Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pueblos rechazan posible consulta a mano alzada para el gasoducto Tuxpan-Tula

Pueblos originarios de Puebla e Hidalgo consideraron que un ejercicio de ese tipo sería "una gran burla". Por ello, llamaron al presidente López Obrador a decir no a este proyecto.
vie 03 enero 2020 02:09 PM
Personas co
El presidente ha dicho que las obras de infraestructura no serán realizadas sin el aval de los pueblos indígenas cuyos territorios se vean afectados.

Previo a la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo rechazó una posible consulta a mano alzada para aprobar la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula.

A través de un comunicado, el consejo pidió al mandatario no apoyar el proyecto.

"Con su llegada, señor presidente, a nuestras tierras, le solicitamos no apoyar los proyectos de muerte, ni el despojo de nuestro territorio, los desplazamientos de pueblos, el envenenamiento de la tierra, el agua y el aire, y con ello la aparición de nuevas enfermedades como el cáncer, la insuficiencia renal, las malformaciones congénitas, la diabetes, la hipertensión, la violencia, los feminicidios y muchos males más que están presentes hoy y que se agravarán más mañana", se lee en la comunicación dirigida a López Obrador.

Publicidad

Los representantes de las comunidades indígenas advirtieron que sería "una gran burla" realizar una consulta a mano alzada para avalar el proyecto.

"Nos parecería una gran burla a nuestra dignidad como pueblos indígenas que pretenda hacer una consulta a mano alzada sobre el gasoducto y los proyectos de muerte en la región. No permitiremos una burla así. No queremos ningún tipo de consulta, porque nuestra vida no tienen precio", señalaron.

También aseguraron que, durante los últimos años, las amenazas para construir este tipo de proyectos son una constante pues, acusaron, el modelo neoliberal aún sigue vigente.

"De unos años a la fecha, la Sierra Norte del estado se ha visto amenazada con los llamados proyectos de muerte: fracking, minería a cielo abierto, hidroeléctricas, gasoductos, granjas porcícolas, piratería de nuestras artesanías y saberes locales, biopiratería, contaminación de ríos y arroyos, privatización del agua, entre otros muchos males, legados del modelo neoliberal y sus reformas estructurales, en particular, la reforma energética de Enrique Peña Nieto y su modelo que continúan hasta hoy", dijeron.

Publicidad

Dentro de ese contexto, aseguraron que los pueblos originarios seguirán defendiendo el territorio.

"Ante esta amenaza a nuestro territorio y bienes comunes, los pueblos naguas otomíes, totonacos y tepehuas de los municipios de Tenango de Doria y Huehuetla, en el estado de Hidalgo, así como de Honey, Pahuatlán y Tlacuilotepec, en el estado de Puebla, nos hemos organizado para emprender un proceso colectivo de defensa del territorio frente a la amenaza de despojo y muerte que representa el gasoducto de Tuxpan-Tula", concluyeron.

Incluso desde antes de asumir el poder, el presidente López Obrador ha asegurado que los proyectos de obra pública que defienda su gobierno respetarán a los pueblos indígenas. El mandatario rechaza que planes como el del Tren Maya vayan a imponerse o a afectar a estas comunidades.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad