Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mario Marín sale de las sombras y dice que caso Lydia Cacho “ya debe olvidarse”

El exgobernador priista de Puebla, quien se ha mantenido alejado de la vida pública, acudió al arranque de campaña del candidato a gobernador y dijo que este caso es "un asunto juzgado".
Mario Marín
El exgobernador. Mario Marín (tercero de izquierda a derecha) fue el último gobernador que el PRI tuvo en Puebla.

PUEBLA, Puebla (ADNPolítico).- Ocho años después de haber terminado su gobierno en Puebla y alejarse de la vida pública, el exgobernador Mario Marín reapareció este domingo y, en un primer encuentro con la prensa, aseguró que el caso de la periodista Lydia Cacho “es un asunto juzgado” que “ya debe olvidarse”.

Marín fue abordado por reporteros a su llegada al acto de inicio de campaña del candidato del PRI a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino, en San Andrés Azumiatla, una localidad al sur de la ciudad de Puebla.

Ahí, tras ser cuestionado sobre este caso que lo puso en la mira hace más de 10 años, aseguró: “Ya es un asunto juzgado, desde el 2008 la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos exoneró, después de dos años de investigación; de tal manera, creo que ese asunto ya debe olvidarse. Ya es cosa juzgada. Yo no creo que afecte la campaña del candidato”.

Marín es conocido popularmente como “góber precioso”, luego de que en 2006, cuando era gobernador, se difundió una conversación telefónica entre él y el empresario mezclillero Kamel Nacif, en la que ambos hablan de actuar en contra de Cacho, en represalia por sus investigaciones periodísticas.

Publicidad

Cacho había sido detenida en Cancún, Quintana Roo, en 2005, por una denuncia que Nacif presentó en su contra por nombrarlo en su libro Los demonios del Edén, en el que se le involucra en una red de pederastas.

Recomendamos: México se disculpa con Lydia Cacho, quien exige justicia para víctimas de abusos

Aunque Marín fue exonerado en 2008, su imagen quedó manchada y, tras la llegada del panista Rafael Moreno Valle al gobierno estatal en 2011, se alejó de actos públicos.

La primera vez que el exgobernador acompañó a Jiménez Merino fue el 15 de marzo pasado, cuando este último fue designado candidato; sin embargo, en esa ocasión evitó responder preguntas de la prensa.

Este domingo sí habló con reporteros y, además del caso de Lydia Cacho, habló de la actual elección local, en la que confió en que el PRI se recupere.

“Hoy arrancan las campañas. Hoy es una nueva esperanza para todos los poblanos, ¿verdad? Queremos que las campañas sean pacíficas. Que no haya enfrentamientos, porque la gente ya está cansada de tanta división, de tanto encono”, dijo, y aseguró que “la campaña no está decidida”, a pesar de que las encuestas marcan como favorito al morenista Miguel Barbosa.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad