Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Investigadores estiman que México tenga 151,000 contagios a mediados de agosto

Un modelo desarrollado por dos académicos de la UAM prevé que el índice de contagios alcance su pico en mayo y que para ese momento haya 55,000 enfermos.
lun 13 abril 2020 08:35 PM
coronavirus en mexico
Los especialistas de la UAM señalaron que su modelo de análisis de la trayectoria epidemiológica busca servir para que el país esté preparado y evitar que se colapse el sistema de salud.

El mayor índice de contagios del coronavirus COVID-19 en México podría registrarse a mediados de mayo y el país podría acumular un total de 151,774 casos confirmados para mediados de agosto, de acuerdo con una proyección de dos investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Después de esa fecha, si México tiene las condiciones adecuadas, la curva del virus comenzaría a descender.

Estas estimaciones de los académicos Roberto Gutiérrez Rodríguez y Marco Antonio Pérez forman parte de su modelo sobre la posible trayectoria de la curva epidemiológica, referida en exclusiva a los afectados.

Estos son los principales hallazgos del modelo, los cuales fueron difundidos este lunes por la UAM:

1. A mediados de mayo, el país tendría su índice más alto de contagios y un total de 55,836 enfermos.

2. Para el día 200 de la epidemia en México (a mediados de agosto, 6.6 meses después de la primera transmisión), el número de casos podría ascender a 151,774.

3. Después de ese punto, si las condiciones de sanidad y el ambiente internacional lo permiten, comenzaría el descenso en el número de infectados.

El análisis estadístico de este modelo, según la UAM, se llevó a cabo a partir de los registros de los hospitales públicos y privados que atienen a pacientes con coronavirus, consolidados por la Secretaría de Salud entre el 28 de febrero y el 8 de abril.

Te puede interesar: El principio de “vidas-por-completarse” será un factor para atender coronavirus

Los investigadores refirieron que, aunque la tasa de crecimiento del número de infectados por COVID-19 es alta, todavía no alcanza el nivel exponencial que muchos observadores habían pronosticado, lo que contribuye a que no se sature el sistema de salud.

Los doctores en Estudios Sociales por la UAM reconocieron dificultades para pronosticar el comportamiento futuro de la enfermedad en México, pues no es lineal y los valores de los parámetros cambian constantemente y dependen de las medidas básicas de prevención:

  • Distanciamiento social.
  • Aseo constante de las manos.
  • El estornudo de etiqueta.
  • Reuniones con muy limitado número de personas.

¿Qué hay del Modelo Centinela?

De acuerdo con los expertos de la UAM, si se utilizara el factor de expansión del Modelo Centinela aplicado por la Secretaría de Salud, sería necesario multiplicar el número oficial reportado por un escalar con valor de 8.3367.

Publicidad

"Si el total es válido para todas las entidades del país, las cantidades reales hasta el pasado 8 de abril no serían de 3,181, sino de 26,519, pero usar dicha cifra modificaría todos los cálculos, por ejemplo, perdería sentido la tasa de letalidad, ya que bajaría de 5.47 a 0.66%", expusieron.

Asimismo, señalaron que, en números aproximados difundidos por el sector salud, el 80% de la población se contagia sin desarrollar el padecimiento; 15% desarrolla síntomas y enferma; 5% requiere hospitalización y, de este último porcentaje, 3% fallece.

En el desarrollo del modelo de la UAM se analizó el comportamiento del virus de forma que se pudiera prever no solo la velocidad de transmisión sino también el desplazamiento de la curva.

Recomendamos: Afiliados de IMSS e ISSSTE podrán atenderse en hospitales privados

¿Por qué es importante prever este crecimiento?

"La principal preocupación es que los hospitales se saturen cuando lleguemos a la etapa de crecimiento elevado de la dispersión, que está próxima, de acuerdo con el modelo, que permite conocer cuántos individuos van a contraer el padecimiento en el corto y el mediano plazos para que las instituciones preparen suficientes espacios de atención", dijo Gutiérrez Rodríguez.

En este sentido, manifestó que las autoridades deben prever:

  • Paquetes preventivos.
  • Capacidad para hacer pruebas.
  • Camas de cuidados intensivos.
  • Ventiladores y monitores.
  • Personal médico suficiente.
  • Sanidad de las instalaciones.
  • Disponibilidad de medicinas y equipo.

"Esta información es importante para determinar la velocidad de crecimiento del COVID-19 en la sociedad, pero hay que estar conscientes de que tiende a cambiar casi a diario y eso dificulta la capacidad del proyectista para ofrecer cifras que no se desvíen de las observadas, sobre todo en el mediano y largo plazos", concluyeron.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad