Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un tribunal federal ordena detener a Mario Marín y a Kamel Nacif

El exgobernador priista y el empresario textilero son señalados de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, en 2005. También se ordena el arresto de exfuncionarios y de otras personas.
Mario Marín y Kamel Nacif
Los señalados. En 2006, ambos hombres protagonizaron un 'audioescándalo' luego de que se dio a conocer una llamada telefónica en la que hablan de actuar contra Cacho. En esa conversación, Nacif se refería a Marín como "góber precioso".

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Un tribunal unitario emitió órdenes de aprehensión contra el exgobernador priista de Puebla Mario Marín y el empresario textilero Kamel Nacif Borge, señalados del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

El 11 de abril, la titular del Primer Tribunal Unitario de Cancún, Quintana Roo, María Elena Suárez Préstamo, también ordenó la captura de Hugo Adolfo Karam Beltrán, exjefe de la Policía Judicial de Puebla, y de Juan Sánchez Moreno, exdirector de Mandamientos Judiciales del estado, así como de otras personas.

Recomendamos: Mario Marín sale de las sombras y dice que caso Lydia Cacho “ya debe olvidarse”

Para librar las órdenes de arresto, la magistrada revocó la decisión del Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo, a cargo de Gerardo Vázquez Morales, quien en noviembre negó proceder contra los implicados.

Ahora, la Fiscalía General de la República (FGR) deberá iniciar la búsqueda de estas personas.

Por tratarse de un delito grave, ningún involucrado podrá suspender la orden de aprehensión con un amparo ni tendrá derecho a libertad provisional.

Publicidad
Mario Marín
Mario Marín. El priista entregó el poder en 2011 al panista Rafael Moreno Valle. Desde entonces, se ha mantenido alejado de actos públicos. Apenas este año, participó en actividades del nuevo candidato a gobernador del PRI, Alberto Jiménez Merino, de quien es cercano.

Estas órdenes se giran a 13 años de que Cacho fuera detenida arbitrariamente en Cancún, Quintana Roo, por la policía de Puebla. Entonces se le acusaba de difamar y calumniar al empresario Nacif en su libro Los demonios del edén, en el que documentó la operación de una red de pederastia.

La periodista fue víctima de tortura por parte de los policías que la trasladaron vía terrestre al estado de Puebla. Así lo acreditó la propia ONU, por lo que el Estado mexicano ofreció a Cacho disculpas públicas en enero pasado.

Lee: El Estado mexicano se disculpa con Lydia Cacho

Tras la detención arbitraria de Cacho en 2005, se relevó una conversación telefónica entre Nacif y Marín en la que ambos hablaban de actuar contra Cacho por sus investigaciones periodísticas. Desde entonces, Marín es conocido como “góber precioso”, por la forma en la que Nacif se refería a él.

La versión sobre la orden de aprehensión contra estos hombres comenzó a circular desde el fin de semana, luego de que el columnista poblano Mario Alberto Mejía la difundió. Apenas este lunes, el PRI de Puebla rechazó que el exgobernador sea responsable del delito que se le atribuye y alegó que los señalamientos son un intento por perjudicar a su candidato al gobierno poblano, Alberto Jiménez Merino.

Con información de Notimex.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad