Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reasignación de Presupuesto prioriza megaobras y entrega de recursos

Entre los aspectos aprobados en el PEF destaca el fondear la duplicación de pensiones para adultos mayores en 2024 y terminar Santa Lucía y Dos Bocas en 2022.
lun 15 noviembre 2021 06:30 AM
Ignacio Mier, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, aplaude el resultado de la aprobación del PEF2022.
El presidente instruyó dar prioridad a sus programas y obras.

Las prioridades de gasto en el Presupuesto de Egresos de 2022 quedaron evidenciadas en las reasignaciones aprobadas por la Cámara de Dipiutados, éstas se enfocarán en la entrega directa de programas sociales y en seguir realizando las megaobras del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien así podrá inaugurar el próximo año la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

El gasto neto total previsto en el presupuesto es de 7 billones 88 mil 250 millones 300 mil pesos, 8.6 % superior en términos reales respecto a lo aprobado en el 2021, y las asignaciones de gasto propuestas por el Ejecutivo fueron avaladas casi en sus términos.

Publicidad

Perdedores y ganadores:

Con 273 votos en pro y 214 en contra, la Cámara de Diputados modificó mínimamente, un 0.1%, la propuesta de distribución de gasto enviada por el Ejecutivo y los únicos cambios fueron recortar 8,038 millones de pesos a órganos autónomos (los que resultan los perdedores) y entregar más recursos a programas sociales ya existentes.

Así, el Instituto Nacional Electoral (INE) resultó el gran perdedor del presupuesto 2022, pues le fueron recortados 4,913 millones de pesos, el cuarto ajuste consecutivo a su gasto, lo que a decir del consejero presidente Lorenzo Córdova afectará un eventual ejercicio de revocación de mandato.

El segundo perdedor fue el Poder Judicial, al que se le ajustaron a la baja 3,000 millones de pesos y de acuerdo al ministro presidente, Arturo Zaldívar, se impactará el proyecto de justicia laboral que tiene comprometido para el próximo año.

La bolsa de 8,038 millones de pesos resultante de esos dos recortes se fue a programas sociales de entrega directa. A la Pensión de personas con discapacidad darán 2,000 millones de pesos y a Sembrando vida entregarán 457 millones de pesos.

Para fertilizantes serán 2,700 millones de pesos y 2,580 millones de pesos al programa de vacunación, otros 500 millones a Jóvenes Construyendo el futuro. La única reasignación que no será para entregar apoyos directos fue de 116 millones de pesos al Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Otro ajuste a la baja, aparte del recorte a INE y al Poder Judicial fue al presupuesto de la Cámara de Diputados, que se redujo 125 millones de pesos para quedar en 8,045 millones de pesos. Los 125 millones de pesos fueron reasignados al Senado.

Fuera de esos recortes, y reasignación de gasto correspondiente, no se movió nada más, pese a los foros de Parlamento Abierto y las modificaciones propuestas por las Comisiones de la Cámara de Diputados; en ninguno de los casos se propusieron las reasignaciones realizadas.

Publicidad

Las megaobras

De acuerdo a lo aprobado el gobierno federal tendrá un gasto de inversión total de 982 mil 287 millones de pesos. Pero 140,092 millones de pesos serán para sus obras estratégicas.

Para la Refinería de Dos Bocas, planificada para concluirse y entregarse en 2022, se destinarán 45,000 millones de pesos.

Para el Aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía, que se proyecta inaugurar en marzo próximo, se destinarán 11,000 millones de pesos, a ejercer por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con el fin de construir el plan de conectividad, finalizar las obras y poner en marcha el Aeropuerto, en tanto que 419 millones serán para la empresa creada por la Sedena para la administración del nuevo centro aeroportuario.

La Sedena también contará con 11,031 millones de pesos para la construcción del Aeropuerto Internacional de Tulum, en Quintana Roo, una de las obras para apuntalar el éxito del Tren Maya, que de todos es el proyecto más beneficiado con recursos en 2022, pues tendrá 62,642 millones de pesos.

Otra megaobra beneficiada será el Corredor Interoceánico Istmo de Tehuantepec, para el que se autorizaron 10,000 millones de pesos.

En conjunto esas megaobras se concentrarán en Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco.

