Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sin intermediarios ni efectivo, la estrategia de AMLO para dar apoyos a pobres

El objetivo es que no haya intermediarios, pero tampoco dinero en efectivo. El problema: solo 65% de las cabeceras municipales tiene bancos y apenas 39% de los mexicanos tiene cuenta bancaria.
vie 31 agosto 2018 04:00 PM
Tarjetas
Ni intermediarios ni efectivo. Un reto del gobierno de López Obrador es entregar los apoyos sociales directamente a los beneficiarios en un país donde solo 39% de la población tiene cuentas bancarias.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El presidente electo Andrés Manuel López Obrador diseña una estrategia para entregar los apoyos de los programas sociales directamente a cada beneficiario de su administración, cuyo reto es terminar con los intermediarios y el manejo de dinero en efectivo.

Sin adelantar en qué consiste su plan, López Obrador afirmó que solo en el 65% de las cabeceras municipales de México existen sucursales bancarias, lo que complicará hacer llegar los apoyos mediante transferencias a adultos mayores, estudiantes de escasos recursos y discapacitados que viven en comunidades alejadas.

Recomendamos: Solo 10% de los programas sociales funciona en México, según un reporte de Gesoc

"Los técnicos dicen que no hay inclusión financiera. Solo el 65% de las cabeceras municipales hay una sucursal bancaria. Entonces, se está planeando una estrategia de entrega de fondos de manera directa para que no haya intermediarios y no se use dinero en efectivo, que no haya traslado de dinero en efectivo", anunció este viernes en conferencia de prensa.

Este panorama, reconoció, no solo implica dificultades para transferir los apoyos a residentes de comunidades alejadas, sino que obliga a estas personas a buscar un cajero automático cerca.

"Siempre hemos hablado de que desgraciadamente este es un atraso y eso lo vamos a resolver. Solo el 25% del territorio nacional tiene comunicación con Internet y la gente más pobre, marginada, vive sin estos servicios", indicó.

Publicidad

Según Ana Laura Martínez, consultora del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), solo 39% de los mexicanos tiene una cuenta bancaria en México, en contraste con el 51% o hasta el doble en países con un nivel similar de desarrollo en América Latina.

"Es muy importante que se considere esta propuesta de la inclusión financiera porque así se resolverían muchos problemas, como los asaltos o el desvío de recursos destinados a los más pobres", dijo Martínez a ADNPolítico.

Te puede interesar: Banco Mundial sugiere usar celulares en la lucha contra la pobreza

Sin embargo, puntualizó, la inclusión financiera debe ir acompañada de otras estrategias, como la de contar con un padrón único de beneficiarios.

La intensión de López Obrador es entregar 1,245 pesos a adultos mayores; 3,600 pesos a jóvenes que no estudian ni trabajan a cambio de capacitarse para un empleo y becas de 2,400 a 3,000 pesos estudiantes de bachillerato y universidad, entre otros beneficios, a partir de enero de 2019 y a través de la Secretaría del Bienestar (actualmente Desarrollo Social).

La inclusión financiera, considera la especialista del IMCO, debe ser parte de las carencias que mide el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su análisis de pobreza.

Ya en otras ocasiones, Ana Laura Martínez ha advertido que el reto no solo es la bancarización de la población, sino también el desarrollo de infraestructura junto con los bancos, que se refleje en la adecuación y construcción de sucursales.

Conoce más: Adiós a Diconsa y Liconsa; hola, Segalmex

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad