Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las recientes fallas de la Auditoria Superior ponen en duda su rigor

El ente fiscalizador está en la mira tras rectificar la auditoría sobre la cancelación del AICM; expertos consideran grave el hecho y ponen en duda el profesionalismo del trabajo realizado.
mié 24 febrero 2021 07:13 AM
david colmenares salió a retractarse de la auditoria sobre la cancelacion del aeropuerto internacional de la ciudad de mexico
La ASF debe explicar las inconsistencias detectadas en su informe y las consecuencias, advierten expertos.

En un hecho nunca antes visto, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se retractó de los resultados del informe que reveló el sobrecosto para la cancelación del fallido Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) de Texcoco. De acuerdo con el reporte inicial, era 232% mayor a lo estimado por el gobierno federal, por lo que ascendía a 331,996 millones de pesos, cuando se había estimado en 100,000 mdp.

Esto, a decir de especialistas, debe ser explicado por la ASF, quien debe aclarar las “inconsistencias metodológicas” , luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazara los resultados del informe y señalara que “tiene otros datos”.

Publicidad

“Nunca había sucedido que se retractara, eso es grave en dos sentidos, si existen inconsistencias por qué no fue antes de publicarse, por un lado, se dan la inconsistencias, quién cometió los errores”, dice Dante Preisser, especialista en temas anticorrupción.

El también exfuncionario de la Función Pública cuestiona el hecho de que la ASF fue quien salió a aclarar el tema, cuando generalmente son las instituciones las que lo hacen, lo que dice “habla de cómo las instituciones están tratando de evitar la fricción” en un contexto donde los órganos independientes se han visto criticados.

Tras entregar el tercer informe de la Cuenta Pública 2019, el primer año de López Obrador, el sábado pasado, se revelaron una serie de observaciones a los programas y proyectos prioritarios de la actual administración. Entre ellos, irregularidades en Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida o Dos Bocas.

No obstante, en el caso del informe del aeropuerto, la ASF publicó un comunicado dos días después de que se dio a conocer el supuesto sobrecosto. Esto generó dudas sobre si podía haber otras irregularidades en otros informes y si el órgano constituido por la Cámara de Diputados para fiscalizar el uso del presupuesto público es confiable.

 

“La ASF tiene que dar suficiente confianza, está compuesta por personal calificado, y se encuentra aislado de intenciones políticas. Si hubo un problema, queremos saber en cuáles de las partes y cuál es la responsabilidad”, señala Jorge Alatorre, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.

Añade que es delicado que no se haya revisado sin antes emitir este informe o que hubiera algunas presiones para modificarlo. Alatorre explica que eso deja espacio a la duda y en la revisión de los recursos no debe haberlo.

No debe haber unos datos y otros datos, debe haber LOS datos, debidamente respaldados por un método y por números claramente investigados".

Para él es necesario que la ASF dé más claridad sobre las consecuencias y los pasos que se tomen en ese sentido, a quién le corresponde y qué es lo que van a hacer y las inconsistencias deben solventarse, y en su caso presentarse el descargo de algunas observaciones.

 

Un informe con deficiencias

El tercer informe se publica cada año en febrero, en él se reportan los hallazgos de dos anteriores, pero no son responsabilidades fincadas, pues los entes públicos tienen la oportunidad de solventar lo que pudiera ser un daño al erario y acatar las recomendaciones que hace la Auditoría Superior de la Federación.

Para Muna Buchain, exauditora forense de la ASF, el documento “no tiene ni cara ni cabeza”, además de que se presentó en “opacidad”, un sábado a mediodía, y tiene muchas deficiencias técnicas.

“Es información inconsistente que no presenta datos ni congruencia, en la que no hacen un análisis serio de lo que es una auditoría de desempeño meticulosa. No hay una evaluación seria, los datos no son consistentes, no hubo el rigor técnico apropiado, los datos que presentan no tienen ningún soporte, es un informe hasta visceral”, afirma en entrevista.

Conoce más: “Están mal sus datos”: AMLO acusa a la ASF

Cuestiona el hecho de que se haya hecho una auditoría al desempeño –que no es vinculante– de la cancelación del aeropuerto, y no una revisión pormenorizada. “Son auditorías que carecen de un enfoque que va dirigido a ver un daño patrimonial, sino que son dirigidos a revisar las operaciones, entendidas como eficiencia y eficacia y buscar áreas de mejora o proporcionar información integral de cuál es finalmente la conclusión de un proceso, y en este informe no tenía eso”, comenta.

 

Para la auditora, en la ASF vieron como hecho contundente la información sin hacer una análisis riguroso. “Es importante la objetividad y juicio profesional que derivan de una auditoría, ya sea el cumplimiento con enfoque al desempeño, los resultados no tienen que estar basados en emociones sino en datos que puedan ser verificables y repetibles, son procedimientos científicos que cualquiera que haga una análisis de esos informes pueda llegar a la misma conclusión, situación que aquí no sucede”, sostiene.

Buchain fue quien lideró las auditorías que derivaron en la investigación de la “Estafa Maestra”. Al respecto, señala que tenían documentada la ruta de dinero sin espacio a contradicciones, y eso esperarían en la fiscalización.

Necesitamos mayor credibilidad y generar confianza en la ciudadanía, en el mejor de los casos, la ASF debería ser únicamente generar información que sea inobjetable".

Publicidad
Publicidad