesta electoral que fortalece nuestra democracia, que pone controles al gobierno, logra una correcta representación del mandato popular en la Cámara de Diputados y genera mejores condiciones de gobernabilidad”, resumió el líder nacional panista Marko Cortés.

Ello, contrario a la “propuesta-electoral del gobierno regresiva y autoritaria”, anotó.

Al respecto, el diputado Jorge Romero, detalló que la propuesta de reforma electoral del PAN será presentada formalmente este miércoles en la Comisión Permanente; adelantó que seguramente, se habrá de fusionar con las propuestas electorales del PRI, PRD, Movimiento Ciudadano y, eventualmente, con los partidos del oficialismo (Morena-PT y PVEM).

Alertan expresidentes del IFE

De entrada, tres expresidentes del Instituto Federal Electoral (IFE) advierten el riesgo para la democracia representa la iniciativa de reforma impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ello, dado que “busca mermar la autonomía de las instituciones electorales para alinearlas a la voluntad oficial”, alertó José Woldenberg, expresidente del IFE de 1996-2003.

Luis Carlos Ugalde quien encabezó al IFE de 2003-2007, destacó que la ruta democrática debe ganarse mediante siete batallas: la de la memoria, legalidad, autocontención democrática, presupuesto, nombramiento de consejeros, aceptación de resultados hacia 2024 y pacífica en las calles.

Leonardo Valdés Zurita, extitular del IFE de 2008 a 2013, destacó que pretender acabar con el sistema electoral es una apuesta “temeraria y gravísima”, por ello, se sumó al llamado de las instituciones electorales.

Publicidad
Publicidad