Promesas y programas sociales

El presupuesto contempla un gasto social de 450,000 millones de pesos, pero se concentra en los programas de entrega directa de recursos, sin que se haya ordenado la modificación o mejora de las reglas de operación.

El Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores fue el que registró el mayor aumento, dado que el presidente ha planteado la meta de duplicar ese apoyo al final de su sexenio, por lo que aumentó para el año próximo 76.2%, 102,352 millones de pesos.

Tan sólo ese, el programa insignia de la política social del gobierno y para el que se destinarán 238,014 millones de pesos, representa el gasto de varias secretarías, como la de Turismo que tiene 65,000 millones, o la de Salud, con 192,000 millones de pesos.

El Programa Sembrando Vida se proponían 29,446 millones de pesos y al final aumentó otros 457 millones, para quedar en 29,903 mil pesos.

Las pensiones para personas con discapacidad permanente se planeaba fondear con 18,037 millones de pesos y se incrementó 2,000 millones, para quedar en 20,000 millones.

Para jóvenes Construyendo el futuro serán con 21,696 millones, con la ampliación derivada del recorte a autónomos.

En tanto, el programa de apoyos de fertilizantes, que contemplaba 2,500 millones de pesos, aumentó a 5,200 millones, también con dinero recortado a INE y Poder Judicial.

En cuanto al ramo de salud éste tendrá recursos por 47,000 millones de pesos, 27% más.

Destaca el incremento en vacunas, pues se prevé destinar 26,000 millones de pesos para el biológico contra el COVID –incluidos 1,580 millones de pesos ampliados, también gracias al recorte realizado por los diputados a los autónomos– y 4,000 millones de pesos serán para cubrir el resto del cuadro básico.

Publicidad

Seguridad y estados

La seguridad pública fue el gran ausente de la discusión en la Cámara de Diputados. En total quedaron 235,236 millones de pesos –poco menos que para gasto social-, pero concentrados en todas las dependencias del sector seguridad y defensa nacional.

Para la Secretaría de Marina se asignaron 37,750 millones de pesos, a Seguridad y Protección Ciudadana 93,379 pesos y a la Defensa Nacional 104,107 millones de pesos, en tanto que la Guardia Nacional contará con 29,803 millones de pesos.

En contraste, las policías municipales quedaron sólo con 7,988 millones de pesos.

No se restableció el Fondo de Fortalecimiento a la Seguridad Pública (Fortaseg) –desaparecido para este 2021– como demandaron estados y municipios y lo pidieron los partidos de Va por México (PAN, PRI y PRD) además de Movimiento Ciudadano.

Para ellos tampoco se restablecieron el Fondo Metropolitano, el Programa de Desarrollo Regional y programa de infraestructura, para obras de drenaje, alcantarillado, luz, caminos rurales.

Empero, las transferencias federales a las entidades, será de 2 billones 108,869 millones de pesos (incluye recursos para Salud Pública por 77.5 millones de pesos) es decir, los recursos que el gobierno federal transfiere a las entidades federativas y municipios por diferentes conceptos.

Ese gasto federalizado, es decir enviado por la federación a los estados, sí aumenta 4.7 % en términos reales en relación al año en curso.

Las participaciones a los estados, y que dependen de la recaudación de impuestos que se distribuye a las entidades (participable) será de 1,019 millones de pesos, es decir 6.7% más que este 2021.

Las aportaciones a las entidades serán de 890 millones 544,000 pesos, 2.7% más en términos reales y serán para acciones de educación, la salud, la infraestructura social, la seguridad pública.

Empero, de acuerdo a lo aprobado, los subsidios para el sector social y para las entidades federativas y municipios será de 12,176 millones de pesos, una baja de 18.6%.

De acuerdo a los diputados de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde (PVEM), la seguridad estará incorporada en el gasto a Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en tanto que los fondos para obras eran el “fondo para moches” de ahí que no se aceptó revivir ninguno.

En cambio se aprobaron 9,054 millones de pesos para el “Fondo de Desastres Naturales (Fonden) supuestamente en extinción, y 207,500 millones de pesos para el Fondo de Prevención de Desastres naturales (Fopreden).

Publicidad
Publicidad