Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La paridad de género, un pendiente en la vida interna de los partidos políticos

Para las legisladoras Martha Tagle, Xóchitl Gálvez y la consejera del INE, Dania Ravel, el pendiente de los partidos políticos es incluir a las mujeres en los espacios en los que se toman decisiones.
mié 30 diciembre 2020 08:14 AM
Text 50/50 written on piece of paper
Legisladoras coinciden en que la democratización de los partidos debe incluir a las mujeres en sus puestos de dirección.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió en días pasados una sentencia que obliga a los partidos políticos a postular a siete mujeres y ocho hombres para las 15 gubernaturas que estarán en juego el próximo año. Esta sentencia representa un paso más hacia la paridad de género en la política, pero esos institutos aún mantienen un pendiente igual de importante: que la democratización de su vida interna las incluya.

En esto coincidieron la diputada federal por Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, la senadora del PAN, Xóchitl Galvez y la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Dania Ravel, durante el encuentro de Expansión Política, "Elecciones 2021: ¿Paridad en riesgo?".

Publicidad

De acuerdo con la consejera y las legisladoras, la democratización de la vida interna de los partidos debe ser la siguiente meta en la lucha por la paridad de género en la política, debido a que representaría caminar más allá de las candidaturas paritarias, pues desde esos espacios se toman decisiones trascendentes en la vida pública.

La siguiente meta de nuestra lucha es democratizar la vida interna de los partidos políticos y hacer que haya cada vez más mujeres al frente con esta conciencia de generar condiciones igualitarias".
Martha Tagle, diputada federal.

En su participación, Tagle reconoció los avances en materia de paridad de género en la política, los cuales ha visto en la Cámara de Diputados –hoy integrada por 243 mujeres y 256 hombres–, pero señala que el “nudo gordiano” está en las dirigencias de los partidos políticos, desde donde se palomea a quienes integrarán la Junta de Coordinación Política, que al final decide la agenda de temas que el Congreso de la Unión tomará en cuenta.

“Tiene que ver directamente con las dirigencias partidistas... incluso atender todo el tema de los presupuestos equitativos, la violencia política, (todo esto) tiene que cambiar y eso implica democratizar la vida interna de los partidos políticos”, expresó la diputada.

Publicidad

La senadora Xóchitl Gálvez también coincidió en la relevancia de que la democratización de los partidos llegue con “dirigencias femeninas” y al mismo tiempo señalar la violencia política sin reservas.

“En el tema de violencia política, yo creo que hay que exhibirla, creo que es mejor equivocarte y que te digan no es violencia política a callarlo, esto en lo que vamos precisando lo que sí se puede considerar como violencia política y lo que es violencia, que tampoco debe existir”, sostuvo Xóchitl Gálvez.

En tanto la consejera del INE, Dania Ravel, consideró como una buena noticia que la Sala Superior del TEPJF ya haya emitido criterios como ordenar al PT y al PRI a tener hombres y mujeres en sus órganos internos, pues se revierte la idea de que en la vida de los partidos políticos no puede haber ni una mínima intervención por parte de las autoridades para obligarlos a caminar hacia la paridad de género, cuya “esencia”, señaló, es que el poder público se tiene que compartir entre hombres y mujeres por igual.

Resaltó que en este tema está de por medio el cumplimento de los derechos humanos por parte de los partidos políticos.

“Eso va abriendo brecha para que nos demos cuenta de que los partidos políticos, en su interior, también tienen que cumplir con el derecho de las mujeres a poder tomar parte de las decisiones importantes”, dijo la consejera.

Publicidad

La investigadora de la Universidad Panamericana, Fernanda Vidal, recordó que la lucha por la paridad de género en la vida política de México comenzó a finales del siglo XXI y que ha avanzado debido a que se introdujeron sanciones para que los partidos políticos cumplan.

“Son múltiples mecanismos que tiene el sistema que supuestamente están organizándose para alcanzar lo que tenemos el día de hoy: una paridad. Estamos hablando de un proceso que ha sido completamente paulatino y progresivo, lo vimos primero a nivel federal, vimos que se pudo y entonces comenzamos a cuestionarnos qué está pasando en los estados”, comentó la investigadora en el encuentro.

Es importante no dejar de pensar que la paridad podría funcionar retirando las sanciones y este tipo de mecanismos que nos obligan a cumplir".
Fernanda Vidal, investigadora de la Universidad Panamericana.

La investigadora recalcó la importancia de mantener estas sanciones, pues “históricamente hemos podido observar que los partidos han utilizado las normas y las han adecuado encontrando vacíos como para poder intentar saltarse las propias leyes”.

“Hemos tenido momentos en la historia de nuestro país en donde dejar la determinación de alcanzar la paridad en manos de los partidos políticos ha sido contraproducente”, puntualizó.

Publicidad

Xóchitl Gálvez señaló que en el fondo ninguno de los partidos acepta la paridad y “en lo que hay que trabajar es en que ahora muchas mujeres aspiren y llenen esos espacios para que realmente podemos hacer trabajos de talento, de capacidad y no nos digan qué es porque nos dieron siete gubernaturas”.

En tanto, Martha Tagle coincidió en que las resistencias contra la paridad de género se dan en todos los partidos aunque “unos lo hacen abiertamente y otros cuidándose más”.

“Todos los partidos se pronuncian a cada rato a favor de la igualdad pero por debajo de la mesa están las patadas todo el tiempo y eso hay que decirlo y hay que reconocerlo, y en la medida que nos disputamos espacios de poder real, las resistencias se hacen más fuertes y las gubernaturas, son espacios de poder real”, recalcó.

La diputada emecista señaló que esta oposición deriva de que los hombres sienten que las mujeres les quitan espacios de los que se consideran dueños, cuando en realidad “no son ni de ellos ni de nosotras, son de la ciudadanía y la ciudadanía es la que tiene que decidir quién ocupa esas sillas”.

“La paridad ya no es una cuota, la paridad es un reconocimiento que tenemos las mujeres de participar en igualdad... la presencia pública de las mujeres ya no tiene vuelta atrás y por eso es muy importante que cada vez se escuchen más las voces de mujeres empoderadas”, puntualizó.

Publicidad
Publicidad